El poder de los péptidos bioactivos derivados de la leche

Publicado el 8 agosto, 2017 | Research, Suplementos

Los péptidos bioactivos derivados de la leche han sido identificados como ingredientes potenciales de alimentos funcionales que promueven la salud; estos péptidos bioactivos están dirigidos a enfermedades crónicas relacionadas con la dieta, especialmente las enfermedades no transmisibles, a saber, la obesidad, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

Los péptidos bioactivos derivados de la leche de vaca, cabra, oveja, búfalo y camello ejercen propiedades multifuncionales, incluyendo sus propiedades anti-microbianas, inmunomoduladoras, antioxidantes, además de sus efectos inhibidores sobre enzimas, antitrombóticos y actividades antagonistas contra diversos agentes tóxicos.

La mayoría de los productos que contienen péptidos bioactivos derivados de la leche regulan las respuestas inmunológicas, gastrointestinales, hormonales y neurológicas, desempeñando así un papel vital en la prevención del cáncer, la osteoporosis, la hipertensión y otros trastornos; en fin, en forma directa apoyan a la salud y en forma indirecta al propio plan de desarrollo corporal, incluyendo la pérdida de grasa o la hipertrofia muscular.

Para la producción comercial de estos nuevos péptidos bioactivos se han desarrollado tecnologías a gran escala basadas en métodos de separación de membrana y cromatografía de intercambio iónico. La separación y la identificación de esos péptidos y sus parámetros fármaco-dinámicos son necesarios para transferir sus potentes propiedades funcionales a aplicaciones alimentarias, siendo muy importante tenerlos en cuenta como un complemento sustancial para la suplementación de la nueva generación.

El poder real de la leche

La leche contiene aproximadamente 3,5% de proteínas, de las cuales el 80% son caseína y 20% de proteínas de suero de leche; las caseínas se han clasificado como alfa, beta y k-caseína, mientras el suero de leche contiene beta-lactoglobulina, alfa-lactalbúmina y varias proteínas menores con diferentes actividades biológicas tales como enzimas, propiedades de unión a los minerales e inmunoglobulinas.

  • Las propiedades multifuncionales de los péptidos bioactivos derivados de la leche biológicamente activos muestran un impacto positivo en la fisiología humana y el metabolismo, ya sea directamente o a través de la hidrólisis enzimática in vivo o in vitro (Kitts y Weiler, 2003).
  • La actividad de los péptidos bioactivos derivados de la leche se basa en su composición y secuencia inherentes de aminoácidos; el tamaño de las secuencias de péptidos bioactivos conocidas por poseer propiedades multifuncionales puede variar de dos a veinte residuos de aminoácidos (Meisel y Fitzgerald, 2003).

Los péptidos bioactivos derivados de la leche se derivan de las proteínas de la leche por descomposición enzimática gracias a enzimas digestivas o por las enzimas proteinasas producidas por lactobacilos durante la fermentación de la leche (Jauhiainen y Korpela, 2007) En realidad, están habitualmente compuestos de 2-20 aminoácidos y se vuelven activos después de la liberación de la proteína precursora, donde son encriptados por digestión o proteolisis tanto in vivo como in vitro.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Propiedades de los péptidos bioactivos derivados de la leche

  • Son antimicrobianos: inhiben muchos patógenos Gram positivos y Gram negativos, además de controlar muchas infecciones microbianas. De manera similar, la caseína digerida con quimosina libera un péptido de caseicidina que exhibe actividad antimicrobiana contra algunos patógenos, incluido el crecimiento de E.coli y S. Carnosus, incluso contra algunos virus conocidos.
  • Son inmunomoduladores: los glicopéptidos, hormonas y fragmentos peptídicos de inmunoglobulinas se consideran generalmente como péptidos inmunomoduladores que regulan las funciones inmunitarias mediadas por células y humorales. Más recientemente, muchos estudios citocénicos indican que los péptidos bioactivos derivados de la leche derivados tanto de proteínas de caseína como de suero están relacionados con la estimulación y proliferación de linfocitos humanos, la actividad fagocítica de los macrófagos, la síntesis de anticuerpos y la regulación de citocinas (Clare et al., 2003; Gill et al. Al., 2000), recordando que los péptidos citomoduladores producidos a partir de caseína pueden inhibir el crecimiento de células cancerígenas estimulando la actividad de células inmunes competentes (Meisel y Fitzgerald, 2003).
  • Son antioxidantes: varios péptidos bioactivos derivados de la leche también juegan un papel regulador en el metabolismo oxidativo que es esencial para la supervivencia de las células, observando que los cambios oxidativos producen radicales libres que oxidan la proteína celular, el lípido de la membrana, el ADN y las enzimas que causan el cierre de la respiración celular, además de mediar las lesiones incluyendo la aterosclerosis, la diabetes, la artritis reumatoide y el daño oxidativo al ADN que conduce al cáncer. Los antioxidantes presentes en los péptidos bioactivos derivados de la leche están compuestos de cinco a once aminoácidos hidrófobos incluyendo prolina, histidina, tirosina o triptófano en secuencia que están ampliamente distribuidos entre caseínas, soja y gelatina en hidrólisis por enzimas proteolíticas, proporcionando una fuerte actividad antioxidante contra varios sistemas de oxidación.
  • Son antihipertensivos: la ACE es una enzima peptidil dipeptidasa que tiene la capacidad de escindir el extremo carboxilo terminal del sustrato que puede regular un aumento de la presión sanguínea mediante la conversión de la angiotensina I en una hormona peptídica activa angiotensina II. Pero el péptido antihipertensivo es capaz de inhibir la ACE para controlar el aumento de la presión arterial (Korhonen y Pihlanto, 2007); los inhibidores de ACE son di- o tri-péptidos que contienen prolina, lisina o arginina en su extremo C-terminal.
  • Protegen el cuerpo en forma integral: Los péptidos opioides son ligandos de receptores opioides que se codifican enzimáticamente in vitro de la beta-caseína bovina y humana y también se encuentran presentes en los sistemas endocrinos, nerviosos e inmunológicos, así como en el tracto gastrointestinal de los mamíferos. Interactúan con sus ligandos endógenos y con opioides exógenos y/o antagonistas y pueden influir en los sistemas nerviosos centrales o periféricos que intervienen en la hipotensión, falta de apetito, fluctuación de la temperatura corporal y alteración de los comportamientos sexuales (Molina y Abumrad, 1994; Al., 1999).
¿ Tomas suplementos con péptidos lácteos ?



Fuente

MASmusculo Info
Especialista en investigación científica