Creciendo con Alimentos Reales

Publicado el 27 diciembre, 2013 | Health

Consejos verdaderos para los que desean tener masa muscular de calidad

Cuando empezamos a entrenar miramos el espejo diciendo que queremos ser gigantes, y adquirir verdaderos músculos, pero hay que tener en cuenta que los aspirantes a niño bonito que quieren invertir algunos minutos en el gimnasio y mucho tiempo en las discos y en la playa no solo están perdiendo el tiempo, sino viviendo una realidad que se centra en la fantasía de sus mentes, lo que induce a pérdidas de dinero, de motivación y sobre todo de salud mental.

Comiendo para Crecer

Si quieres crecer, tienes que comer, y esta es la cosa más importante que debeis tener en cuenta porque seguir una dieta baja en carbohidratos no forma parte de un programa nutricional para un crecimiento extremo.

Los carbohidratos son el amigo de un practicante de musculación, porque dan esa energía necesaria para afrontar los entrenamientos hardcore; entonces para ganar peso necesitas comer más calorías de las que quemas y si entrenas como si tu vida dependiera de ellos, se estará quemando un montón de calorías… y más claro no se puede ser.

No estamos hablando de que debeis comer chatarra todo el día, sino de comer 10 a 12 claras de huevo y 2 tazas de avena en el desayuno, y si no te gusta comer a la mañana, es mejor que te diviertas con otro deporte, pero no busques tener un físico genial.

Dos horas más tarde, tendrías que dar al cuerpo un golpe con un batido de proteínas y algo de fruta, o inclusive una papa, preparando el organismo para la hora del almuerzo donde se sumarán más carbohidratos y proteínas; a esta hora las mejores opciones son el pollo, carnes rojas, pavo, atún con arroz, papas, ñames, patatas o pastas hiperproteicas, inclusive una o dos hamburguesas con carnes magras va a funcionar, y siempre acompañados de ensaladas verdes y de muchos colores.

En el pre-entreno se puede probar con un sandwhish de mantequilla de maní y otro con mermelada, más el batido de proteínas favorito; en el post-entreno nunca hay que olvidar a los carbohidratos con el batido porque es el mejor momento para cargar el glucógeno en los músculos, y si aún el cuerpo tiene apetito, porque no deborar un helado.

De noche el queso cottage y una dosis de caseína, alimentan el cuerpo durante las horas que son demasiado importantes para reconstruir y regenerar los tejidos musculares; recuerda cada día, que existen alimentos e ingredientes sanos para sacarle provecho a todo, y que si el apetito aparece, existen snacks cargados de sabor, ricos nutrientes y calidad nutricional para llenar ese cuerpo de acero con energía y poder.

Deja un comentario