La deliciosa polenta y sus beneficios

Publicado el 30 mayo, 2017 | Health

La polenta es un ingrediente italiano elaborado con harina de maíz fina o gruesa molida. En muchas regiones, compite con la pasta porque es un gran complemento de sabores cuando se añade hierbas y especias. Es un alimento bajo en grasas y uno de los mejores absorbentes del sabor de especias u otros añadidos, además es un carbohidrato barato y alimento básico de cualquier cocina.

La polenta tiene un legado que data de 1700 cuando se hizo popular en Italia; se consideraba la comida campesina porque era abundante y barata. Naturalmente, se convirtió en una receta de la dieta básica en los meses de invierno cuando la comida era escasa; la palabra india americana para el maíz, significa «aquello que sostiene la vida», estando justo detrás del trigo y el arroz como el grano más importante del mundo, además, es uno de los mejores alimentos para suministrar energía duradera.

La polenta es una sabrosa alternativa a los alimentos básicos basados ​​en trigo, ya que está hecha de maíz, por lo que es naturalmente libre de gluten. Al igual que la mayoría de los alimentos con almidón, es un buen proveedor de energía y añade volumen a la dieta, pero sin grasa (suponiendo que no se añade aceite o mantequilla); otro beneficio es que contiene alrededor de la mitad de las calorías de la pasta o el arroz.

No hace falta mucho conocimiento gastronómico para agitar la polenta en una sartén durante 40 minutos, ya que la variedad de cocción rápida (hecha de harina de maíz precocinada) está disponible en los supermercados y sólo toma minutos para preparar. Puede ser servida como un plato cremoso o como acompañamiento a cualquier tipo de carnes; por otro lado se puede asar, freir, hornear como chips o como la mente pueda imaginar.

La polenta, un alimento con grado nutricional

A pesar de que el maíz es uno de los alimentos más saludables y bajos en calorías es una buena idea girar y mezclar polenta con otras verduras. El maíz de hoy está casi totalmente modificado genéticamente, así que la polenta debe venir de una fuente orgánica para evitar los problemas de salud; de acuerdo con el Journal of Agricultural and Food Chemistry, los alimentos hechos de maíz amarillo molido incluyendo la polenta proporcionan una fuente natural y excelente de carotenoides.

El Dr. Mario Ferruzzi de la Universidad de Purdue declaró, “Es más fácil digerir los carotenoides de los alimentos de maíz molido que los de las zanahorias y las espinacas”; los carotenoides son solubles en grasas, lo que significa que son más fáciles de digerir cuando se combinan con algo de grasa.

Además de la polenta, recuerda usar harinas de avena en tu alimentación




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

La polenta deliciosa y benéfica

La polenta es un alimento rico en carbohidratos, además de contener vitamina A y C, lo que la convierte en una buena fuente de caroteinoides, luteína y zeaxantina. La concentración alcanza un nivel de 1.355 microgramos por 100 gramos; el nivel de beta-caroteno es de 97 microgramos por 100 gramos aportando beneficios para la salud pudiendo ser anti-canceriana o pro-cardiovascular, lo que la hace fenomenal para evitar las enfermedades del corazón.

La polenta impide la deposición de grasa y proporciona carbohidratos complejos de calidad, asegurando una mejor digestión, sin causar hinchazón como el pan (la hinchazón ocurre si las fibras del grano no están suficientemente descompuestas y la levadura fermenta en el intestino). Estudios de investigación han demostrado que el maíz puede apoyar el crecimiento de bacterias amigables en el intestino grueso y también puede ser transformado por estas bacterias en ácidos grasos de cadena corta (SCFAs) que suministran energía para las células intestinales, lo que reduce el riesgo de cáncer de colon.

Una manera fácil de preparar las comidas

La polenta es un plato maravilloso que va con el desayuno, almuerzo y platos de la cena y pudiéndose servir caliente o frío, suave o dura, considerándose uno de los los alimentos más versátiles. Dado que la polenta no contiene gluten, puede reemplazar fácilmente las comidas a base de trigo, recordando que muchos almacenes la venden como “polenta pre-hecha”, para evitar el tiempo que toma hervirla en agua y revolverla hasta que se espese.

Una de las maneras más fáciles de prepararla es agregar la harina de maíz al agua salada fría, llevar a un hervor cerrado, y dejarla permanecer en una olla cubierta hasta que se vuelva gruesa. A continuación, se puede servir caliente o refrigerada hasta que se pueda cortar en rodajas. El sabor que se utiliza determinará cómo se usará la polenta en la mesa, pues es posible añadir hierbas y especias como el Cajun, los pimientos, entre otras hierbas que son parte de la cocina tradicional; siempre se debe recordar que las especias ayudan a acelerar el metabolismo.

Una combinación irresistible que forma parte de una receta mediterránea clásico consiste en garbanzos, berenjenas asadas, calabacín, pimientos rojos y amarillos, en una polenta rebanada coronada con queso mozzarella (orgánico) más la salsa de tomate favorita. Y, sin preocupaciones, los veganos pueden reemplazar el queso con queso de arroz, SABROSO ¿ No ?

¿ Añades polenta a tu dieta con frecuencia?



Fuentes

Deja un comentario