Los Omega-3 protegen el corazón de estrés mental

Publicado el 31 mayo, 2013 | Research

Bajo situaciones de presión el sistema cardiovascular se resiente

La American Heart Association recomienda que las personas coman al menos dos porciones de pescado a la semana porque los ácidos grasos omega-3 que contienen tienen muy buenas propiedades que pueden ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares; los aceites de pescado provienen de los pescados grasos llamados «pescados azules» y entre ellos se encuentran peces como la trucha, el atún, la caballa, el arenque, el salmón y las sardinas.

Los expertos siempre trataron de entender como los aceites de pescado protegen el corazón, sin embargo, en este estudio publicado en el American Journal of Physiology titulado «El aceite de pescado y la reactividad neurovascular al estrés mental en los seres humanos», se descubrió finalmente que el aceite de pescado es capaz de contrarrestar los efectos perjudiciales de estrés mental sobre el corazón.

El estudio fue dirigido por Jason R. Carter, de la Universidad Tecnológica de Michigan, y reveló que las personas que tomaron suplementos de aceite de pescado durante más de un mes experimentaron menos estrés mental en los medidores de salud cardiovascular, incluyendo la frecuencia cardíaca y la actividad nerviosa simpática muscular (ANSM) en comparación con los que tomaron aceite de oliva solamente.

Estos resultados pueden indicar que el mecanismo detrás de cómo los aceites de pescado son beneficiosos para el corazón, que podría ayudar a los profesionales prevenir las enfermedades del corazón en ciertas poblaciones; pero para este caso en donde se hizo un estudio con 67 personas, se trabajó explícitamente con la presión arterial, la función del corazón, el flujo de sangre en las pantorrillas y el antebrazo.

  • Primero, en reposo se hizo una prueba mental estresante bajo presión
  • En la post-prueba, se les dio por un lado 9 g de aceite de pescado / día y a otro grupo 9 g de aceite de oliva.
  • Después de 8 semanas se hizo las mismas pruebas, y al comparar los resultados hubo una diferencia significativa entre las actividades cardíacas de ambos.

Los resultados mostraron el efecto protector del aceite de pescado sobre la función cardiovascular durante el estrés mental, con la conclusión que los aceites de pescado mantienen el corazón sano en diferentes circunstancias; y aunque ya sabíamos que el omega-3 apoya el desarrollo cognitivo, esta vinculación fue realmente una sorpresa agradable.

Deja un comentario