Consume más magnesio para equilibrar tus hormonas

Publicado el 24 marzo, 2018 | Health

Si eres una mujer moderna y ocupada, es probable que seas deficiente en magnesio y ni siquiera lo sepas; este mineral multitarea es necesario para que tu cuerpo complete alrededor de 300 respuestas de enzimas, con el considerando que muchas de estas respuestas impactan en tu equilibrio hormonal natural. Según el Proyecto del Genoma Humano, más de 3.500 proteínas también tienen sitios de unión para el magnesio, lo que indica que es un mineral «imprescindible» con un gran impacto en la salud.

La deficiencia de magnesio a corto plazo producen problemas para la mujer, que pueden ir desde espasmos musculares desde calambres en los pies hasta dolor en el pecho (debido a espasmos en el músculo del corazón), dolores de cabeza, fatiga o debilidad, especialmente durante el entreno, ansiedad y nerviosismo, pérdida de apetito o insomnio. Sin contar los problemas de la deficiencia crónica como la aparición de artritis, fibromialgia, osteoporosis, enfermedades inflamatorias, cálculos renales, hipertensión, problemas de memoria o depresión; además de todo esto es un factor de riesgo cardiovascular, pues con niveles muy bajos de magnesio, los riesgos de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares son mayores.

La magia del magnesio

Tu cuerpo almacena alrededor de la mitad de su magnesio en las células de sus tejidos y órganos; el otro 49% se combina con calcio y se almacena en los huesos para mantenerlos fuertes y saludables; esto deja solo una pequeña fracción de alrededor del 1% de magnesio libre en la sangre. Es por ello que los análisis de sangre no son muy útiles para controlar el magnesio porque no muestran los niveles en las células.

El magnesio también funciona de la mano con el calcio; si tomas suplementos de calcio o muchos productos lácteos por sí solos no harán el efecto deseado, pues puede terminar con una reacción en forma de articulaciones dolorosas o aumento de la ansiedad.

Este «supermineral» llamado magnesio ayuda al cuerpo a;

  • Producir energía: lo hace uniéndose a una molécula de energía mediante la adenosina trifosfato (ATP); también es fundamental para que las células quemen energía con eficiencia.
  • Construye huesos, membranas celulares y cromosomas.
  • Convierte comida en combustible.
  • Afloja los músculos.
  • Regula la temperatura del cuerpo.
  • Ayuda a digerir y utilizar proteínas, carbohidratos y grasas.
  • Construye ARN y sintetiza ADN.
  • Filtra las toxinas como mercurio, aluminio y plomo.
  • Produce glutatión, la «madre de antioxidantes»

Dos minerales como el calcio y el potasio son como taxi-iones a través de las membranas celulares, un proceso fundamental para la conducción de impulsos nerviosos, la contracción muscular y los ritmos cardíacos normales. El magnesio es el contra-ion para el calcio y el potasio en sus células musculares; por ello, si los niveles bajan demasiado, las señales nerviosas y las contracciones musculares pueden verse afectadas, lo que puede provocar calambres musculares y arritmias cardíacas.

Por otro lado, el magnesio ayuda a mantener la función celular sincronizada con el día y la noche; investigaciones recientes han descubierto que en las células humanas, las algas y los hongos, los niveles de magnesio en las células aumentan y disminuyen en un ciclo diario. Esto ayuda a mantener los relojes individuales del cuerpo mejor sincronizados con el ritmo circadiano de la noche (oscuridad) y el día (luz).



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

El magnesio y tus hormonas

Cuando tienes suficiente magnesio, ayuda a equilibrar las hormonas de forma natural, beneficiando a;

  • La función de la tiroides: el magnesio ayuda a convertir la hormona tiroidea T4 menos activa a la T3 más activa.
  • El equilibrio de estrógenos: junto con el ácido fólico y el antioxidante glutatión, el magnesio es fundamental para la desintoxicación de Fase II en el hígado. Durante este proceso, los metabolitos de estrógeno se vuelven solubles en agua para que puedan excretarse del cuerpo en la orina o en las heces. Con una cantidad insuficiente de magnesio, tu hígado puede ser menos capaz de completar la fase II de desintoxicación, lo que puede contribuir a la dominancia del estrógeno, lo que causa aumento de peso, retención de líquidos y también contribuir al desarrollo de cánceres de mama y ovarios.
  • La capacidad para reducir la adrenalina y el cortisol: como una hormona calmante, el magnesio ayuda a reducir la sobre-reactividad en el eje hipotalámico-hipofisario-suprarrenal (HPA). ¿El resultado?… puedes experimentar menos ansiedad y permanecerás más tranquila durante el estrés, reduciendo la producción de hormonas del estrés.
  • La sensibilidad a la insulina: el magnesio es tan útil para reducir el azúcar en la sangre que algunos expertos lo llaman «metformina natural» en referencia al medicamento utilizado para estabilizar el azúcar en la sangre en personas con diabetes Tipo 2.
  • Ayuda en la producción de hormonas sexuales esteroides: el magnesio está involucrado en procesos fundamentales que le permiten a tu cuerpo producir estrógeno, progesterona y testosterona.
  • Ayuda para la fabricación de DHEA y la hormona de crecimiento humano: el magnesio ayuda a su producción al promover una mejor calidad del sueño y un inicio del sueño más rápido; el sueño mejorado permitirá que tu cuerpo continúe con el trabajo de producir hormonas y reparar el daño celular.
  • Ayuda a producir serotonina: el magnesio ayuda a convertir un aminoácido llamado triptófano en la hormona estimulante del estado de ánimo, la serotonina. La serotonina también produce melatonina, que es necesaria para un sueño de buena calidad.
¿ Mantienes tus hormonas en equilibrio ?



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *