El efecto anti-catabólico de un par de gramos de L-carnitina

Publicado el 7 octubre, 2013 | Research

El cuerpo recibe una dosis de aminoácidos poderosos para activar varias vías metabólicas

Un estudio hecho con animales y publicado por científicos nutricionales de la Universidad Justus Liebig, Giessen en Alemania cita que la suplementación con unos pocos gramos de L-carnitina diariamente puede inhibir la maquinaria de demolición molecular que descompone los músculos, y esto es interesante para los que están en condiciones de apetito extremo, enfermedad grave o un estrés físico tremendo como los duros entrenamientos donde el cuerpo comienza a sacrificar tejido muscular.

El sistema ubiquitina-proteasoma se activa en las células musculares y esto degrada las proteínas musculares; las proteínas catabólicas que juegan un papel importante en este proceso de demolición son la MuRF1 y la atrogina-1, y tomando en cuenta esto, los alemanes hicieron investigaciones sobre los efectos de la adición de pequeñas cantidades de L-carnitina en alimentos para lechones, esperando que este aminoácido potencie su crecimiento.

En el 2012 se publicaron estudios que demuestran que los suplementos de L-carnitina reducen el funcionamiento del sistema ubiquitina-proteasoma catabólico en las células musculares de lechones, y en el 2013, los mismos investigadores demostraron que la L-carnitina en los roedores tiene un efecto anti-catabólico similar.

  • El grupo experimental eran roedores de 4 semanas de edad.
  • Las ratas que recibieron 1250 mg de L-carnitina por kg de peso corporal; el equivalente humano de esta dosis estaría en alrededor de 1-3 g diarios.
  • Al grupo de control se le dio comida estándar.

Durante las cuatro semanas que duró el experimento, las ratas del grupo experimental habían construído hasta un poco más de proteína muscular y la cantidad de grasa en su tejido muscular disminuyó; parte del efecto del fortalecimiento muscular es que se aumentó la concentración de IGF-1 en la sangre, ya que el gen del IGF-1 comenzó a trabajar más duro en el hígado de los roedores, y esto tal vez significa que los que necesitan de la HGH, podrían crecer más rápido si tomaran L-carnitina.

La conclusión es que la L-carnitina reduce la producción y la concentración de las proteínas catabólicas MuRF1 y atrogina-1 en las células musculares, además, se observa que un menor número de proteínas se descomponen por el sistema ubiquitina-proteasoma, incrementando en las células musculares la actividad de las moléculas de señalización anabólica como la Akt y mTOR fosforiladas que también aumentó

La activación de las moléculas de señalización anabólica probablemente también causaron un aumento en el número de moléculas de FoxO1 fosforiladas; la FoxO1 es una molécula de señal de catabolismo y cuando no es fosforilada le dice al núcleo de la célula – y por lo tanto también proteínas musculares – que convertierta moléculas en glucógeno, pero también es responsable de la producción de la MuRF1 catabólica, por ello, cuando está fosforilada, se descompone más rápidamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *