Las mejores formas de aumentar la vascularización

Publicado el 10 octubre, 2019 | Workout

Tanto si eres un culturista o un atleta fitness y estás casi listo para posar en el escenario o deseas mostrar ese físico alucinante durante alguna escapada o vacación deberías empezar a aprovechar los beneficios de una buen bombeo muscular, incremenando la vascularización. Pero, ¿cómo puedes aumentar la vascularización?.

Ciertamente puedes… a continuación cuatro consejos que te ayudarán en el proceso.

1- Adelgazar y Agregar Masa Muscular

Si aún no estás delgado o no tienes mucha masa muscular, deberías pensar en hacerlo; el exceso de grasa corporal enmascarará cualquier vascularización porque se ubica por encima de tu sistema vascular. Tu objetivo debe ser que tu grasa corporal sea lo más baja posible para maximizar la vascularización, pero los números de un solo dígito para los hombres o menos del 15% para las mujeres es donde notarás que la magia comienza a suceder.

Y para reducir la grasa corporal mientras mantienes los músculos, deberías desarrollar una combinación de déficit de calorías, entrenamiento de fuerza y ??algo de cardio; cuanto más músculos tengas, más tejido vascular podrás estimular. Solo recuerda que a través de la estimulación regular de los músculos mediante el ejercicio, los vasos sanguíneos aumentarán en número y densidad, lo que conducirá a un mejor flujo sanguíneo.

2- Usar suplementos y alimentos que aumentan el óxido nítrico

Deberías pensar en añadir a tu dieta alimentos ricos en nitratos como la espinaca, la remolacha o un suplemento de remolacha o arginina o un promotor de óxido nítrico de última generación; aumentar los niveles de óxido nítrico en la sangre es crucial porque es el catalizador de la vasodilatación, ya que desencadena el aumento inicial del tamaño de los vasos sanguíneos.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Pero, el precursor del óxido nítrico es el nitrato; un tipo de éster orgánico que se encuentra en el suelo, el agua y, por supuesto, en algunos alimentos como la sandía que estimula la vascularización y los bombeos musculares, pues contiene malato de citrulina, otro compuesto completamente natural que aumenta la producción de óxido nítrico.

3- Usar rangos de repetición moderados o altos

Para que los bombeos del músculo esquelético estimulen la vasodilatación, tiene que haber el tipo de estímulo adecuado; si trabajas con mucho peso, es posible que tu sistema nervioso se acumule antes de que hayas tenido tiempo de desencadenar esa potente producción de óxido nítrico, entonces, ir un poco más ligero te permitirá aumentar gradualmente tu flujo sanguíneo sin sucumbir hacia la fatiga.

Solo piensa: cada vez que aprietas o contraes un músculo, estás forzando más sangre durante la fase de relajación, por tanto, más repeticiones equivalen a más flujo sanguíneo.

4- Utilizar dos métodos avanzados

Para perseguir realmente esa megabomba, puedes usar técnicas avanzadas como el entrenamiento de restricción del flujo sanguíneo o el entrenamiento de sobrecarga de estiramiento intermitente. Estos tipos de protocolos manipulan deliberadamente el flujo sanguíneo al aumentar el tiempo de contracción de los músculos (y así forzar más sangre hacia ellos, después de que se relajan) o al afectar la forma en que la sangre viaja y desde el músculo para aumentar el efecto vascular.

  • El método de restricción de flujo sanguíneo usa un manguito o torniquete que se coloca alrededor del músculo para evitar que la sangre salga del músculo durante el entrenamiento con pesas; esto conduce a una hinchazón celular extrema porque esencialmente estás empacando sangre en un músculo y rechazando para que salga.
  • El método de sobrecarga de estiramiento coloca un músculo cargado bajo estiramiento por un período de tiempo para que no pueda entrar oxígeno o sangre en el músculo, y por supuesto, cuando te relajas, obtienes un aumento de sangre y, en consecuencia, una poderosa vascularización.

5- Disminuir la retención de líquidos.

Si retienes mucha agua en las células musculares, nunca obtendrás ese aspecto desgarrado que quieres mostrar, pero para hacer esto deberías estar bastante delgado. En este caso, el uso de técnicas como la manipulación del agua, el enjuague o el secado pueden marcar una gran diferencia en tu vascularización, porque minimizan el contenido de agua en los músculos y debajo de la piel, permitiendo que los vasos sanguíneos se asomen y muestren su bondad vascular.

  • En primer lugar, pasarás unos días bebiendo más agua de lo normal (2-3 litros por día), mientras al mismo tiempo reduces tu consumo de carbohidratos. Tu objetivo es hacer esto para agotar tus niveles de glucógeno y obligar a tus músculos a absorber los carbohidratos que flotan alrededor de tu cuerpo.
  • En segundo lugar, debes activar el «modo de lavado» en los próximos días; si haces esto correctamente, tus músculos deberían comenzar a llenarse y deberías orinar sin parar mientras tu cuerpo trata de deshacerse del exceso de agua.
  • En tercer lugar, de inmediato, reducirás drásticamente tu consumo de agua, pero tu cuerpo todavía está en modo de enjuague, y esto te lleva a deshacerte de más agua de la que tendrías antes de «regar»… llegarás a ser como una fuente, o lo que se llama supercompensación.
¿El resultado?… un físico vascular seco con músculos llenos y estrías visibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *