Cerrando la brecha de fibra con mejores ingredientes

Publicado el 19 octubre, 2019 | Health, Research

Los fabricantes y los consumidores se están dando cuenta del papel de la fibra en el mantenimiento del bienestar general, incluida la mejora de la salud digestiva, el apoyo para el control del peso y un refuerzo de la saciedad y la salud inmunológica.

El papel de una nutrición adecuada en la salud y el bienestar general está bien documentado, lo que lleva a más consumidores a buscar productos funcionales de alimentos y bebidas elaborados con ingredientes reconocibles y funcionales que aborden necesidades dietéticas específicas. Los datos científicos citan que al menos el 80% de los consumidores clasifican la vitamina D, la fibra y los granos integrales como los principales nutrientes más saludables que se buscan cuando se compran alimentos.

Las buenas intenciones a menudo quedan en el camino y el caso en cuestión: «la fibra«, que como nutriente tomado por debajo de la ingesta diaria, según la necesidad de cada uno, puede representar un riesgo para la salud, junto a otros nutrientes.

En los Estados Unidos, la ingesta recomendada de fibra dietética es de 14 g / 1,000 kcal; para un adulto promedio, esto significa una ingesta diaria de 25 g para mujeres o 38 g para hombres; sin embargo, la mayoría de la gente solo consumen aproximadamente la mitad de la ingesta recomendada, aunque para los culturistas competitivos esto puede variar.

Esta «brecha de fibra» también se abordó en mayo de 2016 cuando la FDA lanzó su etiqueta actualizada de información nutricional para alimentos y bebidas envasados para reflejar nueva información científica, incluido el vínculo entre la dieta y las enfermedades crónicas como la obesidad y las enfermedades cardíacas. La revisión general fue la primera en 20 años e incluyó la primera definición basada en evidencia de la FDA de «fibra dietética» y un aumento de su valor de referencia diario de 25 g a 28 g; en este escenario, los fabricantes de alimentos deben cumplir con las nuevas reglas de etiquetado a más tardar el 1 de enero de 2022.

La definición (y redefinición) de la fibra dietética

Antes dle 2016, los fabricantes de alimentos y bebidas podían declarar fibras sintéticas o aisladas como fibra dietética en la etiqueta, incluso si no tenían un efecto fisiológico beneficioso para la salud humana. Ahora bien, la definición basada en la evidencia de 2016 permite que las fibras naturales en frutas, verduras y granos enteros se consideren fibras, así como otros siete carbohidratos sintéticos no digeribles (NDC) o fibras sintéticas aisladas (es decir, extraídas de fuentes vegetales)

Fibra soluble glucano, cáscara de psyllium, celulosa, goma guar, pectina, goma de algarrobilla e hidroxipropilmetilcelulosa, que son reconocidos por la comunidad científica por sus beneficios fisiológicos.

En marzo de 2018, la FDA emitió una guía final que explica cómo evalúa si un ingrediente cumple con su definición reguladora de fibra dietética; en un cambio del borrador de la guía de revisión científica, la FDA ahora considera la evidencia de estudios con sujetos que tienen una enfermedad asociada con el efecto fisiológico beneficioso (por ejemplo, reducir los niveles de azúcar en la sangre y/o insulina) al considerar si la investigación respalda un hallazgo que un carbohidrato sintético no digerible puede tener un efecto beneficioso en individuos «sanos» que no están enfermos.

Reducir el aumento en los niveles de azúcar en la sangre o glucosa después de que las personas consuman un alimento o bebida sería un ejemplo de un efecto fisiológico que es beneficioso para la salud humana. La FDA aclaró que para un estudio para evaluar si un carbohidrato sintético no digerible reduce los niveles de glucosa y/o insulina en la sangre, debe agregarse a un alimento o bebida que contenga azúcar o almidón, y no debe reemplazar los azúcares o almidones ya que esos carbohidratos refinados causan el aumento en los niveles de glucosa en sangre, además es importante que se agregue a un alimento o bebida con la misma cantidad de azúcar.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Las nuevas fibras incluyen;

  • Fibras mixtas de la pared celular de las plantas (fibra de manzana, fibra de bambú, fibra de cáscara de algodón, fibra de semilla de algodón, fibra de cáscara de avena, fibra de guisante insoluble, fibra de cáscara de guisante, fibra de guisante soluble, fibra de papa, fibra de salvado de arroz, fibra de soja, azúcar fibra de remolacha, fibra de caña de azúcar y fibra de trigo),
  • Fibras como el arabinoxilano, alginato, inulina y fructanos de tipo inulina, almidón alto en amilosa (almidón resistente 2), galactooligosacárido, polidextrosa y maltodextrina/dextrina resistentes.

La nueva guía permite que estas fibras se cuenten en el cálculo de la fibra total por porción para la declaración en la etiqueta de información nutricional, así como en la etiqueta de información complementaria. En marzo de 2019, la FDA agregó el «RS4 fosforilado reticulado» a la lista existente de carbohidratos no digeribles aislados o sintéticos que la FDA tiene la intención de proponer que se agreguen a la definición de fibra dietética.

La versatilidad de la fibra

Las fibras ofrecen una variedad de beneficios para la salud, que incluyen una mejor salud digestiva, apoyo para el control del peso, una mayor saciedad y beneficios prebióticos para apoyar un intestino sano, lo que subraya la importancia de una ingesta adecuada. Los alimentos enriquecidos con fibra ayudan a cerrar la brecha de fibra, al tiempo que ofrecen un excelente sabor y beneficios metabólicos adicionales.

Afortunadamente, los desarrolladores de productos tienen una gama de ingredientes que no solo aumentan el contenido de fibra, sino que también ayudan a reducir el azúcar, mejorar la sensación en la boca perdida por la reducción de grasa y extender el sabor y la dulzura.

La conciencia general del consumidor sobre los beneficios de la fibra y su relación con la salud digestiva y el bienestar general está creciendo, especialmente las fibras fermentables como los fructanos de tipo inulina. Para finalizar, el vínculo con el desarrollo saludable de microbiomas será uno de los temas más emocionantes para los próximos años en relación a la fibra y en la propia nutrición deportiva, que depende en cierto o gran grado de la fibra dietética.

¿Observas la etiqueta de tus suplementos o alimentos?



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *