Beneficios de la técnica de la microcarga

Publicado el 7 noviembre, 2017 | Workout

La sobrecarga progresiva significa que debes exigir más de tu cuerpo a lo largo del tiempo si deseas que responda para que seas más grande y más fuerte. Muchos programas de acondicionamiento físico incorporan la progresión de carga añadiendo pesos incrementales de un entreno al siguiente; por ejemplo, con el HIIT, puedes agregar desde 250 gramos  menos, o con el HST lo mismo (el 5% de 5RM) o, similares técnicas que permiten este tipo de sobrecarga progresiva.

La microcarga en sí es la técnica de aumentar el peso de las series cada semana en los incrementos más pequeños posibles; en algunos casos, cuando dispones de pesos de 500 gramos y de 250 gramos (generalmente magnéticos), puedes aumentar con una microcarga. Recuerda que muchos gimnasios cuentan con placas más livianas, cadenas o incluso imanes que permiten desarrollar esta técnica, que pueden ser útiles para los ejercicios con mancuernas o con cables por ejemplo.

En todos los propósitos, la microcarga es una versión de periodización con microciclos ya que se cambia el peso que se está usando cada semana, sin la preocupación por el rango preciso de repeticiones en el que se termina. De hecho, muchos pueden mantener el mismo rango de repeticiones que la semana anterior con una microcarga, engañando al cuerpo a adaptarse a un peso “más pesado”.

Esto se debe al hecho de que el cuerpo realmente no detecta el peso como más pesado porque es un aumento tan pequeño cada semana; esto permitirá reclutar un poco más de fibras musculares sin entrar en un verdadero estancamiento físico o mental incluso.

La mentalidad sobre la sobrecarga

Como ya he dicho, es muy poco probable que aumentes el peso en la barra cada entreno durante largos períodos de tiempo; si comienzas de manera conservadora y trabajas despacio, podrás mantener el ritmo por un tiempo, pero eventualmente todo parará. Una vez que llegues a este punto inicial, los resultados ya no llegarán a un ritmo vertiginoso.

Pero a pesar del lento progreso, es esencial que ingreses al gimnasio con la intención de levantar más; no puedes o no debes pensar por un solo segundo “el último entreno fue difícil, haré exactamente el mismo entreno el día de hoy”. Este pensamiento es la antítesis de la sobrecarga progresiva y si permites que tu mente sea derrotada, tu cuerpo hará lo que se le ordena.

Cada fibra de tu ser debe determinarse para mejorar de una forma u otra; obviamente no eres un luchador de MMA que siempre quiere ganar en una lucha, pero para ser un verdadero ganador, debes ganar en tu mente y concentrarte en la tarea específica de la sobrecarga progresiva, aunque el problema es que no siempre puedes hacer y las cargas salen victoriosas; en este momento la microcarga es tu solución.

Para mejorar tu rendimiento, asesórate por los mejores




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Beneficios de la microcarga

  • Permite desarrollar una técnica adecuada, evitando lesiones: perseguir la sobrecarga progresiva puede volverse extremadamente peligrosa al subir de peso antes de que estés realmente listo; si bien añadir carga adicional puede ser un gran impulso para tu ego, también es una receta infalible para las lesiones.
  • Permite mejorar el rendimiento modificando las cosas en métodos como el rest-pause, o el de esfuerzo sub-máximo u otras que requieren llegar al umbral anaeróbico.
  • Nunca te estancarás cuando entrenas, elevando tu desafío ante los hierros, lo cual te motivará a ser mejor cada día.
¿ Eres fanfarrón cuando progresas ?



Fuentes