Una mirada a las vitaminas del Complejo B

Publicado el 9 marzo, 2012 | Research

Un resumen interesante sobre los diversos compuestos y funcionalidades

La vitamina B en realidad es un complejo de ocho vitaminas que son hidrosolubles y poseen importante acción en el metabolismo celular; las consecuencias de la falta de vitaminas del complejo B son generalmente neurológicas, dermatológicas y gastrointestinales quedando más que certificado que son las mayores responsables por el mantenimiento de la salud emocional y mental del ser humano.

Las vitaminas del complejo B también pueden ser útiles en los casos de depresión y ansiedad, ayudan a mantener la salud de los nervios, piel, ojos, cabellos, hígado y boca, así como la tonicidad muscular del aparato gastrointestinal.

Gracias a su actividad facilita el proceso de digestión y absorción de los carbohidratos, de las proteínas y de la grasa; en el estómago las vitaminas del complejo B estimulará la liberación y controlará la acción del jugo gástrico ayudando en la absorción y digestión de los nutrientes; de esta forma se aumentará la eficacia de una dieta cuando la persona es deportista o practicante de actividades físicas.

La Vitamina B1 (Tiamina)

  • La tiamina es importante para producción de ácido clorhídrico y para la formación de la sangre.
  • Tiene una importante función en el metabolismo de los carbohidratos; no hay problema si es ingerida en exceso pues no se acumula en el organismo (es eliminada por las heces).
  • La absorción de esta vitamina es interferida con el consumo elevado de alcohol perjudicando el transporte de la substancia
  • Los síntomas principales de las falta de la tiamina son la fatiga, depresión, anorexia e inestabilidad emocional; pueden aparecer también síntomas gastrointestinales e insuficiencia cardiaca.

La Vitamina B2 (Riboflavina)

  • La riboflavina es fundamental en el proceso metabólico de proteínas, carbohidratos y grasas.
  • Está también envuelta en los procesos de mantenimiento de la integridad cutánea
  • Es necesaria para la producción de anticuerpos, respiración celular y para el crecimiento de forma general.
  • Alivia la fatiga ocular (vista cansada) y es importante en la prevención y tratamiento de las cataratas.

La Vitamina B3 (Niacina)

  • La niacina es necesaria para la circulación adecuada y piel saludable.
  • Ayuda en el funcionamiento del sistema nervioso, en el metabolismo de carbohidratos, lipídos y proteínas y en la producción de ácido clorhídrico para el sistema digestivo.
  • Reduce el colesterol y mejora la circulación sanguínea.

La Vitamina B5 (Ácido Pantoténico)

  • Conocida como la vitamina “antiestrés”, el ácido pantoténico regula la producción de las hormonas suprarrenales y en la formación de anticuerpos.
  • Esta vitamina es necesaria para producir esteroides vitales y cortisona en la glándula suprarrenal y es un elemento esencial de la coenzima A.

La Vitamina B6 (Piridoxina)

  • La piridoxina participa de más funciones orgánicas que cualquier otro nutriente aislado; muchas reacciones del metabolismo son dependientes de la piridoxina.
  • Es importante tanto para la salud física cuánto mental; es una coenzima e interfiere en el metabolismo de las proteínas, grasas y triptofano.
  • Regula la producción de hormonas y es estimulante de las funciones defensivas de las células.
  • Participa en el crecimiento de los jóvenes.

La Vitamina B7 (Biotina)

  • La biotina ayuda en el crecimiento celular, producción de ácidos grasos, metabolismo de carbohidratos, lípidos y proteínas y en la utilización de las vitaminas del complejo B.
  • En cantidades suficientes apoyan a la salud de los cabellos y piel; la biotina puede evitar la caída de cabellos en algunos hombres.

La Vitamina B9 (Ácido Fólico)

  • Considerado un alimento para el cerebro, el ácido fólico es necesario a la producción de energía y formación de las hemácias.

La Vitamina B12 (Cobalamina)

  • La cobalamina es necesaria en la prevención de la anemia.
  • Auxilia en la formación y longevidad de las células.
  • También es necesaria para una buena digestión, absorción de los alimentos, síntesis de proteínas y metabolismo de carbohidratos y lípidos.
  • Previene daños en los nervios.
  • Mantiene la fertilidad promoviendo el crecimiento y desarrollo normal del ser humano.
  • Es esencial para el funcionamiento de la célula principalmente en el tracto gastrointestinal, médula ósea y tejido nervioso.
  • Es necesaria para la formación de ADN y afecta la formación de mielina.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *