Estimulando la producción de Testosterona y HGH con DAA

Publicado el 24 noviembre, 2011 | Research

El ácido D-aspártico sirve como un neurotransmisor especializado en las partes del sistema nervioso que intervienen en la producción hormonal

El ácido-D-aspártico (DAA) no es una enzima esencial, más bien un D-aminoácido que también se consigue introducir al organismo mediante la nutrición y que en el cuerpo se encuentra principalmente en la hipófisis, hipotálamo y en los testículos; el ácido aspártico se combina con los receptores NMDA que son receptores ionotrópicos de glutamato, un neurotransmisor que actúan como componente primario en la plasticidad neuronal y memoria, por ello es importante mantenerlos activos cuando una persona realiza una actividad atlética o sigue un plan de entrenamiento en cualquier deporte.

En el hipotálamo esto inicia la producción de la hormona liberadora de gonadotrofina que después en la hipófisis controla la producción de la hormona luteinizante (LH) y de la hormona folículo estimulante (FSH); estas hormonas transportadas a los testículos excitan la producción de la testosterona; en el hipotálamo la activación del receptor NMDA con la mediación de la somatocrinina (GHRF) también maximiza la producción de la hormona de crecimiento (HGH);

  • La mejor estimulación de los receptores NMDA se puede alcanzar si con el ácido-D-aspártico se activa la parte vinculante de glicina.
  • Además si se añade N-metilglicina según los estudios hace una formulación eficaz y segura según las pruebas de laboratorios donde los participantes lograron incrementar su performance deportiva sin efectos segundarios.

La evidencia sugiere que el ácido-D-aspártico incrementa el cAMP en los testítulcos y el cGMP en la pituitaria; ambos actúan como mensajeros secundarios; en la pituitaria el cGMP influencia a la producción de la hormona luteinizante (LH), es más, se cree que el cGMP estimula la producción de LH extra y es importante porque la hormona viaja desde la hipófisis hasta las células de Leydig de los testículos; y es en éstas células donde se señalizan la producción de testosterona.

El cAMP actúa como un mensajero secundario que incrementa la expresión StAR que es una proteína transportadora que ayuda regular el colesterol y desarrollar la producción de la testosterona en las células de Leydig; en ensayos con humanos el ácido-D-aspártico influye a potenciar más cAMP que condude a un mayor nivel de testosterona.

Artículos relacionados:

 

Deja un comentario