Los suplementos vasodilatadores y la tecnología hemobólica

Publicado el 29 febrero, 2012 | Research

Son fundamentales para conseguir un mayor tamaño induciendo al crecimiento, una recuperación más rápida y más bombeos durante las sesiones hardcore

Los suplementos vasodilatadores están haciéndose casi tan populares como el Whey Protein cuando se trata de construcción de masa y definición muscular; este tipo de suplemento es sólo una de las muchas opciones de optimización de masa muscular y desempeño encontradas en el mercado pero antes de comprarlos es importante saber lo que son y lo que realmente hacen en el organismo.

Los vasodilatadores hacen que los vasos sanguíneos se dilaten permitiendo que más oxígeno y nutrientes alcancen las células musculares; algunos ingredientes contenidos en ese tipo de suplemento hacen con que el cuerpo produzca óxido nítrico que cumple al final la funcionalidad citada de este tipo de suplementos.

Los suplementos por sí sólo no aumentan la masa muscular pero promueven ganancias de fuerza que auxilian al entrenar más pesado permitiendo la evolución del practicante de musculación que en general lo consume por 12 semanas con intervalos sin uso de 4 semanas.

Pero la industria de la suplementación alcanza cada día resultados sorprendentes y los sueños se convierten en realidad; los cientificos desarrollaron un poderoso hemodilatador inspirado en el Premio Nobel mediante el aprovechamiento de seis fases llenas de amplificación que genera oleadas de óxido nítrico hasta un increíble 1250% respecto al valor basal; esta tecnología ayuda a construir más músculos así como mantenerlos en un estado anabólico realmente gigantesco.

  • Fase 1: La poderosa Arginina AKG y la Arginina HCL son el “combustible” que alimentan el sistema de generación de Óxido Nítrico para permitir la hemodilatación.    
  • Fase 2: La L-citrulina se convierte en L-arginina en el cuerpo añadiendo más leña al óxido nítrico, generando la «maquinaria».    
  • Fase 3: La tecnología de liberación y distribución extendida prolonga la disponibilidad de combustible de óxido nítrico.    
  • Fase 4: Los actinos regulan las enzimas NOS para producir más N.O., generando las «fábricas».    
  • Fase 5: Las moléculas de N.O. al estar protegidas por ellas mismas pueden mantenerse biológicamente activas durante más tiempo.    
  • Fase 6: Las tecnologías se “unen» para romper las barreras de N.O. con un aumento del 1.250% en óxido nítrico..

La Tecnología Hemobólica

Los “canales” de la tecnología hemobólica de propician el crecimiento de los nutrientes a los receptores de su ADN y esto ayuda a impulsar el crecimiento del nuevo combustible explosivo de replicación de las células musculares; en resumen, la «replicación celular» es igual a la posibilidad de construir un mayor número de células musculares viables.

Los compuestos más avanzados que se usan en el mercado hoy día encienden los genes que «activan» la síntesis de proteínas al mismo tiempo que se enfocan en la integridad del ADN a través del fortalecimiento de sus telómeros.

  • Los telómeros son «tapones» protectores del ADN que sirven para «congelar» la información genética vital, sin embargo los telómeros de protección en sí necesitan protección.
  • Cuando las células se duplican, su ADN se divide para formar una copia y cada “división” sucesiva de ADN acorta los telómeros.
  • Con el tiempo los telómeros se desintegran por completo exponiendo las delicadas fibras de ADN, entonces el propio ADN comienza a «desintegrarse».
  • A medida que el ADN se degrada la información genética vital se va perdiendo para siempre y esta pérdida de la información genética en relación con el rendimiento se conoce como el «envejecimiento» del músculo que es el culpable principal en la atrofia muscular y pérdida de fuerza.
  • Con el tiempo el envejecimiento de los músculos hace que el mantenimiento (y mucho menos las ganancias) de la masa muscular se convierta en un desafío extraordinariamente difícil y frustrante.

La solución a este problema es utilizar compuestos hemobólicos avanzados que captan y protegen a las fibras de ADN fortaleciendo sus telómeros; esto ayuda a mantener más fuerte la replicación celular manteniendo los músculos intactos y viables por más tiempo donde el resultado final es un ambiente óptimo para alimentar el crecimiento muscular eficiente y la protección prolongada de los que se esfuerzan muy duro para ser ganadores.

Deja un comentario