La dieta carnívora, ¿ la seguirías?

Publicado el 7 julio, 2018 | Health, Research

La dieta carnívora y la dieta cetogénica permiten comer proteínas y grasas, restringiéndose los carbohidratos, pero el enfoque de los carnívoros es mucho más extremo, aunque la dieta carnívora también puede llamarse un plan “cero en carbohidratos”, lo que simboliza un nombre poco apropiado. Es una opción que muchos tienen y un paso fundamental a lo que se desea, siempre que se siga un plan equilibrado y controlado por un nutricionista con experiencia.

La cieta keto vs la dieta carnívora

En una dieta cetogénica, el énfasis está en la grasa; la proteína es limitada para evitar el exceso de gluconeogénesis, que puede sacar a una persona de la cetosis. Sin embargo, en la dieta carnívora, se recomienda que se coma tanto proteínas como grasas en abundancia. Como resultado, dependiendo exactamente de qué alimentos se coma y de cuanto, se puede o no alcanzar la cetosis… si no se llega, no importa; el único objetivo es sentirse mejor y estar más saludable.

A diferencia del keto, no existen pautas claras a seguir para la dieta carnívora con respecto a los macros o los porcentajes de calorías totales. Debido a que la dieta nunca se ha estudiado formalmente, no hay una ciencia sólida para definir cómo configurarla de manera óptima. Pero los carnívoros parecen estar de acuerdo en que depender de la carne roja hace que la dieta sea fácil de seguir y se ocupa de todas las necesidades nutricionales.

Lo insólito es que la comida debe provenir de animales, por lo que los aguacates y el aceite de coco que abundan en una dieta keto no tienen cabida en la dieta carnívora. Por otro lado, es ideal comer cualquier alimento animal que se desee en cualquier cantidad o combinación que se prefiera. Además, los alimentos lácteos que contienen azúcar, como la leche y el yogurt, que generalmente no se encuentran en un plan de dieta keto, pueden incluirse en la dieta carnívora, a pesar de que contienen algunos carbohidratos.

La dieta carnívora y la pérdida de peso

En una dieta de carne, la primera reacción de cualquiera es que se engordaría, pero eso es muy poco probable. Al igual que con la dieta keto, no consumir carbohidratos mantiene bajo el azúcar en  todo momento, sin obtener picos de insulina, por lo que el cuerpo no tiene ninguna razón para almacenar calorías entrantes en forma de grasa corporal. Además, las limitaciones de lo que puede comer hacen que sea casi imposible obtener un excedente de calorías sin un esfuerzo concertado.

Para los que comen nueces, pretzels u otros bocadillos, lo que suma muchas calorías sin siquiera darse cuenta, la dieta carnívora puede ayudar a mantener todo bajo control.  En realidad, hay que estar realmente hambriento para comer, pero no se puede comer una hamburguesa accidentalmente o cocinar un bistec. El que sigue esta dieta adquirirá el hábito de comer solo cuando lo necesite, y aceptar lo suficiente para mantenerse satisfecho, aprendiendo la diferencia entre el apetito fisiológico y la alimentación sin sentido; por lo menos lo dicen los que siguen la dieta carnívora.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

La dieta carnívora y la salud del corazón

En primer lugar, aún no existe un vínculo claro entre el consumo de grasas saturadas y la enfermedad cardíaca, pero también hay una gran cantidad de evidencia de que las grasas saturadas pueden mejorar la salud del corazón siendo algo controversial y hasta conflictivo en la mesa de discusión. Obviamente hablamos de una dieta carnívora de carnes magras, de variedad, incluidos los órganos y hasta carnes blancas de aves o pescados como complemento a la dieta basada en carne roja, que también puede consumirse a partir de diversos animales.

En un experimento con una dieta carnívora, el análisis de sangre de los participantes revelaron que el colesterol total era en promedio, 180 mg/dl, el nivel de HDL (frecuentemente llamado el colesterol “bueno”) era de 57 y el LDL (el llamado colesterol “malo” ) era 123, lo que pueden considerarse buenos puntajes.

Después de 35 días de hacer una dieta carnívora, se le volvieron a verificar los números; el colesterol total subió a 241 mg/dl. Mientras que muchos médicos consideran que algo más de 200 es demasiado alto, parte de la razón fue el aumento en su HDL que subió 10 puntos y el LDL que subió a 162, pero sus niveles de VLDL, considerado un importante marcador del riesgo de enfermedad cardíaca, pasó a ser 12, lo cual es extremadamente bajo.

Los expertos médicos citan en sus investigaciones que su índice de colesterol es un mejor predictor de riesgo que el colesterol total o LDL. Para encontrarlo, hay que dividir el número total de colesterol por el puntaje HDL. Eso le da a los participantes del estudio una proporción de 3.6 a 1 y como 3.4 se considera óptimo, los que siguieron la dieta carnívora se encontraron en un rango muy saludable.

Otro apunte curioso sobre el colesterol; a pesar de que las cifras más altas de LDL se consideran riesgosas, es más importante el tipo de partículas de LDL que recorre las arterias. Si son pequeñas y densas, se consideran más peligrosas que si son más grandes y “más esponjosas”. Por lo tanto, dos personas con el mismo valor de LDL podrían estar en niveles de riesgo muy diferentes.

Según el Cooper Institute, una buena forma de determinar qué tipo de partículas de LDL se tiene es encontrar la proporción de triglicéridos a colesterol HDL. Cuanto menor es la relación, menor es el riesgo; en el caso de los que siguieron la dieta carnívora, llegaban a niveles de triglicéridos de unos 59 mg/dL, lo que hace que la relación triglicéridos a HDL sea menor a 1, que definitivamente es excepcional.

Obviamente esto fue siguiendo una dieta durante un tiempo muy corto, por lo que es imposible predecir lo que le sucedería a largo plazo, pero se debería aliviar los temores de “todos” sobre los peligros de las carnes para el sistema cardiovascular. Cinco semanas de comer partes de una vaca puede causar un ataque al corazón y siempre que sean de diferentes cortes (no solo los grasientos), parecía reducir las posibilidades de tener un problema con el corazón… esto es realmente relativo según nuestro punto de vista.

Otros beneficios de la dieta carnívora

  • Reduce la inflamación: según algunos veganos, los alimentos de origen animal ricos en grasa promueven la inflamación en un grado similar al de fumar cigarrillos. La verdad, sin embargo, es que en realidad pueden disminuirla; un estudio de 2013 en la revista Metabolism comparó a personas que consumieron una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos con aquellos que seguían una dieta baja en grasas y alta en carbohidratos, concluyéndose que aunque las calorías fueron restringidas en ambos grupos, los consumidores con alto contenido de grasas (buenas sobre todo) en sus dietas, obtuvieron marcadores más bajos de inflamación sistémica en doce semanas.
  • Incrementa la testosterona: se ha demostrado que las dietas altas en grasas aumentan los niveles de testosterona; de hecho, un estudio en el American Journal of Clinical Nutrition descubrió que los hombres que siguen una dieta alta en grasas y baja en fibras durante 10 semanas tenían un 13% más de testosterona total que los que consumen pocas grasas y muchas fibras.
  • Aumenta la claridad mental: al igual que con la dieta keto, las personas que siguen una dieta carnívora informan que piensan con mayor claridad y que tienen un mejor enfoque casi de inmediato. Una vez más, como en el caso del keto, hay un período de adaptación en el que su cuerpo tiene que descubrir como alimentarse con muy pocos carbohidratos, por lo que probablemente inicialmente uno se sienta letárgico y temperamental al principio. En pocos días, o en más de una semana, la mente se pone más aguda que nunca, haciendo que todo el sistema se empiece a conectar.

Hay una cosa sobre la dieta carnívora que nadie puede discutir…  no es complicada porque se come alimentos de origen animal cuando se tiene apetito, y eso es todo. En lo que respecta al estilo de vida, es bastante agradable, porque casi nadie se cansa de la carne; es más, es tan saciante que nadie, pero nadie tiende a exagerar cuando se encuentra dentro de un plan de entreno serio.

¿ Te gusta consumir muchas carnes con frecuencia ?



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *