Minerales y nutrientes para el rendimiento de la mujer activa

Publicado el 9 enero, 2018 | Research

Ciertos nutrientes esenciales y condicionalmente esenciales realizan funciones relacionadas con el rendimiento del ejercicio aeróbico, sin embargo, el aumento de la ingesta de tales combinaciones de nutrientes en realidad no ha demostrado mejorar dicho rendimiento; las funciones de micronutrientes son necesarias para el ejercicio aeróbico, por lo tanto, el rendimiento aeróbico puede ser apoyado por la ingesta óptima de estos nutrientes, incluidos los minerales traza.

Por ejemplo, el hierro, incluso aparte de su papel en la hemoglobina, afecta las vías metabólicas de la energía aeróbica a través de funciones en enzimas y citocromos; otro rastro mineral, el cobre, es parte de la citocromo c oxidasa, la enzima terminal en el metabolismo de la energía aeróbica, mientras otras enzimas de cobre trabajan contra el estrés oxidativo, lo que contribuye a la fatiga inducida por el ejercicio. Un tercer mineral traza, el zinc, puede afectar el rendimiento del ejercicio aeróbico de varias maneras, tanto mediante acciones antioxidantes indirectas, un papel como cofactor en la anhidrasa carbónica que elimina el dióxido de carbono o, como cofactor en el lactato deshidrogenasa y un activador de enzimas en el metabolismo energético.

Estamos conscientes que el entreno físico puede elevar los requerimientos de hierro, cobre y zinc; esta situación puede no ser solucionada fácilmente por todos los suplementos multivitamínicos ya que muchos usan zinc y óxido de cobre, que no son las mejores formas absorbidas. Un nuevo estudio hecho por americanos y publicado en el Journal of the International Society of Sports Nutrition probó la siguiente hipótesis; el aumento de la ingesta de tres oligoelementos en formas bien absorbidas, más dos nutrientes condicionalmente esenciales mejoran el rendimiento del ejercicio aeróbico en mujeres adultas jóvenes entrenadas recreativamente.

Para probar esto, se debía analizar el resultado principal en una carrera de 3 millas, mientras los resultados secundarios fueron la distancia recorrida en bicicleta estacionaria de 25 min y el número de pasos en una prueba de paso de 90 segundos, ambos hechos poco después de la carrera. Los resultados positivos mostraron que el aumento en la ingesta de minerales traza y/o nutrientes condicionalmente esenciales puede mejorar el rendimiento del ejercicio aeróbico en mujeres activas aeróbicamente, aunque los estudios posteriores pueden definir aún más la combinación mínima de los 5 nutrientes necesarios para producir los efectos, pero hablaremos de esto a continuación.

Si eres una mujer activa, toma minerales para mantener el equilibrio de tu cuerpo




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

De los ensayos a los hechos, aplicación práctica para usar estos nutrientes

El grupo de investigación trabajó con mujeres de 18 y 30 años, sin lesiones que restringían la capacidad de hacer ejercicio aeróbico y sin problemas agudos de salud o condiciones crónicas que afectan el metabolismo energético o el estrés oxidativo (es decir, anemia, diabetes y cáncer). Las chicas fueron entrenadas aeróbicamente y recreativamente, porque no eran atletas competitivas, pero habían estado entrenando con cardio regularmente al menos 120-180 minutos por semana, al menos 6 meses, con 2 días por semana en carreras de 3 millas o más.

Todos estos criterios de inclusión/exclusión se evaluaron en función de las respuestas a las preguntas en un cuestionario de elegibilidad; Las chicas seleccionadas para el estudio fueron instruidas para mantener sus prácticas dietéticas y de ejercicio actuales; al analizar los datos de varios ensayos, los resultados de este estudio demostraron que una combinación de micronutrientes esenciales y condicionalmente esenciales puede mejorar fuertemente el rendimiento del ejercicio aeróbico.

Para otros tipos de personas, la mezcla de micronutrientes que se usa aquí puede o no mostrar la misma eficacia que la observada en el presente estudio, además, no se sabe si los 5 micronutrientes funcionarían para hombres adultos o mujeres más adultas. Lo que muestra el presente estudio es que el rendimiento del ejercicio aeróbico puede responder a algún tipo de aumento de la ingesta de micronutrientes combinados con algunos nutrientes.

  • La sustitución de los glicinatos minerales por complejos minerales más estándar limitó dos de los tres efectos positivos del ejercicio; una de estas sustituciones fue el gluconato de cobre para el glicinato de cobre, pues el primero no ha mostrado efectos importantes en ninguno de los ensayos, mientras el glicinato de cobre ha cambiado los parámetros como las actividades enzimáticas del cobre y las lecturas LDL oxidadas.
  • Por otra parte, el gluconato de zinc también fue sustituido por el glicinato de zinc; el primero ha producido efectos en algunos estudios, pero no en otros. Mientras, en dos estudios, el glicinato de zinc ha demostrado una mejor bioactividad que el gluconato de zinc.
  • En la otra sustitución, se usó sulfato ferroso en lugar de bisglicinato ferroso; el primero se considera una forma estándar de hierro para la suplementación y ha sido eficaz. La forma de glicinato de hierro ha demostrado un rendimiento un poco mejor y puede ser mejor tolerado, pero el sulfato ferroso ha dado en el clavo para incrementar el potencial del hierro en el cuerpo.

Al contrastar los datos, se tomó información de un pequeño estudio no publicado (DiSilvestro, RA), en donde los 3 glicinatos minerales utilizados aumentan las lecturas plasmáticas de la ferritina de la proteína de hierro mejor que una combinación de otras 3 formas de los mismos minerales. Los efectos de este estudio se produjeron en respuesta a una ingesta sostenida de nutrientes en lugar de una ingesta aguda en el pre-entreno, no obstante, la ingesta sostenida no fue tremendamente larga (1 mes).

Este período de tiempo se eligió porque el estado nutricional del cobre, el hierro y el zinc puede cambiar en respuesta a un mes o menos de aumento de la ingesta. De manera similar, la administración de suplementos de carnitina (1 g/día) pudo cambiar las respuestas metabólicas al ejercicio en 1-3 semanas según estudios hechos con roedores y humanos, así como la suplementación de 10 días con fosfatidilserina alteró la respuesta del cortisol al ejercicio, lo cual nos da una conclusión certera que los minerales combinados con estos dos compuestos puede incrementar el rendimiento con eficiencia, por lo menos en chicas activas que desean adquirir ese cuerpo bikini, que se ve fabuloso en las playas.

¿ Piensas en aumentar tu rendimiento con suplementos efectivos ?



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *