La Torrija

Publicado el 28 marzo, 2013 | Multimedia

Una de las recetas que forman parte de los postres tradicionales de la península

Este dulce tradicional de cuaresma es deseado por todos, y pocos se pueden resistir a sus sabores en Semana Santa; el mismo consiste en una rebanada de pan (generalmente duro de varios días), empapada en leche que fue rebozada en huevo, frita en una sartén con aceite y aromatizada según los gustos, pero usándose como ingredientes por ejemplo la canela, algún licor y endulzado con miel o azúcar, que según los expertos tiene un origen humilde para evitar caer en la tentación de probar algunas carnes, que en la tradición cristiana es un alimento al que hay que guardar abstinencia durante la cuaresma

Una teoría acerca de su origen es que nacieron a finales del siglo XV en los conventos de Andalucía para aprovechar el pan que sobraba; su gusto y su fácil elaboración hizo que se extendiera rápidamente.

  • Las rebanadas de pan deben ser cortadas de un grosor no superior a 2 cm, se vierten sobre leche caliente que posee azúcar y canela hasta que se remojan suficientemente, posteriormente se rebozan en huevo batido y se vierten en aceite sobre una sartén muy caliente hasta que se dora el pan por ambos lados. 
  • Posteriormente es remojada en vino blanco o dulce, a veces se le añade algún licor como anís y se empapa en un almíbar elaborado con agua y miel.
  • Una curiosidad es el truco inexplicable de añadir un clavo metálico ya que detiene la generación de espuma debido a la fritura del huevo y de la leche.

En la actualidad se elaboran variedades vegetarianas que sustituyen la leche de vaca por leche de soja y los huevos por harinas de garbanzo, soja u otras leguminosas.

Fuente: 20 Minutos

Deja un comentario