Como trabajan los sulfatos de condroitina y glucosamina

Publicado el 24 julio, 2010 | Research

Las articulaciones requieren de esta combinación para mantenerse o reponerse de lesiones

Miles de enfermos reumáticos se pueden beneficiar de las más recientes conclusiones de un estudio norteamericano. La investigación, conducida en Institutos Públicos durante 24 semanas, consistió en la administración de dosis diarias distintas en 5 grupos de enfermos con osteartritis de la rodilla. Los grupos fueron suplementados con 1500 mg de glucosamina, 1200 mg de sulfato de condroitina, una combinación de ambas sustancias, 200 mg de anti-inflamatorio, y placebo. Al final del periodo, el grupo que se suplementó con combinación condroitina y glucosamina reveló un mayor alivio de dolor comparado con los restantes participantes. El estudio fue presentado en el Encuentro Anual del Colegio Americano de Reumatologia, una de las entidades de mayor prestigio en el mundo de la reumatología mundial.

Si hay dolor de rodillas es normal que con el pasar del tiempo el cartílago de las articulaciones empiece lentamente a degradarse, causando dolor y dificultando los movimientos. Las buenas noticias es que los investigadores descubrieron que existe una forma de revertir este proceso, estimulando los procesos biológicos responsables por la reparación del cartílago. Existen diferentes razones que explican los dolores en las articulaciones, una de ellas es la osteoartrosis que es la forma más común de dolor articular. El dolor resulta del desgaste de las ‘cojines’ de los cartílagos que protegen el hueso, lo que acaba por reducir la función de las articulaciones dado que los huesos se friccionan directamente uno en el otro, provocando dolor.

El sulfato de glucosamina previene la osteoatrosis

Es verdad que se puede recorrer a anti-inflamatorios o antibióticos para aliviar los dolores, sin embargo no es suficiente; la glucosamina se encuentra comercialmente disponible bajo tres formas pero la única forma que demostró tener efectos fiables fue el sulfato de glucosamina. La explicación es la siguiente: La glucosamina necesita del grupo sulfato (que contiene azufre) para funcionar.

El sulfato de glucosamina previene el desgaste del cartílago suministrando la materia prima necesaria al organismo para producir un cartílago articular saludable, suave y elástico. Además de eso alivia el dolor y la inflamación de la osteoartrosis y daños de las articulaciones, aumentando la producción de proteoglicanos hechos por el organismo (la materia prima del cartílago), trabando así el deterioro del cartílago y estimulando una nueva regeneración.

La combinación ideal – glucosamina y condroitina

¡Existen otras sustancias que estimulan la reconstrucción del cartílago, hablamos del sulfato de condroitina. La sinergia del sulfato de glucosamina con sulfato de condroitina potencia los resultados positivos en el tratamiento de la osteoartrosis a través del alivio del dolor, mejoría de la puesta en marcha de las articulaciones y estimulación de la síntesis del cartílago.

El sulfato de condroitina es la sustancia base del tejido conectivo

Los proteoglicanos son un grupo de proteínas que componen lo que son conocidos como la «sustancia base» del cartílago. Es esto que da a la articulación resistencia y elasticidad. El sulfato de condroitina, un glicosaminoglicano (CAG), es un tipo de proteoglicano con predominancia en la sustancia base de cartílago, huesos y vasos sanguíneos, como también aparece en otros tejidos conectivos.

En tubos de ensayo, el sulfato de condroitina mostró estimular la producción de cartílago e inhibir la acción de las enzimas que la destruye. Una experiencias clínica demostró que mejora la función motora de la articulación, reduciendo dolores e inflamaciones y una real reparación de la articulación degenerada, utilizando revelados en radiografías. La reparación incluyó una notable mejora del volumen y cantidad de la matriz conectiva de la articulación y del fluido sinovial.

Dentro de esta mejora, otros beneficios adicionales fueron observados. Durante un largo periodo de suplementación, se observó cambios en personas con arterosclerosis que permitió evitar la muerte por esta enfermedad cardiovascular que fue casi eliminada en los tratados. El sulfato de condroitina forma también la sustancia base de los vasos
sanguíneos.

Artículos relacionados:

Deja un comentario