Algunas estrategias dietéticas para aliviar el estrés

Publicado el 20 octubre, 2014 | Health

Combinando algo de ejercicios, un buen sueño y una nutrición adecuada quebraríamos cualquier situación nerviosa

No importa cuánto te esfuerces, siempre el estrés está ahi cerca, ya sea en la casa o en el trabajo, e inclusive cuando quieres relajarte entre amigos; la mayoría de nosotros vivimos con un poco de estrés, pero el exceso puede aumentar el riesgo de depresión, o acarrear alguna enfermedad cardíaca o inclusive la muerte en los casos más severos, pero también es perjudicial para los objetivos dentro de la práctica deportiva y el levantamiento de pesas, pues aumenta el nivel de cortisol, que incrementa el riesgo de romper el tejido muscular magro, que se consigue con trabajo duro.

Para combatir esto, y manejar el estrés, no siempre se tiene el tiempo o el dinero para recibir constantes masajes, disfrutar de la naturaleza o los viajes de placer, entonces se deben usar ciertas estrategias como tomar un baño caliente, escribir en un diario, socializar entre amigos, jugar juegos de vídeo, y por supuesto, lo mejor de todo, salir a hacer ejercicios.

Pero lo interesante es cuadrar todo, usando algunos alimentos y suplementos que influyen sobre el estrés; una buena comida proporciona los nutrientes esenciales que pueden aliviarlo y mantener los niveles de azúcar estables, inhibiendo a los inductores del nerviosismo.

El triptófano

La siesta después de la cena es un sello distintivo de Acción de Gracias; quedarse dormido después de la cena de pavo tiene poco que ver con lo emocionante que es el partido de fútbol; esto pasa porque el pavo es una poderosa fuente del aminoácido triptófano, que tiene efectos poderosos de relajación en el cuerpo, ya que cuando entra al organismo, se quiebra y se convierte primero a serotonina, que produce efectos benéficos en la mente y en el cuerpo. Después se convierte a melatonina, que produce somnolencia.

Además de pavo, otros alimentos ricos en triptófano son la pechuga de pollo, el atún, lo frijoles de soja, la carne de res, cordero, camarones y salmón.

El Calcio

Las personas pasan por alto las conexiones mente-cuerpo del estrés; si se hace hincapié en la mente, es probable que se sienta los síntomas físicos, pues si el cuerpo está estresado, la mente probablemente lo sufrirá.

El calcio promueve un fuerte crecimiento óseo, y también es importante para la relajación muscular, debido a que la mente y el cuerpo están conectados, y los músculos relajados pueden ayudar a relajar la mente; Si una persona a menudo está tensa debido a los altos niveles de estrés, el consumo de calcio puede ayudar a relajar los músculos. 

El Té de Manzanilla

Esa taza de café de la mañana es una parte importante del día, pues la dosis de cafeína ayuda a sentir el cuerpo lleno de energía, ganar un poco de claridad mental y mejorar la concentración, pero, tan pronto como la cafeína desaparece, puede que la mente se encuentre en medio de la niebla y aturdida.  

En lugar del café, se puede considerar tomar una taza de té de manzanilla, que mantiene un estado de relajación; cada vez que aparece el estrés es ideal probar un té de manzanilla, que relaja los músculos y ayuda a la digestión.

El Pescado Graso

Para aliviar el estrés, algunas personas cogen una caña de pescar y van al río o al mar; en fin, comer pescado ayuda definitivamente a controlar el estrés, porque los pescados grasos como el salmón y la caballa ayudan a bajar los niveles de cortisol elevados durante situaciones estresantes.

Además, la proteína de estos pescados puede ser una gran manera de ayudar a mantener los niveles de azúcar en la sangre y llevarlos al rango normal, reduciendo aún más el estrés físico y ayudando a la reparación del tejido muscular averiado. 

Otros alimentos ricos en grasas esenciales incluyen nueces, semillas de lino y las sardinas. 

El Magnesio

Cuando el cuerpo está bajo situación de estrés, los niveles de magnesio tienden a ser menores; en un estudio publicado en revistas especializadas, los investigadores observaron que atletas de competición que tomaron magnesio durante 4 semanas experimentaron niveles de cortisol más bajos que aquellos que no lo hicieron en el mismo período.

Los alimentos ricos en magnesio son frijoles, brócolis, halibut, nueces, vieiras, espinacas y tofu. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *