¿ Es importante tener en cuenta los estándares de fuerza ?

Publicado el 20 julio, 2018 | Workout

Has escuchado a muchos entrenadores y entrenadores hablar sobre los estándares de fuerza; por ejemplo, dirán que todos deberían poder bajar 2.5 veces de su peso corporal o hacer una sentadilla con doble peso corporal. Esto está bien para algunos atletas de fuerza, olímpicos o culturistas de competición, pero no para todos.

Los indicadores de fuerza, ¿ quien genera los estándares ?

Todo el mundo habla sobre los beneficios del entrenamiento de la fuerza, y por supuesto hay muchos, pero nadie habla sobre las desventajas. No podemos seguir actuando como si no existiera un daño colateral al levantar constantemente pesas más pesadas y más pesadas, o que nuestras articulaciones y tejido conectivo no sufran inconvenientes funcionales al manejar tales cargas especialmente para aquellos que son realmente fuertes.

Todos somos productos de nuestros entornos, al menos hasta cierto punto; los creadores de estos estándares de fuerza no podrían haber soñado estos indicadores sin haber trabajado con (o haber sido) miembros de la multitud de competidores de élite en una disciplina determinada, por tanto puede tener prejuicios o hipótesis totalmente discordantes con los escenarios relacionados a la gente común.

Hay beneficios directos para los jugadores de algunas disciplinas deportivas, ​​los levantadores de pesas, los levantadores de pesas olímpicos o los atletas de fuerza al luchar por esos indicadores, pero hay una desconexión cuando tomamos sus estándares de fuerza y ​​tratamos de aplicarlo a cualquiera que tiene un nivel intermedio o es un principiante.

A veces entrenar bajo estándares de fuerza, simplemente no funciona

Un atleta con los fémures y brazos más largos imaginables puede no estar formado como cualquier levantador de élite de ninguna disciplina (levantador de pesas, atleta de fuerza u olímpico). En otras palabras, es un “ejemplo primo” de como una sentadilla o peso muerto con doble peso corporal es mucho más exigente para alguien que tiene que desarrollar una distancia mucho mayor con muchas más compensaciones corporales para lograr una trayectoria de barra recta.

Esa es la razón por la cual la mayoría de los titanes de CrossFit tienen menos de 1,82 cms y tienen longitudes de palanca promedio; el trabajo es producto de la fuerza y ​​la distancia, y ambos factores son enormes cuando se compite contra el reloj. Aquí hay un escenario;

  • Se compara el rendimiento de un chaval alto de 1,90 cms y un chico bajo y rechoncho de 1,65 cms que se ponen en cuclillas, uno al lado del otro.
  • El alto empezará levantando 150 kg para sus series de 10 repeticiones, mientras. el más bajo lo está mejorando con 180 kg por las mismas repeticiones.

Lo que pasa que el chaval alto tiene que viajar 75 cms en cada dirección para realizar una repetición, mientras el más bajo solo tiene que moverse 45 cms. Al final de la serie, el chaval alto habría levantado 1500 kg, pero habría recorrido 750 cms, mientras el bajo habría levantado 1800 kg y recorrido un poco más de la mitad; suena una comparación dramática, pero es sorprendentemente realista.

Con la diferencia entre estas demandas, ¿quién crees que alcanzaría primero un estándar de sentadillas con doble peso corporal o con menos dificultades?… el punto es este: si no estás construido esqueléticamente para levantar objetos, tendrás más frustración al alcanzar estándares genéricos dentro del entrenamiento. Ninguno de los estándares de fuerza ha tomado en consideración la antropometría del individuo, y ya es hora de que alguien lo diga.

La fuerza relativa vs la fuerza absoluta

Los estándares de fuerza también caen en picado cuando no tienen en cuenta estos factores;

  • La fuerza relativa se relaciona con que tan fuerte se és para un tamaño determinado.
  • La fuerza absoluta se refiere a la cantidad máxima de fuerza que se puede ejercer, independientemente del tamaño.

Por ejemplo, una persona que pesa 65 kg y puede hacer 30 flexiones tiene una gran fuerza relativa, pero cuando esa misma persona se pone en cuclillas con su peso corporal, tiene poca fuerza absoluta. Con esto en mente, vale la pena recordar que no existe una correlación lineal entre el peso de un atleta y la cantidad de fuerza que puede producir. La analogía de “masa de movimientos masivos” es verdadera, pero solo hasta que no lo sea.

Un debilucho de 65 kg claramente podría tirar o empujar más si pesaba 90 kg, pero su tasa de transformación no progresará exponencialmente a medida que continúa aumentando de tamaño. Las personas más pequeñas tienen el potencial de poseer más fuerza relativa, y las personas más grandes tienen el potencial de poseer más fuerza absoluta.

Esa es la razón por la que nunca verás a alguien con un tipo de cuerpo como Bruce Lee en cuclillas de 450 kg, o un hombre fuerte de 200 kg que pueda desarrollar romper 40 dominadas con tres discos colgando de su cintura. Algunos estándares de resistencia acomodan esta distinción al hacer una provisión para los atletas más grandes, pero aún existen inconvenientes con esta línea de pensamiento, ya que no considera las ventajas del atleta, su edad, el historial de entrenamiento y otros factores.

Los estándares metabólicos no son lo mismo

Si bien no están tan extendidos como los estándares de fuerza, de vez en cuando se observan estándares metabólicos. Por ejemplo, un atleta debería poder completar X números de repeticiones en X cantidad de segundos o minutos. La verdad es que el tamaño del atleta dictará la relativa facilidad que tendrá cuando desarrolle un entrenamiento de acondicionamiento. Las demandas de gasto de energía pondrían a un atleta grande de espaldas a los tres minutos de un entrenamiento de Tabata, mientras que a un atleta menos desarrollado le iría diferente.

Asesórate por los mejores entrenadores de la península




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Un entrenador equivocado diría que un atleta tiene un acondicionamiento mucho mejor que el otro, cuando en verdad, cada persona podría estar tan bien acondicionada como la otra en un sentido relativo; bueno esto parece agridulce al comparar un monstruo con un físico espectacular con un atleta principiante, ¿ no ?.

Esta es la pregunta que nadie le hace a los atletas no competitivos: ¿Cuán fuerte NECESITAMOS ser?

La mayoría de las hazañas de fuerza que la gente publica en YouTube son hechas por atletas de 20 años, con cuerpos más frescos, una recuperación excelente y mucho tiempo para dedicar a su entrenamiento. Pero los atletas en sus treintas y más allá tienen un “kilometraje” más figurativo, y eso no puede pasarse por alto; eso significa más desgaste y más tiempo y años de trabajo pesado, además de más desgaste de la familia, las hipotecas y la ocupación. También suele incluir algunos rebotes de lesiones sufridas a lo largo del tiempo en las trincheras porque esto sucede casi siempre.

La píldora más difícil de tragar para un atleta no competitivo que busca durar la prueba del tiempo es esta;  más allá de cierto punto, superar los estándares de fuerza son un pasatiempo. No hay nada que lo impulse a tirar 300 kg o ponerse en cuclillas con 250 kg, y no hay ningún beneficio adicional para cualquier componente de la salud en el logro de estos números, en comparación con tus estándares de fuerza anteriores, por ejemplo,  150 o 200 kg.

Ponlo en contexto para ti; ya estás moviendo regularmente cientos de kg en cada dirección; entonces, estarás bien cuando seas una persona mayor, siempre y cuando no te detengas. Si tienes tu base, comienza a emplear métodos que hagan que el peso más liviano se sienta pesado y aprovecha todos los beneficios sin preocuparte por los números en la barra, en comparación con tus estadísticas de relaciones públicas de toda la vida.

Mantenerte fuerte te mantendrá ileso, sin ataduras para vaciar los estándares de fuerza que probablemente no fueron hechos para ti, y finalmente te permitirá enfocarte en aquello que le falta a tu entrenamiento de fuerza… el efecto de entrenamiento que tiene sobre ti.

¿ Utilizas los estándares publicados en revistas para dilucidar cuestiones técnicas sobre tu entrenamiento ?



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *