La Rhodiola rosea y las defensas

Publicado el 23 abril, 2020 | Research, Suplementos

La Rhodiola rosea se ha utilizado como medicina tradicional en Europa, Asia y Rusia durante siglos para potenciar el sistema inmunológico.

Hay más de 20 compuestos presentes en la raíz de Rhodiola rosea, incluidos salidrosida (rodiolosida), rosavinas y p-tirosol, que se considera que tienen actividades terapéuticas importantes.

Las actividades funcionales comúnmente descritas en la literatura incluyen mejora del rendimiento, reducción de la fatiga, alivio de los síntomas de depresión, estimulación del sistema nervioso y prevención del mal de altura.

La Rhodiola rosea para cerrar la ventana

Inmediatamente después del ejercicio de alto estrés, los atletas tienen un descenso en su función inmune: un período durante el cual es más probable que, por ejemplo, se resfríen; este período a veces se denomina ventana abierta

La Rhodiola rosea puede ayudar a cerrar la ventana abierta al aumentar la función inmune en el momento justo, lo que a veces es ignorado por los atletas.

Para probar esta propiedad un grupo de investigadores desarrollaron un estudio sobre esta ventana y lo publicaron en el Exercise immunology review en el 2010.

  • En un estudio, los corredores de maratón tomaron 600 mg/día de Rhodiola rosea durante un mes antes y una semana después de su carrera.
  • Luego, los investigadores tomaron muestras de sangre de los corredores y les introdujeron un virus de gripe.

El resultado fue que en los corredores que habían estado tomando el suplemento, el virus creció y se propagó más lentamente que en los que no lo hicieron.

Este análisis sugiere que las personas que toman suplementos de Rhodiola rosea pueden tener una capa adicional de protección durante la ventana abierta.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Citoquinas e Inflamación

La Rhodiola rosea activa tres importantes genes de respuesta inmune: RIG-I, MDA5 e ISG, en un tipo de glóbulos blancos llamados monocitos.

En un estudio del virus del dengue, este efecto epigenético aumentó las citocinas en las células infectadas; estas citocinas mejoraron la capacidad de las células para eliminar el virus.

Las citoquinas a menudo se etiquetan como los «chicos malos» porque tienen un alto contenido de inflamación crónica y no es lo que deseamos.

  • Durante una infección aguda, el sistema inmunológico necesita el equilibrio adecuado de citoquinas para organizar un ataque exitoso.
  • Esta vía ya puede estar sobre-activada en su cuerpo si sufre inflamación crónica y enfermedades autoinmunes.

Las células T auxiliares son un tipo de glóbulo blanco que activa otras células inmunes mediante la liberación de citosinas; ellas se pueden dividir aún más en células Th1 y Th2.

Las células Th1 son importantes para combatir la infección bacteriana, mientras que las células Th2 inducen reacciones alérgicas y respuestas contra amenazas físicamente más grandes como los parásitos.

En un estudio hecho con roedores, el extracto de Rhodiola rosea aumentó la producción de citocinas Th1 y no pareció afectar las citocinas Th2.

Además de los roedores, con otros animales, también evitó la muerte de las células T y mejoró la tasa de supervivencia general durante la infección.

En general, Rhodiola rosea mejora la respuesta Th1, sin afectar mucho la respuesta Th2 e incluso puede equilibrar el sistema inmunológico y disminuir activamente las citocinas inflamatorias en algunos casos.

Quédate en casa y protege tu sistema inmunológico



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *