Lo primero que debemos hacer de mañana, beber agua

Publicado el 15 enero, 2018 | Health, Research

La mayoría de los ataques al corazón ocurren por la mañana y si queremos ser realmente específicos al respecto, la mayoría de los ataques al corazón según muchos estudios ocurren el lunes por la mañana. Parte de esto tiene que ver con el estrés, tanto mental como fisiológico, pues el lunes es el primer día de la semana de trabajo, y muchos hombres empiezan a preocuparse o cargarse de estrés desde el domingo de noche pensando en lo que tienen que empezar a hacer durante los próximos días.

Pero hay más en el ataque al corazón de la mañana que el temor al trabajo; hay factores fisiológicos en juego, algunos de los cuales no entendemos y algunos de los cuales hacemos. La principal de las cosas que sabemos es el papel que desempeña la deshidratación en los coágulos de sangre, los accidentes cerebrovasculares y los ataques cardíacos; la mayoría de nosotros no bebemos agua durante la noche porque estamos durmiendo o porque no queremos beber mucha agua por temor de ir al baño para orinar.

Esta falta de agua hace que nuestra sangre se vuelva viscosa, como la melaza en una fría mañana de invierno, haciendo que el corazón tenga que trabajar muy duro para bombear ese lodo a través de nuestras venas. Para empeorar las cosas, lo primero que la mayoría de los hombres buscan en la mañana es una taza de café o zumo de naranja, y eso solo aumenta la deshidratación y el riesgo de un infarto o una anomalía cardiovascular.

La cafeína es, por supuesto, un diurético suave, mientras que el zumo de naranja (así como otros jugos o refrescos) es osmótico y hace que el líquido se mueva del sistema vascular al intestino; cualquiera puede dejar el corazón seco y con mucho trabajo.

Además de agua, puedes tomar las mejores bebidas deportivas




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Los hombres necesitan una estrategia diferente

Para ayudar a protegernos contra un “ataque cardíaco matutino”, el cardiólogo Joel K. Kahn, investigador reconocido a nivel internacional recomienda mantener un vaso de agua junto a la cama y beberlo antes de levantarnos de la cama. El agua aumenta el volumen de líquido de la sangre, lo  que reduce el riesgo de coágulos de sangre y ataque cardíacos.

Un estudio publicado en el American Journal of Epidemiology en el año 2002 habla sobre la viscosidad de la sangre total, la viscosidad del plasma, el hematocrito y el fibrinógeno, que se consideran factores de riesgo independientes para la enfermedad coronaria y pueden elevarse por deshidratación.

Un estudio desarrollado por la científica Jacqueline Chan vinculó la enfermedad coronaria fatal y la ingesta de agua y líquidos distintos del agua, después de examinar 8.280 hombres y 12.017 mujeres participantes de 38-100 años que no tenían enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular o diabetes al inicio del estudio en 1976 dentro del Adventist Health Study, un estudio prospectivo de cohortes.

En los 6 años de seguimiento estadístico ocurrieron un total de 246 eventos fatales vinculados a una enfermedad coronaria; las altas ingestas diarias de agua (cinco vasos o más) en comparación con bajas (dos vasos o menos) se asociaron con un riesgo relativo en hombres y en mujeres, sin embargo aunque esto está dirigido a hombres mayores de 40 años, este consejo probablemente también se aplique a mujeres mayores de 40 años. La asociación entre hidratación y riesgo de ataque cardíaco no es tan fuerte en mujeres como se analizó, en parte porque tienen menor viscosidad sanguínea que los hombres.

Todas las asociaciones se mantuvieron prácticamente sin cambios en el análisis multivariado ajustando por edad, tabaquismo, hipertensión, índice de masa corporal, educación y (en mujeres solamente) terapia de reemplazo hormonal. Definitivamente, la ingesta de líquidos como factor de riesgo de cualquier enfermedad coronaria puede merecer mayor consideración dentro de las prescripciones sanitarias y de prevención.

¿ Cuantos vasos de agua tomas a diario ?



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *