Las fresas mejoran el dolor y la inflamación en personas con sobrepeso

Publicado el 6 diciembre, 2017 | Health

La osteoartritis, la forma más común de artritis, es una carga significativa para la salud pública; entre sus muchos factores de riesgo, la obesidad es un factor clave que causa inflamación, dolor, deterioro de la función articular y una calidad de vida reducida. Si bien no existe una cura, el tratamiento actual para la osteoartritis combina intervenciones no farmacológicas y farmacológicas, y a menudo implica costosos procedimientos de reemplazo articular.

Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos pueden provocar efectos secundarios gastrointestinales, por tanto alternativas eficaces y más seguras podrían beneficiar a millones de personas. En este caso, los nutracéuticos son buenos candidatos alternativos, debido a su perfil de seguridad y eficacia potencial, sin embargo, los suplementos usados popularmente, como la glucosamina, el sulfato de condroitina y los insaponificables de aguacate y soja, no han demostrado una mitigación convincente y significativa de los síntomas, según ensayos clínicos aleatorizados, o carecen de estudios a largo plazo sobre la síntomas y biomarcadores inflamatorios en las articulaciones.

Los polifenoles dietéticos y otros compuestos bioactivos en bayas, curcumina y té han mostrado efectos en la mejora del dolor y la inflamación en la osteoartritis, pero se han publicado pocos estudios clínicos. El propósito del presente estudio fue examinar los efectos de las fresas dietéticas sobre el dolor, los marcadores de inflamación y los indicadores de calidad de vida en adultos con sobrepeso con osteoartritis de la rodilla.

En este caso se trabajó analizando los efectos de las fresas liofilizadas sobre los síntomas del dolor y sobre los biomarcadores circulantes de la inflamación y la degradación del cartílago en adultos obesos con osteoartritis de rodilla sintomática. El objetivo principal de un grupo de científicos de la Oklahoma State University fue  determinar los efectos de las fresas liofilizadas en los puntajes de dolor evaluados mediante la Escala Analógica Visual para el Dolor (VAS Pain) y los basados en una Medida de Dolor Osteoartrítico Intermitente y Constante (ICOAP), así como en los biomarcadores seleccionados de inflamación y degradación del cartílago, asociados con osteoartritis de rodilla, en comparación con un grupo de control.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

En un ensayo aleatorizado, doble ciego cruzado, los 17 adultos de entre 57 y 64 años con evidencia radiográfica de artrosis de rodilla (índice de masa corporal (IMC): (media ± DE) 39,1 ± 1,5) fueron aleatorizados en dos fases, siguiendo un protocolo por 24 semanas, separadas por una fase de 2 semanas de lavado.

  • En la fase 1, tomaron una bebida reconstituida de fresa liofilizada (50 g/día).
  • En la fase 2, tomaron una bebida de control diariamente.

Los análisis de sangre y las evaluaciones del dolor y de los indicadores de calidad de vida se realizaron las mediciones con las técnicas citadas, las cuales se completaron al inicio y en las semanas 12, 14 y 26 del estudio.

Los resultados mostraron que los biomarcadores séricos de la inflamación y la degradación del cartílago (interleucina (IL)-6, IL-1beta y la metaloproteinasa de la matriz (MMP)-3) disminuyeron significativamente después del tratamiento con fresas en comparación con el tratamiento con una bebida de control (todos p <0.05).

La suplementación de fresa también redujo significativamente el dolor constante, intermitente y total según lo evaluado por el cuestionario ICOAP, así como los puntajes HAQ-DI (todos p <0.05); por otro lado, no se observaron  efectos del tratamiento en los perfiles de proteína C reactiva en suero (CRP), nitrito, glucosa y lípidos.

En conclusión, este estudio piloto proporciona evidencia sobre el papel de los compuestos bioactivos de las fresas, como fuente rica de polifenoles y nutrientes, para mejorar el dolor y la inflamación en adultos con sobrepeso y problemas de osteoartrosis de rodilla; ahora bien, dada la carga económica de la obesidad y las afecciones relacionadas, incluidos los problemas articulares de rodilla, se recomienda que la intervención dietética simple, es decir, la adición de bayas como las fresas, podría tener un impacto significativo en el dolor, la inflamación y la calidad de vida en tres semanas o menos, de acuerdo con cada individuo.

¿ Consumes bayas en tu dieta deportiva ?



Fuente

MASmusculo Info
Especialista en investigación científica