Se necesita de una armonización global de las recomendaciones sobre proteínas

Publicado el 30 marzo, 2019 | Research

Un experto de la industria junto con el mayor interés de los consumidores, nos dice que es necesario actualizar y armonizar las recomendaciones para la ingesta de proteínas en todo el mundo. El Dr. Rob Wildman, director científico de Post Active Nutrition que incluye Dymatize, PowerBar y Premier Protein, y jefe de la Junta Internacional de Proteínas explicó que hay mucha información sobre proteínas y consumidores; la comprensión sobre las proteínas, se basa en la vieja ciencia que realmente necesita ser actualizada.

No se trata solo de los valores diarios recomendados (RDA-VDR) sino también nuestra comprensión de las proteínas y la eliminación de algunos de los mitos comunes que a menudo aparecen en artículos que encontramos en Internet, como “¿son seguras las proteínas?”, “¿qué pasa si consumo un poco más?”, “¿necesito más?”, “¿es la correcta para mí?”, “soy una persona mayor, ¿necesito más proteínas?”…

El científico expone que muchos países tienen sus propias recomendaciones de proteínas y están todos establecidos en niveles mínimos para la población general para prevenir el desarrollo de signos y síntomas de deficiencia a lo largo del tiempo, y también para promover un buen estado general y un buen crecimiento y desarrollo incluida las recomendaciones dentro de la nutrición deportiva para diversos tipos de atletas.

Muchas de estas recomendaciones se basan en el balance de nitrógeno, y estos estudios de balance de nitrógeno se realizaron hace mucho tiempo. En algunas circunstancias, estos estudios se realizaron hace un siglo; por lo tanto, es información muy antigua desde un punto de vista de la información procesada. Hoy en día, sin embargo, hay técnicas más nuevas que podemos aplicar para comprender mejor cuánta proteína utilizará alguien y cuánta es óptima en el transcurso del día, especialmente en ciertas poblaciones como personas mayores, personas que intentan controlar su peso y las que dependen del rendimiento deportivo.

Se cree que debería haber una armonización global de las recomendaciones; una de las cosas en las que ha estado involucrado este científico es en la formación de la International Protein Board (IPB), que fue fundada por 20 expertos globales en proteínas en cuatro continentes; la experiencia combinada representa más de 300 años de investigación en proteínas y más de 1,000 publicaciones revisadas por pares. En conjunto, son la autoridad mundial en todos los asuntos relacionados con las proteínas; la IPB se comunica de dos maneras; creando declaraciones de consenso, haciendo una encuesta una vez al año sobre temas de proteína muy simples, y hay enlaces a entrevistas, videos y artículos que también ayudan a los medios de comunicación, porque a veces no tienen la información correcta.


Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

El etiquetado exacto es clave

Los científicos siguen hablando sobre el papel que debe desempeñar la industria para ser transparente con los consumidores. Todos tenemos que estar en la misma frecuencia, especialmente en el mundo de la nutrición deportiva, donde a veces existe la oportunidad de etiquetar los ingredientes no proteicos como proteínas, y todo está en la forma en que se los analiza.

La proteína es diferente de los carbohidratos y la grasa ya que contiene nitrógeno, por lo tanto, si enviamos proteínas a un laboratorio, analizarán el contenido de nitrógeno y luego aplicarán un factor, y luego dirán, “tiene esta cantidad de proteína”.  Existe la posibilidad de que otros ingredientes que contienen nitrógeno cuenten como proteínas en la etiqueta, a menos que las marcas al menos lo mencionen.

En los Estados Unidos, se trabaja con la American Herbal Products Association que posee una guía para la industria que básicamente dice que solo las proteínas cuentan como proteínas. Si se va a etiquetar proteínas en un producto, debe ser proteína intacta o sea “aminoácidos unidos por enlaces peptídicos”.

En ciertas partes del mundo vemos la adición de aminoácidos y creatina, que contienen nitrógeno y se analizarían como proteínas, y vemos que se cuentan como proteínas.

En países hay una guía que sugiere que si está contando esto como proteína, debe comunicarse al consumidor que aunque este producto se etiqueta como 25 gramos de proteína, 3 gramos provienen de fuentes no proteicas y esto es increíblemente confuso para el consumidor, obligando al consumidor a hacer realmente el trabajo

La idea dentro de este concepto es trabajar desde la concepción con el consumidor y hacia atrás; tiene que ser lo más simple posible.

Si están comprando un producto en función de su contenido de proteínas, entonces el etiquetado de proteínas debería ser en realidad proteína intacta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *