Estás en: MM STRONGsite » Health » Beneficios de la avena en la alimentación

Beneficios de la avena en la alimentación

Es un cereal extremadamente versátil que ayuda al tránsito intestinal, controlar el nivel de azucar, combatir el colesterol malo, y reducir la saciedad, entre otros beneficios

Publicado: 02/02/2010

Actualmente, existe evidencia científica sobre el alto poder benéfico de su fibra soluble, que está relacionada a una buena puesta en marcha intestinal, a la disminución en la absorción de colesterol total y el colesterol malo LDL y su mantención en niveles adecuados. Además varias investigaciones prueban que el consumo de avena en diferentes cantidades está asociado al control de la glucemia (azúcar en la sangre), mantención y disminución del colesterol sanguíneo, control de la presión arterial.

La fibra soluble que se encuentra en la avena es llamada ß-glucana, que es la responsable de las ventajas nutricionales proporcionadas por el consumo de la avena, pues retarda el vaciamiento gástrico, lo que tiene como resultado una mayor saciedad. Al entrar en contacto con el agua, las fibras forman geles que vuelven el pastel fecal mayor y más viscoso y, con eso, ocurre una menor absorción de sustancias presentes en este pastel, como glucosa y colesterol, debido a una menor acción de enzimas digestivas.

En relación a su poder hipocolesterolemiante, la acción de la ß-glucana en la disminución del colesterol en la sangre estaría vinculada a la absorción de ácidos biliares. Estos son excretados por las heces, disminuyendo la absorción de colesterol o ácidos grasos de cadena corta producidos por la acción de las fibras presentes en el colon inhibiendo la síntesis de colesterol en el hígado. Entonces, el consumo regular de avena puede estar relacionado con la disminución de la formación de placas de grasas, que causan enfermedades cardiovasculares.

El tipo de avena que posee mayor cantidad de ß-glucanas es el salvado de avena, siguiendo de los copos y harina de avena. Hay también otros alimentos que poseen ß-glucanas, como la soja cocida, frijol blanco cocido, grano de pico cocido, harina de maíz, y trigo.

El consumo recomendado de fibras totales (es decir, solubles e insolubles) es de 20 a 30 gramos por día, lo que comúnmente no es consumida por las personas en general. Pero este objetivo puede ser alcanzado con una alimentación que dé preferencia a los cereales integrales como avena, frutas, verduras, legumbres, leguminosas.

El cereal también ayuda a reducir la ansiedad, aumentar la saciedad, prevenir el agotamiento mental, el insomnio y la detención de vientre. Extremadamente versátil, la avena puede ser usada en el preparado de vitaminas, sopas, papillas, pasteles y panes.

Los productos más conocidos que se pueden encontrar son los Copos de Avena Instantánea

Artículos relacionados:


Tags:


comments powered by Disqus