Los minerales y el culturismo

Publicado el 21 mayo, 2010 | Research

Los minerales pueden ser más importantes para los atletas que muchos de los nutrientes que suministran calorías

Muchos culturistas dan poca atención a estos elementos en sus dietas porque no suministran calorías. Esto es un gran error, porque la dieta contiene diversos componentes vitales que hacen más que sólo suministrar energía, como apoyar al tejido muscular, aumentar el crecimiento, etc. En realidad estos micronutrientes, pueden ser más importantes para los culturistas que las calorías que producen los nutrientes precisamente por causa de sus otras funciones fisiológicas.

El objetivo de este artículo es revisar los minerales en la dieta a partir de una perspectiva de musculación. Al final, esas son sólo las pequeñas cosas que todos deben saber y considerar cuanto de importante es un mineral en el culturismo,

Cuestiones importantes

  • Está el mineral directamente envuelto en la acción muscular, síntesis de proteína, o la integridad de la célula muscular ?
  • El resultado del ejercicio produce una necesidad mayor de algún mineral para un atleta ?
  • Los atletas tienen típicamente no óptima ingesta de algún mineral ?
  • Será que la suplementación con minerales mejora el desempeño y crecimiento ?

Con estas preguntas en mente, podemos ahora conocer más sobre los minerales que mejor promueven los aumentos en la fuerza y crecimiento.

Los minerales son esenciales para el desempeño. Sin embargo, un consumo excesivo de uno o todos ellos pueden significar un desastre. Mucho de un mineral puede causar un desequilibrio funcional de otro mineral o causar efectos colaterales negativos sin los beneficios originales.

Demasiado zinc, por ejemplo, puede llevar a problemas a la disminución de los niveles de HDL (el colesterol “bueno”). La línea de fondo es la certidumbre de obtener lo que se necesita y no una megadosis.

Los principales minerales para culturistas

En particular, estos 10 minerales pueden revelarse en especial crítico para los culturistas debido a su estado nutricional para los atletas y sus papeles en el crecimiento, producción de energía y
contracción muscular.

  • Magnesio: El papel del magnesio en la musculación se centra alrededor de la producción de energía y la síntesis proteica. Estudios sobre muchos tipos diferentes de atletas revelaron pérdidas excesivas de magnesio en el sudor. Desgraciadamente, los culturistas probablemente no compensan esas pérdidas en sus dietas. Hacer una lista de alimentos ricos en magnesio o consumir suplementación no está normalmente en el top de prioridad de un culturista.
  • Calcio: Es el mineral más abundante en el organismo. Es el segundo mineral más importante para los culturistas y hay varias razones para confirmar esto; Los culturistas pueden tener dificultad en mantener la necesaria relación de 1:1 de calcio a fósforo. En primer lugar, muchos intentam evitar los productos lácteos (que contiene calcio), debido a un recelo relativamente infundado. En segundo lugar, una típica dieta del culturista es rica en proteínas, lo que significa que también es rica en fósforo y hace  que cantidades excesivas de calcio sean excretada en la orina. Pero es el mineral primario en la contracción muscular y el estrés estructural de una formación de peso exige un auxilio constante de calcio para mantener una densidad ósea elevada.
  • Zinc: Este mineral está envuelto en prácticamente todas las fases de crecimiento. Todavía más crítica para los culturistas, los estudios mostraron que ejercicios de alta intensidad estimula la pérdida excesiva de zinc. Este potencial es una espada de doble filo; la pérdida excesiva combinada con una posible baja ingesta de zinc impide el crecimiento muscular.
  • Cromo: Es la pieza clave del factor de tolerancia a la glucosa, una sustancia que ayuda a la insulina y a sus receptores en los tejidos. En otras palabras, ayuda la insulina hacer su trabajo de transporte de glucosa, aminoácidos y ácidos grasos en la células. El hecho es que el cromo parece ayudar en el metabolismo de la glucosa y, probablemente, ayuda en el metabolismo lipídico, pero todavía no fue claramente establecida que aumente la masa magra muscular.
  • Sodio: Es un electrólito que desempeña un papel vital en la regulación de los fluidos corporales. El nivel de sodio en el cuerpo determina la cantidad de agua el cuerpo mantendrá, y su consumo elevado puede causar hinchazón en los tejidos del cuerpo. La ingesta excesiva de sodio puede causar retención del agua. Pero desempeña un papel importante en el entrenamiento de resistencia, su función en la trasmisión del impulso nervioso y contracción muscular es esencial para los culturistas. La idea es tener una cantidad cierta para mantener el equilibrio.
  • Fósforo: Un mineral que está presente en el organismo en grandes cantidades, el fósforo está directamente vinculado al metabolismo del ejercicio, una vez que produce moléculas de alta energía como la (ATP) y creatina fosfato. Trabaja en conjunto con el calcio, por ello es importante mantener la ingestión de calcio y fósforo cercano a una ración 1:1; un desequilibrio genera un potencial problema de nutrición. La suplementación de fósforo demuestra también disminuir los niveles sanguíneos de ácido láctico durante el ejercicio.
  • Hierro:  Es un constituyente de la hemoglobina y es el responsable por el transporte de oxígeno e indirectamente ayuda en la secuencia de la producción de energía oxidativa. La capacidad de recuperación entre las series está relacionada con la eficiencia del sistema aeróbico. ¿Cuánto más oxígeno se puede suministrar a los músculos para trabajar, más rápidamente los músculos pueden recuperarse a tiempo para otro duro entrenamiento. Además es crítico para las mujeres que pierden hierro en su flujo menstrual todos los meses. Y como las mujeres practicantes que normalmente no consumen mucha carne roja, que es rica en hierro, no pueden fácilmente substituir los stocks de hierro vulnerable, llegan a estar expuestas al riesgo de anemia si no hubiere cuidado con la ingesta de hierro.
  • Sulfato de Vanadio: Copia los efectos de la insulina (insulin like effect) provocando el transporte de la glucosa y de los aminoácidos hacia dentro de la célula en un grado más grande que normalmente ocurriría sin la utilización del mismo. Esto crea un ambiente anabólico perfecto para el crecimiento del músculo que se acaba de entrenar, volviéndolo más denso y voluminoso.
  • Cobre: Es más vital de lo que se pensaba anteriormente, y está incluído en esta lista no a causa de su vinculación en el transporte de oxígeno, así como muchas reacciones enzimáticas que ayudan a la producción de noradrenalina, sino porque se demostró que este mineral ayuda al aumento en la circulación sanguínea durante el ejercicio intenso . Este hecho lleva a la conclusión de que el cobre desempeña un papel directo en el trabajo muscular de alta intensidad como la musculación, y que puede haber condiciones bajo las cuales algunos culturistas ingieren cantidades por debajo de lo ideal, es por ello que también se debe controlar su consumo diario.
  • Potasio: Es un electrólito importante encontrado en el interior de las células musculares y trabaja en estrecha colaboración con el sodio para regular los niveles de agua del cuerpo. Así, el potasio desempeña un papel fundamental para facilitar la potenciales eléctricos en células nerviosas y musculares que resultan de la contracción muscular. El potasio está también vinculado en el almacenamiento de glucógeno (energía muscular de alta intensidad). La falta de potasio en relación al balance de sodio puede llevar a niveles de fluido impropios, deshidratación, calambres musculares y flojera.

Deja un comentario