Evita accidentes con tus discos y mancuernas

Publicado el 21 enero, 2020 | Workout

Nada que valga la pena es completamente libre de riesgos y esto incluye hacer ejercicio. Puedes entrenar con buena forma y evitar acrobacias obvias y elevaciones del ego, pero a veces ocurren accidentes con discos y mancuernas.

No todas las lesiones son el resultado del uso excesivo o la tensión, y no todas las lesiones pueden predecirse. Claro, la prevención comienza con el sentido común, pero incluso los atletas y entrenadores experimentados desconocen cómo sus prácticas comunes a menudo los ponen a ellos o a sus clientes en riesgo.

Por eso es fundamental que aprendas cómo ocurren estas lesiones y aumentes tus esfuerzos de prevención. ¿Cómo? Fácil. Solo mira las estadísticas. De hecho, podemos ver las causas más comunes de las visitas a la sala de emergencias relacionadas con el entrenamiento y sobre todo las causadas por pesas libres que encabezan la estadística a nivel mundial.

El problema de trabajar con pesos libres

Vas a levantar mancuernas o discos y volver a colocarlas/os en un estante varias veces por sesión; y, cada vez que lo haces, corres el riesgo de caer uno sobre ti o sobre otra persona. Un documento sobre epidemiología de las lesiones relacionadas con el entrenamiento con pesas de 1990 a 2007 descubrió que el mecanismo de lesiones más común que requería una visita a la sala de emergencias era el relacionado al uso de pesas libres.

El problema es que la mayoría de nosotros no pensamos en subir y bajar mancuernas o discos de los estantes; solo lo hacemos pero es el único «levantamiento» que todo el mundo hace repetidamente en el gimnasio sin prestar mucha atención, a pesar de que podría (y a menudo lo hace) causar lesiones graves. Por supuesto, el simple hecho de estar atento cada vez que mueves mancuernas o discos disminuirá la posibilidad de que una/o caiga una sobre ti.

¿Cómo cargar los discos?

Cuando cargues los discos en la barra para hacer un press de banca o sentadillas, básicamente cada vez que la rejilla o barra esté alrededor de la altura media de la espinilla o más, carga los discos con los bordes hacia adentro. De esta forma, obtienes un agarre seguro con las dos manos cuando los deslizas hacia adentro y hacia afuera, y también mientras los llevas de la rejilla a la barra y viceversa.

Dicho esto, cuando el estante o la barra están bajos (por debajo del nivel medio de la espinilla), carga los discos con los bordes hacia afuera; esto es especialmente útil cuando estás justo encima del piso, como cuando haces peso muerto. De esta manera, puedes cogerlo y poner tus dedos debajo del borde sin tener que deslizar el disco.

¿Cómo deben colocarse los discos?

Si no eres propietario de un gimnasio, es posible que no tengas voz en este apartado, pero la forma en que la mayoría de los gimnasios tienen sus discos instalados no tiene sentido. Los discos de mayor peso son a menudo los que están en las zonas más bajas en un estante, lo que los hace más difíciles de coger que los discos y mancuernas más ligeras, que generalmente están más cerca del nivel del torso.

  • Tiene más sentido colocar los discos o mancuernas más pesadas a nivel del torso.
  • Esto puede ayudar a reducir las posibilidades de que un atleta deje caer un disco más grande sobre sí mismo o que haya mayor facilidad de manipulación.

Dicho esto, algunos bastidores o estantes están diseñados específicamente para los discos más grandes en la parte inferior y eso es algo que no puedes modificar cuando estás trabajando duro en un gimnasio que te es confortable. Entonces, no importa qué tan alto o bajo estén los discos o mancuernas, o qué tipo de discos de tamaño olímpico sean; el hecho es que debes mantener al menos dos dedos de ancho entre el extremo del estante y el último disco en el estante, tanto para un mejor margen de maniobra o un agarre seguro con menor riesgo de lesiones.

  • Una precaución inteligente que debes tomar al colocar y desmontar los discos o mancuernas es colocar los pies con un ancho estimable y fuera de la zona de caída antes de comenzar a maniobrar los pesos dentro y fuera de la barra o estante.
  • En situaciones en las que estás sacando un disco más grande del estante desde una posición baja con una mano, no lo levantes para cogerlo con la otra mano porque esto también aumenta el riesgo de que se caiga…. siempre usa ambas manos para deslizarlo… o llévalo al piso y hazlo descansar en la posición vertical y luego sujétalo con más seguridad con ambas manos antes de levantarlo…
¿Tviste algún accidente en el gimnasio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *