Porqué el miso es increíblemente saludable

Publicado el 29 junio, 2018 | Health

El miso es un condimento fermentado especialmente popular en partes de Asia, aunque también ha llegado al mundo occidental; aunque todavía es desconocido para muchos, las personas que están familiarizadas con él probablemente lo hayan consumido en forma de sopa. Este condimento tradicional japonés consiste en una pasta espesa hecha de soja fermentada con sal y un iniciador de koji que es increíblemente nutritivo, por lo cual se lo vincula a una variedad de beneficios para la salud, que incluyen una mejor digestión y un sistema inmunológico más fuerte.

La pasta de miso se puede usar para hacer salsas, untables y caldo de sopa, o para encurtir verduras y carne; la gente generalmente describe su sabor como una combinación de salado y umami (salado), y su color puede variar entre blanco, amarillo, rojo o marrón, dependiendo de la variedad; además, aunque el miso se elabora tradicionalmente con soja, ciertas variedades usan otros tipos de frijoles o guisantes, arroz, cebada, centeno, alforfón y semillas de cáñamo, distinguiéndose uno de otro por el sabor y el color.

El miso es rico en varios nutrientes

El miso contiene una buena cantidad de vitaminas, minerales y compuestos vegetales beneficiosos; unos 28 gramos generalmente proporciona poderosas 56 calorías;

  • 3 gramos de proteínas, 7 gramos de carbohidratos y 2 gramos de grasas
  • 12% del VDR de Manganeso
  • 10% del VDR de Vitamina K
  • 6% del VDR de Cobre
  • 5% del VDR de Zinc

También contiene cantidades más pequeñas de vitaminas B, calcio, hierro, magnesio, selenio y fósforo, y es una fuente de colina. Curiosamente, las variedades hechas de soja se consideran fuentes de proteínas completas porque contienen todos los aminoácidos esenciales necesarios para la salud humana, además, el proceso de fermentación utilizado para producir miso hace que sea más fácil para el cuerpo absorber los nutrientes que contiene.

El proceso de fermentación también promueve el crecimiento de probióticos, bacterias beneficiosas que proporcionan una amplia gama de beneficios para la salud. La A. oryzae es la principal cepa probiótica encontrada en miso, pero dicho esto, también hay que considerar que es muy salado, por tanto en ciertas ocasiones puede considerar consumirse con moderación.

El miso mejora la digestión

El intestino alberga billones de bacterias; algunas son beneficiosas, mientras que otras son dañinas. Poseer el tipo correcto de bacteria en el intestino ayuda a mantener una flora intestinal saludable y esto sirve para defender el cuerpo contra las toxinas y las bacterias dañinas, además mejora la digestión, reduce los gases y el estreñimiento, así como la diarrea o la hinchazón relacionada con los antibióticos.

La A. oryzae es la principal cepa probiótica encontrada en miso es en definitiva un coadyuvante para ayudar a reducir los síntomas relacionados con problemas digestivos, incluida la enfermedad inflamatoria intestinal. Además, el proceso de fermentación también ayuda a mejorar la digestión al reducir la cantidad de antinutrientes en la soja.

Los antinutrientes son compuestos que se encuentran naturalmente en los alimentos, incluso en la soja y los granos utilizados para producir miso. Si se consumes antinutrientes, pueden unirse a nutrientes en el intestino, lo que reduce la capacidad del cuerpo para absorberlos; la fermentación reduce los niveles de antinutrientes en miso y otros productos fermentados, lo que ayuda a mejorar la digestión.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

El miso fortalece el sistema inmunológico

El miso contiene nutrientes que pueden ayudar al sistema inmunológico a funcionar de manera óptima; por ejemplo, los probióticos en el miso pueden ayudar a fortalecer la flora intestinal, lo que a su vez aumenta la inmunidad y reduce el crecimiento de bacterias dañinas. Además, una dieta rica en probióticos puede ayudar a reducir el riesgo de adquirir enfermedades y ayudar al cuerpo a recuperarse más rápido de las infecciones, como el resfriado común.

Además, el consumo habitual de alimentos ricos en probióticos como el miso puede reducir la necesidad de antibióticos que combaten las infecciones hasta en un 33%.

El miso puede reducir el riesgo de ciertos cánceres

El primero puede ser cáncer de estómago; los estudios observacionales han encontrado repetidamente un vínculo entre las dietas altas en sal y el cáncer de estómago. Sin embargo, a pesar de su alto contenido de sal, el miso no parece aumentar el riesgo de cáncer de estómago como lo hacen otros alimentos con alto contenido de sal.

Los expertos creen que esto puede deberse a los compuestos beneficiosos que se encuentran en la soja, que potencialmente contrarrestar los efectos de la sal que promueven el cáncer. Los estudios en animales también informan que comer miso puede reducir el riesgo de cáncer de pulmón, colon, estómago y mama. Esto parece especialmente cierto para las variedades que se fermentan durante 180 días o más, lo cual es genial para la salud de todos.

El miso también es rico en antioxidantes, que ayudan a proteger las células del cuerpo contra el daño de los radicales libres, un tipo de daño celular relacionado con el cáncer, sin embargo, se necesitan más estudios antes de poder llegar a conclusiones sólidas sobre este vínculo.

Otros beneficios potenciales del miso

  • La sopa de miso puede reducir el riesgo de muerte por enfermedad cardíaca, aunque los efectos protectores parecen ser pequeños y pueden ser específicos de las mujeres.
  • Estudios en animales muestran que el miso puede ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL “dañino” en la sangre.
  • El miso parece reducir la presión sanguínea en los animales, aunque los resultados en humanos permanecen divididos.
  • El miso puede proteger contra la diabetes tipo 2, ayudando a retrasar la progresión de la misma, sin embargo, no todos los estudios están de acuerdo con este punto.
  • Los alimentos ricos en probióticos como el miso pueden beneficiar la salud del cerebro al ayudar a mejorar la memoria y reducir los síntomas de ansiedad, estrés, depresión, autismo y trastorno obsesivo compulsivo.

Aunque estos beneficios adicionales son alentadores, es bueno observar que pocos estudios vinculan directamente el miso con los beneficios anteriores, por consecuencia son anecdóticos pero también pueden apoyar ciertas tesis científicas.

¿ Añades alimentos fermentados a tu dieta deportiva ?



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *