Como recuperar los niveles naturales de testosterona

Publicado el 17 octubre, 2009 | Health

Ingerir sustancias anabólicas ayudan al crecimiento muscular, pero se debe tener conocimiento sobre los ciclos de recuperación de niveles de testosteronas

Mucho se habla de ciclo de sustancias anabólicos androgénicos. Al final de las discusiones se puede resaltar que las personas que utilizan estas sustancias normalmente poseen más masa muscular comparadas con las que no la utilizan. Un ciclo para recuperación de la producción de los niveles naturales de testosterona es normalmente recomendado para quien culmina un ciclo de anabólicos de característica bien androgénica, como aquellos con testosterona acuosa, o testosterona en otras formas.

Estrategias

Algunas estrategias pueden surtir efecto recuperativo bastante expresivo, mismo entre aquellos que usaron muchas sustancias androgénicas. Existe todavía, una tendencia natural de que la recuperación se vuelve cada vez más difícil, en la medida en que la persona avanza su edad. La única forma de averiguar precisamente ese hecho, bien como precisar la dosificación, es con la realización de un examen sanguíneo específico, y con la prescripción de un médico que entiende del tema.

En condiciones normales, tras un ciclo pesado, se realiza el restablecimiento de la producción natural de testosterona, sin el uso de sustancias extras. Sin embargo, este proceso podrá ser lento, imposibilitando un próximo ciclo a corto plazo. Recordemos que las personas poco pacientes y algunos atletas competitivos no disponen – o no desean – dar mucho tiempo al intervalo entre ciclos. 

Es bueno recordar que, durante el uso de anabólicos androgénicos, ocurre una tendencia de aumento de la libido, es decir, el usuario podrá codiciar hasta la gallina del terrero o el agujero de la pared. Pero, al cesar el uso, con la caída de los niveles de testosterona, un efecto reverso es común. El individuo podrá pasar por momentos difíciles con la novia, esposa, amante, etc. Por lo tanto, es conveniente tomar en serio el ciclo recuperativo, a no ser que se tenga un monte de viagra en el bolsillo. Nada como hilarse a las condiciones biológicas naturales, al menos en ese caso.

La restitución de los niveles naturales de testosterona a corto plazo, también es útil para minimizar la pérdida de la masa y fuerza muscular, evitar síntomas de depresión, acumulación de grasa corporal y restitución de la libido, porque son esos los indeseables síntomas experimentados por los desavisados y descuidados.

Como se realiza el ciclo de recuperación

Irá a depender de la media vida de la última o de las últimas sustancias administradas. Si fuere sustancias fuertes, se inicia el ciclo de 3 a 4 semanas tras la última aplicación, pues la testosterona exógena todavía estará actuando, creando un efecto inhibitorio por su acción de supresión de las hormonas gonadotrópicas. Si fuere una sustancia como el propionato de testosterona, pocos días tras la última aplicación podrán ser suficientes para iniciar tal ciclo. Si fuere una sustancia oral, al día siguiente se puede poner en marcha la utilización de ese recurso recuperativo, desde que no haya la acción de una otra sustancia de duración más larga combinada.

La sustancia primaria a ser utilizada tras ciclos largos y con sustancias más androgénicas es el HCG, pues está vinculada a la restauración de la atrofia testicular sufrida por el uso de anabólicos muy androgénicas. Esta es una sustancia que provoca la fertilización (ovulación) en mujeres con dificultad para quedar embarazada. El HCG es elaborado a partir de la purificación de la orina de mujeres embarazadas, que naturalmente es rica en esa hormona. Ya que no es una hormona masculina, acaba por imitar el LH (Hormona Luteinizante), que es un estimulador de la producción de testosterona presente en el organismo.

Las sustancias antiestrogénicas como el Clomid (citrato de clomifeno) y el Nolvadex (citrato de tamoxifeno), funcionan como auxiliares para el restablecimiento y mantención de los niveles de LH, que está directamente relacionada con la vuelta progresiva en la producción natural de testosterona, combatiendo así, la acción supresora de los estrógenos. Pero el principal es reanudar de las funciones normales de los testículos. Por ello, no vemos utilidad en usar solamente anti-estrógenos tras ciclos pesados y más largos, cuando el objetivo es restablecer la producción normal y natural de testosterona.

Para las mujeres

Es conveniente relatar que las mujeres que tienen ciclos de anabólicos androgénicos, no utilizan ningún medio para restitución de los niveles naturales de testosterona, pues producen cerca de 10 a 14 veces menos testosterona que el hombre, siendo que esta no adviene de los testículos, mismo porque mujeres no los poseen. Esa hormona por las mujeres es producido por el ovario. Tras ciclos cortos o medianos, con sustancias más ligeras, solamente la utilización de anti-estrógenos parece auxiliar a reanudar la producción de testosterona. En ese caso, el uso de citrato de clomifeno parece hacer la mágica reseta. Pero la única forma de averiguar es con el examen sanguíneo específico y el análisis de un médico experto.

Conclusiones

En verdad, la mayor parte de individuos que hacen uso de anabólicos androgénicos, deberían realizar un entrenamiento serio y dieta equilibrada y no hacer ciclo de sustancias intermedias algunas. De entre estos inconcientes, es común no tener un debido intervalo entre los ciclos, lo que no permite la debida restauración de los niveles naturales de testosterona, resaltando las tachaduras de posibles efectos colaterales. Lo mismo, atraviesan por intervalos tan cortos sin tener el conocimiento adecuado de como usar las sustancias para crecer.

Artículos relacionados:

Deja un comentario