La intensidad en el entrenamiento

Publicado el 15 octubre, 2009 | Workout

Consejos para aumentar la intensidad en tus entrenamientos

La intensidad es fundamental para hacer que el entrenamiento de resistencia progresiva funcione para ti. Pero que es la intensidad ? Un tipo de intensidad se relaciona a cuanto arduamente tu crees que estás intentando entrenar. Esa es la intensidad de esfuerzo. Otro tipo es la cantidad de estímulo que tu eres capaz de provocar en tus músculos, haciendo con ello que respondan y se desarrollen. Esa es la intensidad de efecto. Es importante comprender la diferencia entre esos dos tipos de intensidad, de lo contrario es probable que sólo continúes intentando mucho (muchas veces a punto de lesionarte) en vez de dominar los tipos de técnicas de intensidad descritas en este grupo de artículos que te ayudarán a producir un progreso de entrenamiento máximo.

Aumentando la intensidad en el entrenamiento

Aumentar la intensidad en el inicio no es tan difícil. Tu aprendes a realizar más ejercicios y también como ejecutarlos correctamente; quedas más fuerte y en mejor condición, y así puede trabajar más arduamente y por más tiempo y someter los músculos a un estrés mayor. Sin embargo, una vez que el cuerpo se acostumbra a ese esfuerzo, es más difícil continuar a escalar la intensidad en el mismo ritmo.

Obviamente, si tu descansas por largos períodos y entrenas muy despacio, entonces te llevará mitad del día para completar el entrenamiento, y la intensidad real de tus esfuerzos será mínima. El tiempo, por lo tanto, es un factor importante en el aumento de la intensidad de entrenamiento. Por la manipulación del tiempo, tu puedes aumentar la intensidad de dos formas básicas:

  • (1) Realizando el mismo volumen de trabajo en menos tiempo; y 
  • (2) Realizando una cantidad mayor de trabajo en el mismo tiempo.

Pero la manera más obvia de aumentar la carga de trabajo es sencillamente entrenar con más peso. Otro método valioso es disminuir los períodos de descanso entre series e intentar realizar dos o tres ejercicios seguidos sin parar. Eso impone una demanda mayor en tu capacidad de resistencia. La resistencia, como la fuerza, es algo que puede ser desarrollado de modo progresivo, un poco de cada vez. También debes trabajar en el ritmo más rápido que pudiere sin descuidar de la técnica. Eso te ayudará a realizar el volumen máximo de trabajo en la menor cantidad de tiempo.

Además de aumentar la intensidad manipulando el tiempo y aumentando el peso, hay algunas técnicas de entrenamiento especiales que pueden ayudar a garantizar su progreso en los Programas de Entrenamiento Avanzado y Entrenamiento para Competición. Todos ellos envuelven métodos de someter los músculos a un estrés extra, poco común o inesperado, forzándolos así a que se adapten al aumento de la demanda de trabajo durante el entrenamiento.

Artículos relacionados

  • Técnicas de Intensidad.
  • Principio de Entrenamiento de Potencia.
  • Principios de Entrenamiento Avanzado.

Deja un comentario