FIBRA

Aumenta tu ingesta diaria de fibra fácilmente

Publicado el 29 octubre, 2021 | Suplementos

Una dieta alta en fibra está relacionada con una mejor digestión y estado de ánimo, dos elementos fundamentales en el culturismo.

Está claro que cuanto antes comiences a comer más fibra, mejor te sentirás, además, también es esencial si estas intentando perder peso.

Los expertos recomiendan consumir 30 gramos por día, sin embargo en promedio, esa cifra suele  caer alrededor de 18 gramos en la dieta actual. Pero, ¿cómo aumentarlas para mejorar la salud y el rendimiento en el gimnasio?.

Mantén un registro de lo que comes

Lleva un diario de lo que comes, incluso si es solo por una semana, lo que te dará una idea mucho mejor de tus patrones de alimentación.

Para resultar más eficaz, anota el estado de ánimo en el que te encuentras justo antes de comer, ya que tus malas elecciones de alimentos son a menudo emocionales y el aburrimiento y la ansiedad son los mejores ejemplos que desencadenan el deseo de comida no tan saludable.

De este modo, puedes descubrir que hay ciertos alimentos que desencadenan problemas de digestión, o tal vez podría ser el momento del día lo que los empeora.

Por ejemplo, cuando estás cansado, puedes encontrar que tus síntomas están relacionados con aspectos de tu semana que suelen ser estresantes.

Tómate un tiempo para desayunar

Al despertarte, normalmente has estado ayunando durante al menos ocho horas. Para ponerte en movimiento, tu cuerpo produce la hormona del estrés cortisol de forma  natural, pero este fenómeno no debe extenderse hasta la hora del almuerzo.

Desayunar al despertar estabilizará tus niveles de azúcar en sangre y evitará una caída a media mañana, además estarás menos expuesto a comer las cosas menos saludables que están  disponibles una vez que hayas salido de casa.

Si desayunas bien, estarás satisfecho y con energía… obvio, ¿pero?…

Empieza bien tu día con una comida como huevos con aguacate sobre una tostada de avena por ejemplo: la mitad de un aguacate contiene unos impresionantes 6 gramos de fibra y la avena, otros tales.

Los frijoles también son una gran opción, y las gachas de avena tienen una reputación saludable por una razón.Te mantendrán lleno hasta la hora del almuerzo y saciarán tu mente pues hasta el sabor puede ser fenomenal si añades un poco de cacao negro y yogurt griego.

Empieza a amar la avena

La avena es abundante, económica,  versátil y una de las mejores fuentes de fibra dietética que puedes encontrar.

Promueve los movimientos intestinales regulares y regula el azúcar en la sangre, lo que significa que puedes evitar esas desagradables caídas de energía y rendimiento por la tarde.

Las gachas de avena integrales y el muesli a base de avena, son excelentes, siempre que tenga ganas de comer un refrigerio o snack entre comidas, sobre todo en otoño.

Busca tortas de avena en lugar de galletas o patatas fritas, ya que te proporcionan fibra suave que no solo te ayuda a mantenerte regular, sino que también alimenta a las bacterias amigables en tu intestino, las que producen una sustancia llamada butirato, que te ayuda a mantener saludable el revestimiento intestinal, una herramienta brutal a la hora de absorber los demás nutrientes que te ayudan para mejorar tu composición física.

Las alternativas de comidas altas en fibra

La mejor dieta es la que puedes seguir, ya que en lugar de sentirte privado, puedes tomar decisiones informadas al planificar tus comidas.

Podrías optar por productos como las pastas artesanales elaboradas a partir de harinas como la quinua y la lenteja roja, que tienen hasta tres veces más proteína y fibra que las pastas de maíz y arroz, lo que significa que te ayudará a mantenerte satisfecho por más tiempo, además de no contener gluten.

Mejora tu salud intestinal  y tu sistema inmunológico

Investigaciones recientes han permitido a los científicos comprender una parte clave de cómo la fibra mejora tu sistema inmunológico, ya que si bien la mayoría no alimenta directamente tu cuerpo, sí proporciona alimento a los millones de bacterias beneficiosas en tu intestino.

Los estudios sugieren que una dieta baja en fibra hace que la cantidad de bacterias en tu estómago disminuya drásticamente, lo que podría conducir a una inflamación crónica.

Entonces, la mejor práctica para tu salud es consumir muchos alimentos probióticos, que introducirán bacterias beneficiosas en tu intestino, para luego dejar que la fibra haga su magia.

Ejemplos de alimentos probióticos son los alimentos fermentados como encurtidos, chucrut, kéfir y kombucha.

Sin duda son muchos beneficios, pero vamos al grano en un vídeo preparado por MASmusculo sobre una receta genial, que además de deliciosa añade fibra a tu organismo.

Deja un comentario