Un estilo de vida más ágil protege contra el cáncer

Publicado el 5 septiembre, 2018 | Health

Tanto la aptitud cardiorrespiratoria basal como la adiposidad predicen el riesgo de mortalidad por cáncer, sin embargo, los efectos de los cambios en estos dos factores a lo largo del tiempo no se han evaluado exhaustivamente en anteriores estudios, incluso los expuestos por nosotros. El objetivo de este estudio publicado en la revista Medicine and Science in Sports and Exercise fue examinar las asociaciones independientes y conjuntas de cambios en la aptitud cardiorrespiratoria y la composición corporal en la mortalidad por cáncer.

El estilo de vida que protege a los hombres, y probablemente también a las mujeres, contra el cáncer, hace que no engorden, sino que aumenten a medida que envejecen, mientras mantienen o aumentan sus niveles de condición física. Esto es evidente a partir de este estudio epidemiológico que involucró a unos 14,000 hombres en Estados Unidos.

Los investigadores utilizaron los datos de 13.930 hombres, que se recogieron entre 1974 y 2002 en el Estudio Longitudinal del Centro Aeróbico. En ese estudio, los científicos deportivos determinaron dos veces el índice de masa corporal (IMC), y los niveles de condición física de los hombres; luego mantuvieron un registro de los hombres que murieron como resultado del cáncer; cuando comenzó el estudio, todos los hombres estaban sanos.

Los hombres que quedaron menos en forma tenían más probabilidades de morir como resultado del cáncer que los hombres que mantuvieron su condición o se entrenaban dentro del fitness o algún deporte; lo que se analizó fue que los hombres que mantuvieron su capacidad cardiovascular y al mismo tiempo lograron adelgazar a pesar de la escalada de los años, tenían la menor posibilidad de cáncer.

En conclusión, el cambio de la aptitud cardiorrespiratoria fue un importante predictor de la mortalidad por cáncer en los hombres, escriben los investigadores. Perder la capacidad cardiorrespiratoria se asoció con un mayor riesgo de muertes prematuras por cáncer en los hombres, independientemente del cambio en el índice de masa corporal (IMC),.

Mejorar o mantener la capacidad cardiorrespiratoria se asoció con una reducción del riesgo de muerte por cáncer. Además, mejorar o mantener la capacidad cardiorrespiratoria pudo atenuar algunos efectos potencialmente negativos de la ganancia de índice de masa corporal (IMC),  sobre la mortalidad por cáncer. En este caso está claro que la actividad física frecuente es buena para la salud, pero en este estudio se demuestra que es un factor clave para la longevidad.

Cómo el entreno previene y combate el cáncer

Existe mucha evidencia de que las personas con altos niveles de fuerza muscular tienen un menor riesgo de cáncer, un 40% menos de riesgo para ser exactos. Otro estudio analizó a casi 9,000 hombres de entre 20 y 82 años y descubrió que los hombres con un máximo de una repetición más fuerte en press de banca y prensa de piernas tenían una reducción del 40% en su riesgo de morir de cáncer. Se ajustaron para el índice de masa corporal (IMC), la grasa corporal y la aptitud aeróbica, y los resultados aún se mantienen.

Parece que hay algo acerca de simplemente ser más fuerte que se asocia con un riesgo menor de contraer cáncer. Además, la fuerza en realidad parece disminuir el riesgo de morir a causa de la mayoría de los principales problemas de salud; por ejemplo, los hombres con un salto vertical más bajo, menos sentadillas y una menor fuerza de prensión tienen un mayor riesgo de morir.

Los estudios parecen sugerir que la fuerza se asocia de forma independiente con un menor riesgo de cáncer y una mayor probabilidad de evitar una muerte prematura, independientemente de la edad, el tabaquismo, el consumo de alcohol u otros problemas de salud. Ahora todo está bien, pero las asociaciones solo pueden decirnos tanto que debemos entender los mecanismos que respaldan estas asociaciones.

Para prevenir el cáncer, toma muchas vitaminas




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Sabemos que ejercitar los músculos conduce a:

  • Mejora de la sensibilidad a la insulina (disminuye la insulina porque se necesita menos insulina para eliminar el azúcar de la sangre).
  • Aumenta la captación de azúcar por parte del músculo esquelético, la cual se usa como energía durante el ejercicio. Con menos azúcar e insulina flotando alrededor de la sangre se previene el cáncer.
  • Promueve una disminución en los niveles de hormonas que pueden conducir al cáncer; por ejemplo, el entreno de resistencia aumenta el IGFBP-3, que se une al factor de crecimiento insulínico (IGF), disminuyendo su capacidad de promover el cáncer (los factores de crecimiento son normales dentro del cuerpo humano, pero demasiados pueden conducir a un crecimiento celular excesivo, incluido el crecimiento de células cancerosas).
  • Disminuye la inflamación (que cuando está presente, acelera el cáncer).
  • Aumenta la defensa antioxidante, que ayuda a combatir posibles radicales libres que causan cáncer.
  • Reduce la inflamación produciendo grasa corporal.

Entonces, parece todo claro; solo hace falta tomar conciencia y definitivamente planear una vida saludable y disfrutar del bienestar general.

¿ Te sientes saludable mientras entrenas con frecuencia ?



Fuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *