El compuesto del propóleo puede inhibir radicales libres ligados al sobrepeso

Publicado el 10 noviembre, 2010 | Research

Una propuesta para combatir fuertemente los radicales libres y que puede dar sus frutos en un futuro cercano

El CAPE, un activo constituyente del propóleo fue centro de muchas investigaciones en Estados Unidos y Sudamérica en relación a su potencial antioxidante. El aislado del propóleo producido por las abejas «CAPE» es un compuesto fenólico que posee varias actividades biológicas como por ejemplo un efecto anti-inflamatorio y antimicrobiano. La sigla viene del inglés Caffeic Acid Phenethyl Ester. Los resultados, obtenidos por investigadores sudamericanos con roedores revelan que el CAPE puede combatir la formación de radicales libres asociados al sobrepeso, las enfermedades como diabetes tipo 2 y la hipertensión. El estudio verificó la propiedad antioxidante en modelo experimental de sobrepeso y estrés oxidativo en roedores específicamente.

Estrés oxidativo

Durante la investigación, los grupos de roedores tuvieron sobrepeso inducido por una dieta a base de grasa de cerdo, por un periodo de 8 semanas. Luego, parte de ellos recibió el CAPE por vía oral, en dosificaciones de 13 mg y 30 miligramos mg por kg de peso, en un periodo de 15 y 22 días. Después de este periodo, fue medida la actividad de enzimas asociadas al estrés oxidativo en los tejidos adiposo y hepático.

En los roedores que habían recibido la dosificación de 13 mg, se verificó en el tejido hepático que las enzimas tuvieron un comportamiento semejante al grupo de control, compuesto por animales no sometidos al estrés oxidativo generado por el sobrepeso.

En resumen no hubo aumento de la actividad de los enzimas, lo que evidencia un posible efecto antioxidante del CAPE, destacan los investigadores. También fue verificada una reducción de la producción de peróxido de hidrógeno y peroxidación lipídica, otro indicio del efecto protector del compuesto.

Radicales libres

De acuerdo con los estudios, el sobrepeso debido al mayor consumo de nutrientes en la dieta, lleva a un aumento de la glucosa y de ácidos grasos circulantes en el organismo, aumentando la producción de especies reactivas de oxígeno (ERO) y radicales libres. Esas especies están asociadas la enfermedades como resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, esteatosis hepática, hipertensión y riesgo de problemas cardiovasculares. El proceso es conocido como síndrome plurimetábolico.

El hígado, por ser un órgano con alta tasa metabólica, permitió que el efecto antioxidante del CAPE estuviese más presente y pudiese ser más fácilmente observado. En el tejido adiposo, se observaron pocos cambios en la actividad de las enzimas, inclusive debido a la dificultad en hacerse el análisis en la grasa de los animales.

Las investigaciones apuntan que debido al peso de los roedores, y que la dosificación comprobada es muy pequeña lleva la necesidad de nuevos experimentos con animales antes de la utilización del CAPE y que debería ser impreganada también en seres humanos; y aunque ess un proceso que debe llevar algunos años podría ser una excelente solución para millones de personas que tienen sobrepeso y requieren de un suplemento adecuado para proteger su salud.

Artículos relacionados:

Deja un comentario