HGH

Publicado el 7 septiembre, 2009 | Wiki

Es la hormona del crecimiento humano, fundamental para el proceso de recuperación y construcción de músculos.

Sus beneficios son enormes tanto para aquellos que practican como para los que no practican actividades físicas. La HGH empieza a disminuir en el cuerpo a medida que usted envejece. Tras los 30 años, él reduce en cerca de 25% a cada década. Por lo tanto, cuando se llega a los 60, se estará con sólo 25% de la capacidad original. Es producida por la glándula pituitaria. La hormona del crecimiento  es un agente anabólico. Promueve el crecimiento y la hipertrofia muscular por la facilitación del transporte de aminoácidos al interior de las células.

Además, la HGH estimula directamente el metabolismo de grasas, aumentando la síntesis de enzimas envueltas en ese proceso. En el adulto, la HGH facilita la síntesis proteica aumentando el transporte de aminoácidos a través de las membranas plasmáticas, estimulando la formación de [Ácido Ribonucleico], o activando los ribosomas celulares, que aumentan la síntesis proteica.

Los factores metabólicos que estimulan la liberación de HGH son la hipoglucemia, la infusión o la administración de aminoácidos, el ejercicio y el sueño. La hipoglucemia es uno de los más potentes estímulos para la secreción de HGH. Durante el ejercicio, la secreción de HGparece ser inducida por activación de vías alfa-adrenérgicas (adrenalina), mientras que, en el sueño, el neurotransmisor envuelto sería la serotonina. Otro efecto estimulante de la secreción de HGH es inducido por los aminoácidos, que son los componentes fundamentales de las proteínas. Una comida rica en proteínas o la infusión intravenosa de una mezcla de aminoácidos que aumenta el nivel plasmático de HGH.

La arginina es el aminoácido estimulante más potente, en el cual su infusión, o misma su administración oral, puede provocar el estímulo sobre la secreción de HGH. Por ello, los fisiculturistas utilizan la L-arginina con el objetivo de obtener efectos ergogénicos, presuntamente potenciando la secreción de hormonas [anabólicos] durante el ejercicio. Los estudios muestran que las infusiones de otros aminoácidos, incluyendo la metionina, fenilalanina, lisina y la histidina también promueven un aumento relativo de HGH en la circulación, pero no todos los aminoácidos son efectivos para la liberación de HGH.

El ejercicio, en especial el entrenamiento de fuerza, también aumenta la concentración sérica de HGH. La actividad física estimula la secreción de la hormona de crecimiento HGH que tiene efecto anabólico directo o indirecto, vía un factor de crecimiento semejante a la insulina. 

Beneficios

  • La HGH promueve y aumenta la síntesis de proteína, que es fundamental en el proceso de recuperación y construcción de los músculos.
  • Existen evidencias de la participación de la HGH en el metabolismo de la grasa corporal y su conversión en fuentes de energía.
  • Los estudios muestran que la HGH mejora el patrón de sueño.
  • La HGH está ligada al aumento de energía al organismo y aumento de la fuerza muscular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *