Protegiendo la visión

Publicado el 14 octubre, 2011 | Research

Los ojos deben cuidarse siempre y más cuando surge algún imprevisto o molestia ocular

Los ojos son órganos muy sensibles del cuerpo humano y como así propicios a accidentes cuyas causas pueden ser de las más variadas, expresamente las debidas a corrientes de aire, vientos violentos, la polución, tintes, o hasta sufrir algunos accidentes en la vida cotidiana o en el gimnasio, por ello se recomienda siempre ir al oftalmólogo en forma frecuente y más si se produce algún inconveniente, recordando ser cuidadosos con ellos y tomando en cuenta que puede influir notablemente en la vida de un atleta o practicante de fitness o musculación.

El primer factor a priorizar es el medio ambiente que muchas veces es pesado por los tóxicos que nos rodean en las ciudades, por ello cuando la protección de los ojos no pueda ser asegurada por dispositivos de protección colectiva, las protecciones oculares individuales tales como los lentes, gorros con visceras,  protectores de ojos, máscaras para soldadores u otras deben ser objeto de selección criteriosa en función de los riesgos asociados a la ejecución de cada tipo de actividad.

Probando la visión

  • Descubrir si está haciendo todo al alcance personal para proteger la salud de los ojos y esto resaltamos porque la pérdida de visión asignada 35% a 40% de los europeos por encima de los 40 años, hacen surgir varios problemas relacionados con la visión.
  • A pesar del porcentaje elevado, continúan siendo muchas las personas que descuidan su salud ocular, pasando muchas horas frente a la televisor y al ordenador ahora con la Internet por ejemplo

Por ello esta prueba de actitud es lo primero en lo cual debemos enfocarnos incluyendo la protección de los rayos solares o si se tiene una actividad relacionada con luces.

La incomodidad en los ojos

  • Trabajar varias horas al ordenador requiere un gran esfuerzo visual; entonces pueden  surgir algunos síntomas de cansancio ocular, que se van haciendo más fuertes y frecuentes: ardor, lagrimeo, visión brumosa u ojos enrojecidos y pesados; pudiendo extenderse esto también al aparecer síntomas como dolores de cabeza, náuseas y ansiedad.
  • Algunas causas posibles son la poca o mala iluminación, el equipamiento inadecuado, los problemas oculares anteriores, la mala organización y el estrés en el trabajo pero sobre todo la mala postura adoptada durante el trabajo al ordenador, en particular se usa un portátil pues este dispositivo es probablemente el instrumento de trabajo que más enfermedades profesionales origina nuestros días.

Como evitar este problema

  • Mantener una luz homogénea en el ambiente de trabajo y si la pantalla es más luminosa que el espacio en sí, o viceversa, los ojos se reajustarán siempre que se cambia el ángulo de visión.
  • Organizar el espacio de trabajo (pantalla, teclado, mouse, y otros periféricos) de forma a mantener la mejor posición posible para un confort permanente del cuerpo y por supuesto de la visión.

Visión imperfecta

En general se distingue los 3 problemas de visión más comunes; miopia, hipermetropía y astigmatismo; que según los oftalmólogos no son más que irregularidades en la forma o la dimensión del ojo; pero en el ámbito de esta definición se encuentran sin embargo problemas de naturalezas distintas. 

Miopia (o hipometropia) 

  • Los objetos próximos son vistos con nitidez, pero los distantes surgen desenfocados y turbios.
  • Puede ser corregida con lentes divergentes, que desplacen el punto focal para atrás, aplicadas en gafas o lentes de contacto, o a través de la cirugía.

Hipermetropia 

  • Permite una buena visión al lejos y dificultad en el enfoque del objeto que está cerca, originando dolores de cabeza y desconfort. 
  • Frecuentemente pasa con la edad si es cuidada a tiempo siendo común que los niños dejen de necesitar gafas con la edad.

Astigmatismo

  • El formato irregular de la córnea (en vez de redonda es ovalada) y hace que la luz se esparza por varios puntos, impidiendo un correcto enfoque, al cerca y al lejos, como si se mirara a través de un vidrio ondulado. 
  • Es hereditario y puede ocurrir en simultáneo con miopia e hipermetropia. 
  • La corrección pasa por usar una lente que converge la luz en un solo punto, en gafas, lentes de contacto y a través de alguna intervención quirúrgica.

Mejorando la visión sin gafas ni lentes

Son pocas las personas que escapan a los problemas de visión ya sea con mayor o más pequeña gravedad, afectan prácticamente todas las personas tras los 45 años y para muchos, la cirugía ocular es la mejor respuesta pero hay algunas cosas que tenemos que saber sobre ella y si podemos dilucidar las cosas sobre las operaciones a láser, mejor.

Son miles las operaciones anuales con láser que tratan sobre todo las adicciones de refracción como miopia, hipermetropia o astigmatismo; según los oftalmólogos, un 25% corresponden las implantaciones de lentes intraoculares y 75% a cirugías con láser y con esto está casi todo dicho.

A quién se destinan

Quién usa gafas o lentes sabe bien la dependencia y el desconfort que estos pueden causar y son raras las personas con adicciones de refracción que no piensan en librarse de estos auxiliares de visión para siempre, pero la cuestión es saber si toda persona puede ser operada.

  • Están en condiciones de ser operadas las personas con graduación estabilizada y que no tengan patologías oculares graves, como cataratas, glaucoma o retinopatia.
  • No se aplica a otros problemas de visión; normalmente la iniciativa para la operación es del enfermo hasta porque los motivos estéticos encabezan la lista de razones que lleva las personas a buscar esta salida, pero no es la única puesto que si hubiere problemas con las gafas o lentes de contacto, el médico puede sugerir la cirugía.

El Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad ocular traidora que, si no fuera diagnosticada y tratada precozmente puede cegar, entonces la adopción de un estilo de vida saludable y la observación periódica por el oftalmólogo pueden reducir el riesgo de venir a desarrollarla. 

  • Surge de una forma silenciosa por no presentar síntomas iniciales y es responsable por el suceso de un número elevado de casos de pérdida de la visión periférica (visión lateral).
  • El glaucoma alcanza principalmente personas muy mayores pero puede surgir en una edad más joven caso haya una historia de enfermedad en la familia y no haya habido prevención. 

El glaucoma más prevalente es el crónico simple de ángulo abierto, que se caracteriza por la destrucción de las células nerviosas de la retina y de fibras del nervio óptico resultante de una isquemia (falta de irrigación) provocada en esas células, provocando su muerte comprometiendo la conducción de los impulsos nerviosos al sistema nervioso céntrico, con efectos muy graves en la visión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *