El gasto energetico en reposo y el efecto termico de los alimentos proteicos

El gasto energético en reposo y el efecto térmico de los alimentos proteicos

Publicado el 11 junio, 2016 | Health

El gasto energético total es la suma del gasto energético en reposo, el efecto térmico de los alimentos y el gasto energético relacionado con la actividad física. Mientras el gasto de energía asociado con la actividad física ofrece la mayor flexibilidad y puede aumentar varias veces por encima de los niveles sedentarios, el gasto energético en reposo es generalmente el componente más importante del gasto energético total (65-75%).

El gasto de energía debido al metabolismo muscular es el único componente del gasto energético en reposo que tiene la capacidad de variar considerablemente; aunque es relativamente pequeño en relación con el gasto total de energía, una pequeña diferencia en la cantidad de masa muscular magra podría tener un efecto significativo en el balance de energía. Sin embargo, el papel de la masa muscular en la prevención del sobrepeso pocas veces ha sido examinado.

Existe un consenso general en la literatura de que la proteína estimula la termogénesis inducida por la dieta en un grado mayor que otros macronutrientes; la energía metabólica de las proteínas, tal como se define por el factor de Atwater, es 17 kJ / g, no obstante, la proteína es particularmente termogénica y la energía metabolizable neta es en realidad 13 kJ / g, por lo que es más baja que la energía metabólica de los carbohidratos o la grasa.

Varias explicaciones se han ofrecido para el aumento del efecto termogénico de la proteína; por ejemplo, se ha sugerido que el aumento del volumen que es de aproximadamente 68% para la mayoría de las proteínas, representa los efectos termogénicos agudos provenientes de la proteína de la alimentación. El cuerpo no tiene la capacidad de almacenamiento flexible para hacer frente a un aumento de la ingesta de proteínas y por lo tanto tiene que oxidar de forma activa o de otro modo eliminar el exceso de aminoácidos, que posteriormente aumenta la termogénesis, relacionándose así el gasto energético en reposo y el efecto térmico de los alimentos proteicos .

gasto1 gasto2 gasto3

Las comidas ricas en proteínas también pueden aumentar la termogénesis y el gasto de energía a través de una regulación de las proteínas desacoplantes. En modelos animales, el aumento de la ingesta de proteínas aumenta la proteína-2 de desacoplamiento (UCP2) en el hígado y la proteína-1 de desacoplamiento (UCP1) en el tejido adiposo marrón; estos cambios se correlacionan positivamente con el gasto de energía en general.

Dentro del mundo científico, la definición y composición de una dieta alta en proteínas varían considerablemente, con tomas que van desde la expresión como un porcentaje de la ingesta diaria de energía (27-68%) en un importe absoluto (90,5 a 284 g / d), pero por otro lado la ingesta de proteínas, a menudo se expresa como un porcentaje del consumo total de energía tomando en cuenta también que la pérdida de peso es más relevante durante una ingesta de proteínas absoluta.

Llevad vuestras proteínas en las mejores mochilas y bolsos térmicos



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Cuando se produce la pérdida de peso y el consumo de energía se reduce, la cantidad absoluta de proteína ingerida puede caer por debajo del valor actual de ingesta diaria recomendada, que es de 0,8 g / kg, incluso cuando el porcentaje de calorías provenientes de proteínas sigue siendo el mismo. En este caso, la expresión del valor de la proteína como un porcentaje de calorías puede ser engañosa ya que su consumo puede estar dentro del rango de distribución de macronutrientes aceptable, que se expresa como un porcentaje de la energía, pero todavía estará por debajo de una cantidad que es óptima para mantener saludable el cuerpo.

¿ Que cambios notasteis en vuestro cuerpo al seguir una dieta proteica ?

 

Fuente

Deja un comentario