Cinco maneras naturales de impulsar tu sistema inmunológico

Publicado el 30 agosto, 2018 | Health

Incluso las personas más sanas se enferman de vez en cuando, pero afinando ciertos aspectos de tu rutina de salud, como la dieta y el manejo del estrés, puedes ayudar a fortalecer la defensa de tu sistema inmunológico contra las bacterias, los productos químicos tóxicos y los virus que causan enfermedades como el resfriado común y la gripe. Estamos en verano, pero a poco del otoño, por tanto es algo que debes anotar en tu agenda habitual,  ¿ si ?.

La dieta y tu sistema inmunológico

Seguir una dieta rica en antioxidantes es esencial para apoyar a tu sistema inmunológico; ahora que estamos en temporada debes ir aprovechando las muchas frutas y verduras que poseen los antioxidantes que combaten los radicales libres (subproductos químicos que dañan el ADN y suprimen el sistema inmunitario).

Elegir grasas saludables (como los ácidos grasos omega-3 disponibles en el pescado azul, linaza y aceite de krill) sobre las grasas saturadas (que se encuentran en la carne y productos lácteos) puede ayudarte a aumentar la producción de compuestos que intervienen en la regulación de la inmunidad. Para un impulso adicional de tu sistema inmunológico, intenta agregar ajo (que posee propiedades antibacterianas y contra el virus) y jengibre (un anti-inflamatorio natural) a tus comidas con regularidad.

Beber mucha agua y mantenerte alejado de las bebidas azucaradas, como los refrescos y las bebidas energéticas, también puede ayudarte a evitar las infecciones al enjuagar todo tu sistema y órganos importantes.

El ejercicio y tu sistema inmunológico

Hacer ejercicio con regularidad puede movilizar tus células “T”, un tipo de glóbulo blanco conocido por proteger el cuerpo contra las infecciones. En un estudio de 2006 se demostró que las personas que hacen ejercicio moderado (como caminar a paso ligero) durante un promedio de 30 minutos diarios durante un año tenían aproximadamente la mitad del riesgo de resfríos u otras enfermedades, en comparación con los sedentarios.

Participar regularmente en actividades intensas y vigorosas como correr o entrenar duro, por otro lado, puede debilitar tu función inmune si no la haces con la suplementación correcta de pre o post-entreno o dejas de tomar tus proteínas de diferentes fuentes, por ejemplo.

Los mejores antioxidantes del mundo




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

La reducción del estrés y tu sistema inmunológico

El estrés crónico puede tener un impacto negativo sobre tu sistema inmunológico, según una revisión de 2004 de 293 estudios con un total de 18,941 participantes. La revisión sugiere que, si bien la exposición a corto plazo a los factores estresantes puede acelerar la defensa inmune, el estrés prolongado puede desgastar tu sistema inmunológico y aumentar la vulnerabilidad a las enfermedades.

Para mantener el estrés bajo control, incorporando una práctica relajante como meditación, yoga o respiración profunda en tu rutina diaria es esencial. Hacer actividades orientales como el tai chi, por ejemplo, puede aumentar tu defensa inmune contra algunos virus y fortalecer todos tus sistemas, incluida tu mente que estará más calma en forma frecuente.

El sueño, la higiene y tu sistema inmunológico

Simplemente mantener las manos limpias es una de las mejores maneras de prevenir la aparición de enfermedades, según los expertos en salud. Por tanto, deberías asegurarte de lavarte las manos durante 15 a 20 segundos (usando agua tibia y jabón) antes de preparar alimentos o comer y después de toser, estornudar, ir al baño o tocar las superficies públicas.

Otro hábito saludable vital para prevenir las enfermedades es dormir ocho horas completas cada noche, lo que puede ayudar a regular la función de tu sistema inmunológico.

La suplementación y tu sistema inmunológico

Aunque los científicos aún no han determinado si la vitamina C puede mejorar la inmunidad en forma individual, hay alguna evidencia de que sus compuestos antioxidantes son muy poderosos. Añadir algún que otro extracto de bayas y suplementos específicos como la equinácea , el sauco o el astrálago pueden ayudar.

La Equinacea específicamente ayuda al organismo a desarrollar glóbulos blancos, protegiendo los órganos; además incrementa la vitalidad y la energía, purifica el hígado, riñones y pulmones, siendo unos los mejores extractos herbales para la salud inmunológica.

¿ Potencias tu sistema inmunológico con hábitos saludables ?



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *