¿Aceite de pescado para cuidar tus dientes?

Publicado el 12 mayo, 2020 | Research, Suplementos

El aceite de pescado tiene acciones antiinflamatorias que benefician a la salud, ¿pero los dientes?… no lo sabíamos hasta ahora…

Para probar esta teoría, investigadores japoneses de la Universidad de Niigata estudiaron la relación longitudinal entre los ácidos grasos en la dieta, el ácido docosahexaenoico (DHA) y el ácido eicosapentaenoico (EPA) presentes en el aceite de pescado, con las enfermedades periodontales en adultos mayores.

El estudio que ha se había publicado en la revista Nutrition en el 2010 fue replicado para saber cómo los ácidos grasos protegen a los dientes.

Los múltiples beneficios del aceite de pescado.

El mecanismo del aceite de pescado

Algunas investigaciones anteriores indicaban que el aceite de pescado suministrado  a ratones y ratas, mejoraba la salud dental.

En las encías y mandíbula, reducía la producción de factores inflamatorios como la prostaglandina E2, la prostaglandina F2a, el leucotrieno B4 y el factor activador de plaquetas.

Como resultado, es menos probable que los dientes se aflojen y se caigan como resultado del proceso de envejecimiento.

¿Cómo se desarrolló el estudio actual?

Los japoneses quisieron averiguar si el aceite de pescado tendría el mismo efecto protector sobre la dentadura humana y reclutaron 55 sujetos.

Los participantes del estudio, que eran adultos mayores fueron monitorearon durante cinco años, con una revisión dental una vez cada año.

En este estudio, los investigadores utilizaron un cuestionario para calcular las cantidades de ácidos grasos DHA y EPA que los sujetos consumían.

Sobre la base de los resultados, dividieron a los ancianos en tres grupos, llamados terciles.

  • El primer tercil fue el 33,3 % con la menor ingesta.
  • El segundo tercil consistió en el 33,3% por ciento con la mayor ingesta.
  • El tercer tercil fue el grupo de control, el 33,4%

Posteriormente, los investigadores evaluaron los dientes de los sujetos y observaron que las personas que consumían la mayor cantidad de aceite de pescado también tenían la mayor cantidad de dientes.

¿Cuál es la verdadera relación?

La investigación concluyó que la baja ingesta de DHA se asocia significativamente con más eventos de enfermedad periodontal, en un porcentaje que es 1.5 veces mayor que el grupo de referencia, es decir, el tercil de más alto de consumo de DHA.

Durante cinco años, los sujetos ancianos fueron monitoreados por los investigadores y como resultado descubrieron que era principalmente el DHA el que protegía sus dientes, ya que su consumo promedio era alto: de 947 mg de DHA y 635 mg de EPA al día.

Los sujetos con la menor ingesta de DHA tenían un 150 % más de probabilidades de perder dientes o tener otros problemas periodontales.

Es un hecho conocido que el consumo japonés de aceite de pescado siempre es alto, debido a su dieta basada en ellos, siendo además conocido por otras investigaciones que los japoneses tienen menos enfermedades dentales en el envejecimiento.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Más pruebas sobre el aceite de pescado

Otro estudio hecho por hindúes cita que en solo tres meses, la suplementación con aceite de pescado puede curar una inflamación gingival al modular el perfil de citoquinas.

Las citocinas se incluyen las interleucinas (IL) que son la base de la respuesta inmune.

De todas las interleucinas (IL) estudiadas hasta la fecha en el líquido crevicular y/o la saliva de pacientes con gingivitis, la IL-1beta ha sido la más analizada y la mayoría de los autores están de acuerdo en que es más alta cuando se presenta casos de gingivitis.

Se descubrió que los niveles de IL-1beta salival y varios patógenos periodontales están relacionados con la periodontitis en la misma medida.

En el estudio hindú publicado en el Journal of Indian Society of Periodontology en 2017 se usó el IL-1beta como un marcador de diagnóstico de inflamación.

En este estudio para evaluar el efecto antiinflamatorio y pro efectos de la suplementación con aceite de pescado, se confirmó que puede usarse como agente modulador del huésped en el tratamiento complementario de la periodontitis crónica.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *