Ajo

Publicado el 21 septiembre, 2009 | Wiki

Más que un alimento, es una especie con numerosos beneficios medicinales

En este artículo será discutido un alimento presente todos los días en nuestras casas, que muchas veces es ignorado. Vamos a descubrir que el ajo no sirve sólo para dar sabor a las comidas y que posee propiedades nutricionales por lo menos tenidas como fantásticas. Este alimento milenario tiene origen asiático, ya que existen relatos confirmando que en la antigua civilización egipcia, el ajo además de servir como alimento, era usado para garantizar una buena voz y coraje. Durante la construcción de las pirámides, los esclavos eran alimentados con ajo. Se creía que con eso, el rendimiento físico era aumentado y que así también era posible conseguir una buena inmunidad contra las epidemias típicas de la época, como cólera, tifus y viruela. 

Importancia del ajo

Los estudios apuntan que ofrece diversos beneficios a la salud derivados del consumo regular del ajo. Eso lo vuelve una especia extremadamente atractiva de ser incluida en el menú diario no solamente por su aroma y sabor, sino también por sus beneficios medicinales. Sus vitaminas son: A, B1, B2, C, P.

Existen diferentes tipos de ajo y casi todos difieren en relación a tamaño, color, forma, sabor, número de dientes por bulbo, acidez y capacidad de almacenamiento. 

  • El bulbo es conocido como la cabeza del ajo, siendo utilizado en la prevención contra gripes y resfriados, poseyendo excelente acción antiinflamatoria. 
  • Ayuda a regular los niveles de triglicerídos y colesterol.
  • Equilibrar la puesta en marcha intestinal.
  • Desintoxicar el organismo.
  • Controlar la presión arterial y glucemia, asma, bronquitis y neumonía. 

El ajo está siendo altamente valorizado en las terapias como agente rejuvenecedor, anticancerígeno y estimulante de la inmunidad. El riesgo de cáncer gástrico es 13 veces menor en individuos que consumen 20g/día de ajo en relación a los que consumen menos que 1g/día. 

Los científicos llegaron a la conclusión de que la gran riqueza del ajo se encuentra en sus componentes. Más de treinta ya habían sido aislados, en especial los derivados de azufre (sulfatados). Entre ellos, el más importante es, sin duda, la alicina (di-propenil tiosulfinato), responsable por la mayoría de las propiedades farmacológicas de la planta. 

En verdad, la alicina, un líquido de coloración amarillenta, sólo aparece de hecho cuando el ajo es masticado o cortado, rompiéndose las células del bulbo. Y es también la alicina la responsable por el fuerte olor característico de la planta. 

Artículos relacionados: vitamina c, complejo b, vitamina p.

Deja un comentario