La actividad física y el metabolismo alterado de la glucosa

Publicado el 22 octubre, 2017 | Research

La intolerancia a la glucosa significa que la glucosa en sangre se eleva por encima de los niveles normales, pero no lo suficientemente alta como para justificar un diagnóstico de diabetes; el metabolismo alterado de la glucosa (intolerancia a la glucosa alterada) hace que una persona enfrente un riesgo mucho mayor de desarrollar diabetes y enfermedades cardiovasculares.

El tratamiento del metabolismo alterado de la glucosa puede ayudar a prevenir el desarrollo de la diabetes y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, siendo la dieta sana y equilibrada una forma clave de tratarlo. Otras formas de reducir el riesgo de sufrir esto incluyen perder peso y hacer ejercicio físico regularmente.

Para ejemplificar las cosas; los niveles de glucosa en sangre son la cantidad de glucosa en la sangre, y los niveles normales oscilan entre 4-8 mmol/litro; los niveles de glucosa en sangre a menudo son más altos después de comer y más bajos a primera hora de la mañana, pero solo un diagnóstico médico podrá abrir las posibilidades a un tratamiento o la prevención, en lo que llamamos el estado de pre-diabetes; recordemos que las personas con el metabolismo alterado de la glucosa sufren de presión arterial alta, aumento de los niveles de colesterol y sobrepeso.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) indica que el metabolismo alterado de la glucosa puede estar presente en una persona en un rango de 7.8 mmol/litro a 11.1 mmol/litro después de una prueba oral de tolerancia a la glucosa, que se desarrolla en dos horas, siendo fundamental expresara que debido a que no hay síntomas claros del metabolismo alterado de la glucosa, millones de personas pueden sufrirlo y no saber de ello hasta que aparece la diabetes o alguna enfermedad cardiovascular.

La actividad física es importante en la prevención de la diabetes tipo 2, aunque se sabe poco sobre el papel de las dimensiones específicas de la actividad física, incluido el tiempo sedentario en subgrupos con riesgo de metabolismo alterado de la glucosa. En esta oportunidad los científicos de la American College of Sports Medicine desarrollaron este año un estudio publicado en la revista Epidemiology, aplicando una herramienta de decisión impulsada por datos para identificar las dimensiones de la actividad física asociadas al metbaolismo alterado de la glucosa en varios grupos de edad, sexo e índice de masa corporal (IMC).

Este estudio transversal incluyó a 1501 personas (edad media de 50-65 años) con alto riesgo de diabetes tipo 2 identificadas en el estudio ADDITION-PRO; en este escenario, la actividad física se midió con un acelerómetro combinado y calibrado individualmente con un monitor de frecuencia cardíaca que se usó durante 7 días. El gasto de energía de la actividad física, el tiempo empleado en diferentes intensidades de actividad, la duración del entreno y el tiempo sedentario se consideraron factores determinantes del metabolismo alterado de la glucosa junto con la edad, el sexo y el IMC.

El análisis de árbol de decisión se aplicó para identificar las dimensiones específicas del subgrupo de actividad física asociada con el metabolismo alterado de la glucosa, que se basó en los resultados de la prueba de tolerancia oral a la glucosa y se definió como un nivel de glucosa en plasma en ayunas mayor que 6.1 mmol/litros y/o un nivel de glucosa en plasma de 2 hs mayor que 7.8 mmol/litros.

Para controlar tus niveles de glucosa toma cromo




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Los resultados mostraron que;

  • Entre hombres con sobrepeso (IMC ≥ 25 kg/m), la acumulación de menos de 30 minutos por día de actividad física moderada a vigorosa se asoció con el metabolismo alterado de la glucosa.
  • Entre las mujeres con sobrepeso, el “tiempo sedentario” se asoció con el metabolismo alterado de la glucosa.
  • Entre los individuos mayores de 53 años con peso normal (IMC < 25 kg/m), el tiempo de actividad física ligera se asoció con el metabolismo alterado de la glucosa.
  • Entre los jóvenes menores de 50 años con peso normal, no se relacionó el índice de actividad física con el metabolismo alterado de la glucosa.

Para complejo dilucidar estas conclusiones, pero se identificó a los subgrupos en los que diferentes dimensiones de actividad se asociaron con el metabolismo alterado de la glucosa. La metodología y los resultados de este estudio pueden sugerir un paso preliminar hacia el objetivo de adaptar y focalizar las intervenciones de actividad física dirigidas a la prevención de la diabetes tipo 2 o algunas alteraciones con los niveles de glucosa en sangre.

¿ Tienes problemas con tu azúcar en sangre ?



Fuentes