L-Carnitina

Publicado el 17 agosto, 2009 | Wiki

Aminoácido responsable del transporte de los ácidos grasos acumulados en los depósitos de grasa hasta la mitocondria, donde se produce su oxidación para obtener energía

En el area científica se conoce a la L-Carnitina como factor fundamental del metabolismo de las grasas y su posterior transformación en energías o calorías la convierten en un producto de moda. Pero son muchas las propiedades nutricionales de este complemento dietético.

 

¿ Que función cumple en nuestro cuerpo ?

Su principal función es la de generar energía para nuestro organismo. Es un elemento clave para la correcta oxidación de los ácidos grasos en la mitocondria y así liberar energía en forma de adenosin trifosfato. Es clave porque es el transporte carrier entre las grasas y los centros celulares de reconverción energética.

Hay que dejar bien claro que la L-Carnitina no es un quemador de grasas, sino un transportador, que facilita que esas grasas sean utilizadas correctamente como fuente energética. Sin la L-Cartinitina, los depósitos grasos no podrían oxidarse, y como consecuencia de ellos quedan almacenados en el torrente sanguíneo y en las celulas de nuestro organismo.

La síntesis y producción en nuestro cuerpo ocurre en las cantidades adecuadas, siempre y cuando llevemos una nutrición balanceada y correcta. Aunque en determinadas situaciones puntuales como la de alta demanda energética o en personas que llevan una dieta vegetariana, la suplementación se hace conveniente.

Los campos de acción de la L-Carnitina.

  • Se usa en la medicina cardiovascular: siendo fundamental en el correcto funcionamiento del corazón, por lo tanto es recomendada en situaciones de insuficiencia cardiaca, anginas de pecho, secuelas de infarto, etc., debido a que este suplemento dietético favorece la contracción de las células musculares cardiacas.
  • Es un vaso dilatador y antioxidante a la vez.
  • En el entrenamiento físico: es utilizada como suplemento energético, ya que aumenta el suministro de energía hacia el músculo a través de un mayor flujo sanguíneo en la zona.
  • En las dietas de adelgazamiento la L-Carnitina moviliza y transporta los depósitos grasos para la obtención de energía. Si la dieta baja en calorías se suplementa con Carnitina e favorece la pérdida de grasa corporal.
  • Ayuda a disminuir la concentración de colesterol y triglicéridos en la sangre.
  • Cuando hay dificultades renales, se la puede utilizar en personas sometidas a tratamiento de diálisis, ya que sus carencias llegan a ser muy altas

Conclusión:

Se aconseja que a lo que respecta a la pérdida de peso, no hay soluciones mágicas. Debe seguirse una dieta baja en calorías variada y balanceada, practicar una rutina de ejercicio físico, y siempre que un profesional lo indique; complementar el tratamiento con algun suplemento nutricional.

Deja un comentario