Relación entre Cromo y Diabetes

La relación entre el cromo y la diabetes

Publicado el 9 marzo, 2015 | Health, Research
El cromo protege el sistema cardiovascular, la fuerza muscular, regula la insulina y la energía necesaria para un estilo de vida confortable y saludable

El protagonista del post de hoy es el cromo, un mineral traza esencial que puede estar presentes en pequeñas cantidades en los alimentos como oleaginosas, leguminosas, cereales y carnes, pero disponible en la actualidad en suplementos naturales que se usan para incrementar el rendimiento, ganar más masa muscular y controlar el sobre peso.

El cromo cumple una función mucho más específica, pues ayuda al aumento de la sensibilidad a la insulina. El Centro de Investigación MASmusculo desarrolló un pequeño estudio de varias fuentes científicas para determinar la relación entre el cromo y la diabetes, pues la diabetes es una enfermedad crónica en la que el cuerpo tiene dificultades para absorber la glucosa, y en este caso observaremos como el cromo puede ser un coadyuvante.

El exceso de glucosa en la sangre conduce a reacciones de estrés oxidativo, que son responsables de las complicaciones de la diabetes como la neuropatía, retinopatía y nefropatía; existe evidencia de que muchos elementos importantes dan origen y ayudan al progreso de la diabetes en el metabolismo. El cromo es un elemento esencial para el funcionamiento normal del metabolismo de los carbohidratos, grasas y proteínas, y su deficiencia en el organismo puede ser una de las causales para el desarrollo de la diabetes, porque la falta de cromo causa síntomas como la elevación de la glucosa, insulina, colesterol y triglicéridos.

La respuesta al cromo se relaciona con el grado de intolerancia a la glucosa; en este caso compilamos una serie de investigaciones que citan que el cromo es efectivo en el tratamiento de varios tipos de diabetes y es considerado uno de los nutrientes menos tóxicos. Inicialmente, el descubrimiento del cromo fue visto como un enigma para la bioquímica, ya que algunos componentes se presentan como biológicamente activos.

Sin embargo solo 1% del cromo ingerido es absorbido, porque su biodisponibilidad se ve afectada en la presencia de compuestos quelatos, como el fitato, el calcio y el hierro. La proporción de cromo en la regulación de la velocidad de la glucosa y la reducción de los lípidos se relaciona directamente con la activación de ciertas enzimas que contribuyen a la solución de los mismos.

Cómo funciona el cromo

El cromo fortalece la unión de las células a la insulina, incrementando el número de receptores, ya que su presencia aumenta la sensibilidad a la insulina debido a la fosforilación y desfosforilación de proteínas, donde la enzima se activa sólo en la presencia de cromo. Este proceso se produce cuando el cromo está en forma de FTG (factor de tolerancia a la glucosa), así como cuando contiene cromo, ácido nicotínico y ácido amino (glicina, ácido glutámico y cisteína), que potencian la acción de la insulina.

  • Gracias a la unión de cuatro átomos de cromo a la proteína apocromodulina (proteína intracelular), puede ligarse al receptor de insulina de algunas células.
  • Esto amplifica las señales intracelulares en cascada, para estimular la translocación del GLUT4.
  • Así se incrementa la captación de glucosa y aminoácidos.

Según los últimos estudios y la información presentada, la relación entre el cromo y la diabetes es particularmente importante, porque el mineral mostró ser un oligoelemento favorable para la reducción de la glucosa y de los lípidos en los diabéticos, pero a pesar de que su acción es beneficiosa, para que tenga un efecto, es necesario tener en cuenta la genética, el control de la dieta y una buena biodisponibilidad de micronutrientes.

El mineral más importante para los diabéticos

Los diabéticos padecen de síntomas como al resistencia a la insulina, pero también por lo general presentan un déficit en sus niveles de cromo, que desempeña un papel muy relevante en la secreción de la insulina y la absorción de los glúcidos; como forma parte del factor de tolerancia a la glucosa en el organismo, es significante su presencia para que la insulina pueda mejorar el ingreso de los carbohidratos en las células, y que éstos se usen como fuente de energía por el cuerpo. Esta función, permite concluir que el mineral es fundamental para la provisión de energía en las personas diabéticas.

Otra función clave del cromo es mantener el sistema cardiovascular estable, pues cuando se presenta la diabetes, los niveles de colesterol se incrementan en la sangre. Varios estudios demostraron que el cromo se relaciona directamente con el metabolismo de los lípidos, pues según experimentos realizados in vito e in vitro en el siglo 20, el cromo inhibe la enzima clave para la síntesis de colesterol, reduciendo conexamente el nivel de triglicéridos. Un estudio hecho por Schoeder con personas fallecidas en 1970 demostró que en un porcentaje muy alto, los fallecidos a causa de infarto al miocardio tenían una menor concentración de cromo en sus organismos. En 1980, Newton demostró que existe una fuerte correlación entre las tasas séricas de cromo y la aparición de dolencias coronarias relacionadas con la presión arterial, el colesterol y el sobrepeso.

Por último, como se desarrolla una resistencia a la insulina o intolerancia a la glucosa, se afecta directamente al metabolismo de los aminoácidos, lo que influye negativamente en la síntesis proteica, y la deficiencia por tanto puede llevar a las personas con diabetes a sufrir de procesos catabólicos de pérdida de masa muscular y mucho debilitamiento de la fuerza corporal. La industria de la suplementación ha creado entonces algunas combinaciones que pueden ayudar mucho a los diabéticos y a los deportistas que necesitan estimular sus organismos.

La relación entre el cromo y la diabetes es tan importante, que el mineral en forma de suplemento puede influir en las personas diabéticas elevando su calidad de vida y mateniéndolas sanas y felices.

Una de las fórmulas de éxito ha sido el suplemento Cromo-L-Metionina que facilita la interacción entre los receptores de insulina y la insulina en los tejidos musculares y tejidos adiposos. De esta manera el cromo mejora las actividades anabólicas de la insulina, cuya función principal es regular los niveles de glucosa en la sangre.

Cuando se une a su receptor, la insulina aumenta la absorción celular y la utilización de glucosa en sangre. Una vez absorbido por la célula, la glucosa se utiliza como una fuente de energía que, junto con las acciones de las hormonas tales como el IGF-1 (factor de crecimiento similar a la insulina) estimula la síntesis de proteínas, el crecimiento de tejido magro, así como el mantenimiento y funcionamiento de otros órganos. El cromo metabólicamente activo también ayuda en la conversión de tiroxina (T4), triyodotironina (T3).

Según el estudio Burton en 1995, el aumento de la hormona tiroidea aumenta la tasa metabólica causando el aumento de consumo de oxígeno, la producción de calor, el metabolismo de las grasas, proteínas y carbohidratos, el gasto cardíaco y la síntesis de ARN. Otro estudio hecho por Anderson en 1991 muestra que la administración de suplementos de cromo en humanos con hiperglucemia leve muestra mejoras con relación a la tolerancia a la glucosa, normalizando los niveles metabólicos de las hormonas insulina y glucagón.

Ahora que sabéis más sobre el cromo ¿Pensáis tomarlos? MASmusculo os ofrece los productos de las marcas más reconocidas para mantener la salud y regular el metabolismo de la glucosa

Deja un comentario