Las grosellas negras retrasa la fatiga mediante la dopamina

Publicado el 9 agosto, 2019 | Health, Research, Suplementos

Investigadores del Instituto de Investigación de la Nueva Zelanda Plant and Food Research desarrollaron un estudio con grosellas negras y su efecto sobre la actividad deportiva, publicando sus resultados esta semana en el Journal of the International Society of Sports Nutrition.

El estudio cita que las grosellas negras aumentan la dopamina, haciendo que la actividad física sea más agradable; además apunta que un vaso de zumo de grosella negra, tiene un efecto interesante sobre el ejercicio moderadamente intenso de largo plazo (como los que se desarrollan en deportes de resistencia), reduciendo el agotamiento físico y mental. Probablemente esto se deba a que los fenoles en las grosellas negras aumentan la concentración de dopamina en el cerebro.

Las grosellas y el punto de fatiga

En esta investigación, los científicos lograron que 40 sujetos saludables caminaran el mayor tiempo posible; si bien no establecieron límites, detuvieron el ensayo una vez que los sujetos completaron las 2 horas. Una hora antes de que los sujetos comenzaran a caminar, la mitad de ellos habían tomado un placebo y la otra mitad un vaso de zumo de grosella negra neozelandesa.

Se consumieron aproximadamente 5 mg de sustancias fenólicas de grosellas negras por kilogramo de peso corporal; el zumo que bebieron contenía 17 mg de fenoles por mililitro.

Al analizar los resultados observaron que los sujetos que habían tomado el extracto de grosella negra caminaron 11 minutos más y cubrieron más kilómetros que los sujetos en el grupo placebo, pero esas diferencias no fueron estadísticamente significativas. Sin embargo, el estado de ánimo de los sujetos que tomaron el zumo era mejor que los del grupo placebo, pero lo que fue significativo se observó en la sensación de fatiga que aumentó mucho más en el grupo placebo en el mismo tipo de actividad deportiva controlada.

Se concluyó que las grosellas negras hacen que el ejercicio sea más fácil, más divertido y menos agotador.

El mecanismo de acción de las grosellas negras

Las grosellas negras redujo la actividad de la enzima monoamino oxidasa-B en las plaquetas de la sangre de los sujetos del grupo que las tomó;

  • La MAO-B descompone la dopamina.
  • La inhibición de MAO-B puede aumentar la concentración de dopamina en el cerebro.

Esto proporciona evidencia de que el consumo cronometrado de un zumo rico en polifenoles hecho de grosellas negras una hora antes del ejercicio impacta positivamente en los adultos sedentarios, que desean salir de ese estado y muchas veces lo encuentran como limitante debido al agotamiento. Así mismo los estudios clínicos futuros que extrapolen el vínculo entre los compuestos polifenólicos derivados de la grosella negra, la neurotransmisión de monoamina (a través de la inhibición de la actividad de MAO-B) y las respuestas afectivas positivas permitirán determinar la posible acción ergogénica para los atletas, que también dependen del compuesto pare retrasar la fatiga.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *