Una caloría no es una caloría

Publicado el 10 agosto, 2011 | Health

Lo importante es conocer el aporte de nutrientes requeridos para cada plan de entrenamiento específico

Vivimos hoy en un mundo globalizado donde las informaciones están al alcance de todos, es difícil ver a una persona que se preocupe al mínimo por su cuerpo y su forma física sin que se preocupe por las calorías que está ingiriendo; parece que las personas están abriendo sus ojos y percibiendo la importancia de mantener una dieta un poco más controlada ya que los medios de comunicación están comenzando a ayudar un poco en esa lucha y están informando un poco más, aunque pocos aún tengan el coraje de hablar sobre toda la verdad.

De acuerdo con los programas de televisión, los periódicos y algunos médicos negligentes sin descalificar a la clase médica, pero existen pésimos profesionales en todas las áreas, y la clase médica debería ser el área con más pequeño número de personas inescrupulosas; infelizmente no es así, y lo peor es que la política sanitaria mundial consolidó a los médicos como semidioses cuyas recetas farmacológicas estaban sobre todo lo demás llevando a las opciones correctivas sobre las preventivas en materia de salud empezando por ejemplo con la nutrición.

Existen otras variables que deben ser manipuladas para una mayor pérdida de grasa; perder peso es una cosa, perder grasa es otra;

  • Podemos correr sobre una esterilla y asistir a 5 clases de aeróbicos por día y comer una fruta y sopa cada tres horas, así como preconizan algunas dietas locas y la personas va a perder tal vez peso, pero si se es una persona detallista y se hace una evaluación física antes y tras la dieta, se va a percibir que la mayoría del peso que se perdió fue derivada de los músculos y no desde la grasa; los resultados de esto hace que se esté proporcionalmente más gordo, más leviano en peso, sin embargo menos simétrico.
  • Estudios recientes han probado lo que los culturistas ya sabían hace décadas que la alimentación cumple un papel fundamental en la pérdida de grasa corporal y una caloria no es una caloría; las revelaciones científicas muestran que las dietas hipocalóricas funcionan mejor con una proporción más baja de carbohidratos, y por ello cuando estamos en una dieta para perder grasa corporal, debemos fijarnos más en las proteínas que en los carboidratos.

La proteína tiene algunas ventajas:

  • Efecto termogénico mayor: Cuando nos alimentamos nuestro organismo gasta calorías para digerir los alimentos; la proteína tiene el mayor efecto termogénico, es decir cuando ingerimos proteínas, nuestros organismos gastan entre 20% y 35% de las calorías ingeridas para hacer la digestión; en el caso de los carbohidratos y grasas esta gasto es de 5% a 15%, por consecuencia comer proteína hace que nuestro cuerpo queme más calorias.
  • Provee una mayor saciedad: El más discutible factor a favor de la proteína es la mayor saciedad causada por ella, si se ingiere una comida rica en proteínas juntamente con una fuente de carbohidratos complejos se va a tardar en sentir apetito.
  • Regula la insulina: Cuando ingerimos carbohidratos, los niveles de insulina en el torrente sanguíneo suben rápidamente; la insulina es la hormona que lleva la glucosa y algunos otros nutrientes hacia dentro de la célula y si ingerimos carbohidratos simples (frutas, refrigerante, azúcar, pastel etc) nuestros niveles de insulina suben rápidamente. y si ingerimos carbohidratos complejos ( arroz y pan integrales etc) los niveles suben más lentamente.

Que tiene a ver esto con a quema de grasa ?

La lipólisis, o sea la quiebra de la molécula de la grasa para que ella sea usada como energía es regulada por una substancia llamada HSL (Hormone-sensitive lípase); esta substancia por su parte es influenciada por la insulina y por alguna beta-agonistas, el punto importante de todo esto indica que mientras más insulina circula en la sangre, más pequeñas serán las oportunidades quemar grasa.

  • Estudios científicos serios han demostrado que el perfil de lípidos en la sangre no muestra alteraciones significativas, los riñones no son sobrecargados de forma alguna a menos que la persona tenga un problema renal previo y la cetosis puede no ser tan perjudicial; en realidad nuestro organismo no fue creado para ingerir muchos carbohidratos.
  • Pero no se debe pensar en obtener mejores resultados haciendo una dieta solamente basada en proteínas y sin ninguna forma de carbohidratos pues estos son importantes pero en más pequeñas cantidades y deben ser ingeridos solo en su forma compleja; o combinar algunos simples en ciertos programas de entrenamiento para obtener mayor masa muscular y en tiempos bien definidos alrededor del entrenamiento.
  • Es preferible ingerir la mayor parte de los carbohidratos por la mañana e ir disminuyendo su ingesta por la tarde y la noche.

Como podemos percibir una caloría no es una caloría y el tipo de nutriente ingerido es muy importante para alcanzar nuestros resultados, siempre que se siga un plan dietario adecuado al entrenamiento que debe ser bien planificado.

Artículos relacionados:

Deja un comentario