Una forma de sintetizar el ATP durante entrenamientos de alta intensidad

Publicado el 2 junio, 2010 | Research

La creatina di-fosfato es una nueva solución para lograr los objetivos deseados

Las últimas investigaciones han demostrado que el cuerpo utiliza la creatina di-fosfato de una manera más efectiva que otras versiones de creatina. Con el salto de la creatina di-fosfato, los deportistas notarán una mayor biodisponibilidad y mayores ganancias en tamaño y fuerza como resultado. Durante el entrenamiento de alta intensidad, la creatina una vez en el interior de los músculos es el combustible para re-sintetizar el ATP. Esto se traduce en más poder, más repeticiones y más resistencia muscular. Además la creatina tiene un efecto anabólico, transportando el agua a las células a lo largo de la misma, esto puede hacer que los músculos estén más voluminizados e hidratados.

La idea es crecer en fuerza y tamaño con la mayor absorción posible del 100% de la creatina que se consume. Y esto es posible con la creatina di-fosfato, ya que la normal no puede penetrar casi las membranas grasas, quedándose en un buen porcentaje fuera de dichas membranas, además arrastra el agua a donde va, y es allí donde el practicante de musculación se siente blando e incómodo. Por otro
lado se transforma en una sustancia tóxica, la creatinina.

Beneficios reales

Si se consume la creatina di-fosfato, los músculos recibirán toda la creatina que se le envía sin retención de líquido. Esto ofrece un cambio en el nivel de rendimiento, sin hinchazón, ni molestias estomacales, ni edemas.

Además se obtiene:

  • Mayor y más intensa vascularidad.
  • Gran resistencia.
  • Aumento de la fueza muscular.
  • Recuperación mucho más rápida.

Como tomar creatina di-fosfato

En general se recomienda tomar 2200 mg de creatina di-fosfato con 400-550 ml de agua 30 minutos antes del entrenamiento. Recordar beber agua y liquidos durante el entrenamiento para estar bien hidratados.

Artículos relacionados: