Inyecciones que curan lesiones, Parte 1

Publicado el 20 abril, 2017 | Health, Research

Cuando las personas se lesionan, a menudo reciben inyecciones de cortisona; la mayoría de nosotros hemos recibido una en algún momento, pero hemos aprendido a través de los años que no siempre son eficaces, pudiendo conducir a más daño, y por supuesto, duele como el infierno  !!!.

Afortunadamente, ahora tenemos muchas más opciones de inyección disponibles para ayudar a acelerar la curación de las lesiones. En un mundo ideal, podrías ir a tu clínica local para solicitar cualquiera de estos métodos de inyecciones que curan lesiones y tenerlo cubierto por tu plan de seguro de salud, pero por desgracia, no funciona de esa manera; estos son procedimientos que requieren médicos especializados para realizarlos.

La terapia con plasma rica en plaquetas

El PRP consiste en inyectar parte de tu propia sangre después de que se te haya retirado, centrifugándola para aislar las plaquetas, la parte de la sangre que contiene todos los factores de curación. La terapia parece ayudar a reparar músculos, huesos y otros tejidos; pero, parece ayudar a regenerar las fibras de ligamentos y del tendón, que podrían acortar el tiempo del rehabilitación y posiblemente eliminar la necesidad de la cirugía.

El método es crudo y simple, pero altamente efectivo; un ejemplo lo encontramos con un atleta que tenía programado una cirugía del manguito de los rotadores, pero decidió darse el gusto de probar el PRP; después de tres tratamientos, se curó completamente. Otro atleta español que nos contó una historia sufría de epicondilitis medial (codo del golfista), que puede ser una condición debilitante e incluso no le dejaba ni sostener un tenedor; el hecho es que el PRP testado por este atleta en su tendón común de los flexores de ambos brazos, tuvo mucho éxito en pocas semanas, llegando a recuperarse y volver a entrenar en forma normal.

Para prevenir lesiones, recuerda usar suplementos para la salud articular

 



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

La proloterapia

Este método se utiliza para irritar inicialmente y luego estimular la cicatrización de las articulaciones dolorosas y lesionadas, además del tejido conectivo. Algunos se refieren a ella como “reconstrucción del ligamento no quirúrgico”, ya que a menudo se utiliza para abordar la laxitud de los ligamentos (ligamentos débiles o dañados).

¿Qué sucede cuando se irrita un ligamento lesionado que ha estado latente por un tiempo?

  • Comienza a sanar; los ligamentos no tienen un gran suministro de sangre, por lo que llevar cualquier tipo de “atención” a la zona es lo mejor que se puede hacer. Inyectar un irritante, como una solución de dextrosa en un ligamento hará que el cuerpo monte un ataque contra ella, lo que provoca la inflamación, la primera etapa de la curación.
  • Sin inflamación, no se produce reparación o remodelación; en otras palabras, el atleta no se cura; en fin, la proloterapia es el paso previo a la cirugía, entonces vale la pena la irritación.

El ácido hialurónico

Este compuesto es un jugador clave cuando se trata de la salud de las articulaciones; piensa en las células del cuerpo como ladrillos de una casa. El ácido hialurónico mantiene el mortero entre los ladrillos (colágeno) hasta secarse y agrietarse; es básicamente el “pegamento” que mantiene las células juntas y forma parte de los compuestos de inyecciones que curan lesiones.

Todos hemos oído historias en las que el cimiento de una casa era débil y frágil porque el mortero se estaba desmoronando. El mismo tipo de cosas puede suceder en tu cuerpo a medida que envejeces y el tejido comienza a secarse, pero el ácido hialurónico puede ayudar a lubricar y amortiguar las articulaciones y reducir el dolor.

Este material es tan versátil que se utiliza para regenerar los ojos, la piel, el cabello, los labios, y por supuesto, las articulaciones; específicamente trabaja sobre el cartílago que une las articulaciones móviles. El ácido hialurónico atraerá la humedad a la articulación, actuando casi como un oasis en un desierto, ayudando a llenar las grietas en la fundación; por otro lado, se puede tomar el compuesto por vía oral o aplicarlo tópicamente, pero para obtener un mayor impacto de curación de lesiones, es mejor probar una inyección de ácido hialurónico.

SIGUE LEYENDO LA SEGUNDA PARTE

¿ Estás lesionado actualmente ? ¿ Has seguido alguno de estos tratamientos ?
MASmusculo Info
Especialista en investigación científica