La Subestimada era de Phil Heath

Publicado el 11 mayo, 2018 | Noticias

¿Cuántas veces has escuchado que la era de los 90 fue la era más competitiva en la historia del culturismo?.. si sigues la industria del culturismo, esto es algo que escuchas y has escuchado de manera constante. Mientras se defiende esta idea, la gente se apresura a decir nombres como Flex Wheeler, Kevin Levrone, Nasser El Sonbaty, Vince Taylor y Shawn Ray. Más al punto, esta lista de nombres se usa comúnmente para argumentar que Kevin o Flex habrían ganado varios títulos del Mr Olympia si hubieran estado compitiendo en la era moderna.

Lo que claramente implica que en los últimos diez años más o menos, la competición profesional no pudiera ser similar a los de la era de los 90; aunque muy pocos están en desacuerdo con esta idea, creemos que se puede argumentar que la era moderna es tan competitiva como la de los 90, o al menos bastante cercana, o ¿ no ?.

La idea de que un deporte era mejor y/o más competitivo hace veinte años en la era de los 90 es algo que se puede discutir en cualquiera de los deportes. Los fanáticos del baloncesto, en particular los fanáticos de 35 años o más, se irán a la tumba a debatir que los jugadores de los 90 dominarían a los jugadores de hoy. Los grandes atletas del pasado a menudo obtienen más crédito del que merecen debido al hecho de que con el tiempo, cuanto más se discuten y elogian, más grandes y fantásticos se vuelven su legado. Aunque potencialmente muchos podrían estar por debajo del estándar del top-6, sin embargo, sus legados y atractivos se ha inmortalizado a través de los filmes, relatos y debates a nivel global.

La competencia de Phil Heath es y siempre ha sido una broma; al igual que Dorian en la era de los 90, la competencia de Phil ha estado compuesta por algunos de los mejores y más legendarios culturistas de todos los tiempos como Big Ramy, que entró en escena en 2013 cuando Phil intentaba ganar su tercer título del Mr. Olympia; en el instante en que Ramy se convirtió en profesional, dominó a Nueva York y fue una amenaza para cualquiera a nivel profesional, al igual que Flex, Kevin y Shawn en los 90; desde entonces, ha ganado cuatro títulos profesionales más, incluido el NY Pro por segunda vez, además también estuvo en el top-5 del Mr Olympia durante tres años consecutivos, pero el último de los cuales lucho por el cetro con Phil Heath con muchas las opiniones sobre la justicia al momento del juzgamiento entre ambos.

Es seguro decir que para el final de su carrera, Big Ramy habrá construido un currículum a la par con casi cualquier competidor en la era de los 90. Branch Warren puede no haber tenido el físico más bonito o estéticamente agradable de todos los tiempos, pero sin duda es una leyenda auténtica en nuestro deporte; Branch comenzó su carrera demostrando que las innumerables personas que afirmaban que él no tenía la genética para ser un culturista profesional superior estaban completamente equivocados, pues ganó casi diez competiciones profesionales, incluidos dos títulos de Arnold Classic, incluido el top-6 en el Mr Olympia media docena de veces en donde la más impresionante fue su impactante final con Jay Cutler en el 2009.

Dicho todo esto, el logro más impresionante de Branch Warren fue posiblemente la mejor remontada por lesiones en la historia del culturismo, pues se desgarró el tendón de su cuádriceps deslizándose en un estacionamiento mojado seis meses antes del Arnold Classic 2012; esta fue una verdadera hazaña hercúlea de fuerza y ​​voluntad, de la cual rara vez se ve.

Hablando de Jay Cutler, él era bastante bueno también; cuatro veces campeón olímpico, quien de no haber sido por Ronnie Coleman descendiendo a la tierra desde Neptuno, habría sido Mr. Olympia en nueve ocasiones, además Jay también es el único Mr. Olympia en la historia en perder el título y luego recuperarlo, en comparación con los grandes campeones de la era de los 90 y otras eras que intentaron esta misma hazaña y no pudieron hacerlo.

Ahora cuando hablamos de Kai Green también conocido como “Mr. Getting it Done” es uno de los mejores físicos en la historia de la humanidad. ¿Qué más se puede decir sobre The Predator ?…. Kai ha competido en cerca de treinta eventos profesionales y ha levantado su mano en la victoria más de diez veces, además, fue top-4 en el Mr. Olympia en cinco ocasiones distintas, que incluyen cuatro finales como subcampeón, cosa que no encontramos en la era de los 90. Por último, pero no menos importante, tiene tres títulos de Arnold Classic en su haber y mostró un físico en la versión de 2009, que muchos creen que fue uno de los cuerpos más impresionantes jamás mostrado dentro culturismo, en cualquier época; en otras palabras, encaja perfectamente en la misma categoría que Shawn, Flex y Kevin.

¿Qué hay de Dexter Jackson? ¿Es bueno?… Dexter es el clavo proverbial en el ataúd en lo que respecta a la defensa de que la era de Phil Heath es tan competitiva como la de la era de los 90. Algunos dicen que Dexter fue parte de ambas eras, lo cual es un poco tonto, porque comenzó a competir a nivel profesional en 1999, recordando que tuvo su mejor año hasta la fecha en 2008, logrando el segundo puesto en el Mr. Olympia en 2016 y ubicándose entre los mejores los últimos años.

Es difícil hacer un caso realista para él siendo un culturista de la “Era de los 90“; en primer lugar, Dexter es el culturista más ganador de todos los tiempos y lo más probable es que permanezca así por el resto del tiempo, además es también el único líder en número de victorias de Arnold Classic Ohio, otro récord que nunca podrá ser derrotado. Mientras en el Mr. Olympia ha estado en el top-5, con un número asombroso de dieciséis veces, incluido un segundo puesto y, por supuesto, la victoria del Mr. Olimpia en el 2008.

Este caso para la competitividad de la era de Phil Heath se ha hecho sin mencionar nombres como William Bonac, Roelly Winklaar o Shawn Rhoden. Como se puede ver, esta era de Phil Heath ha estado lejos de ser débil, lejos de ser aburrida, y ciertamente lejos de ser no competitiva, por lo menos, los atletas observados anteriormente poseen pedigrí muy similar a los de la muy promocionada era de los años 90. Es fácil dejar que la nostalgia tome el control y sea de la opinión de que Flex Wheeler o Kevin Levrone habrían ganado una docena de títulos de Mr Olympia si hubieran nacido 15 años después.

Todos somos culpables de este punto de vista nostálgico de vez en cuando hablamos de los grandes deportes que disfrutamos. Dicho eso, debemos valorar lo que tenemos disponible para que podamos disfrutar hoy, puesto que el futuro de nuestro amado deporte puede depender de ello.

¿ Piensas que los culturistas del siglo 20 fueron mejores que los del siglo 21 ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *