Turmérico, el anticatabólico de la cocina

Publicado el 13 noviembre, 2010 | Health

Desde la India a vuestras mesas para obtener una ayuda extra en la dieta del que entrena fuerte diariamente

Para los que practican musculación y están en la búsqueda de una nueva sustancia para experimentar y además natural entonces podemos indicaros que experimenten el turmérico, que generalmente está en la sección herborea o de especias de los supermercados. El turmérico es una especia proveniente de India, hecha a partir de las raíces secas de la planta curcuma larga. Los utilizadores de la medicina tradicional en India usan el turmérico hace siglos por sus propiedades anti-inflamatorias. Es utilizada en personas que tienen problemas respiratorios o problemas con heridas que no sanan.

Un ingrediente importante de la planta es el curcumin o diferuloylmetano y es lo que se vende como agente colorante alimenticio amarillo en las tiendas.

Algunos investigadores creen que el curcumin protege el cerebro. En estudios realizados en animales, el curcumin redujo los daños causados en el cerebro por el cadmio y plomo. Los epidemiologistas tienden a creer que el curcumin protege el cerebro de la enfermedad de Alzheimer, y es por ello que la enfermedad es menos prevalente en India, donde el consumo de turmérico es más elevado que en otras partes del mundo.

El efecto anti-catabólico del turmérico también es causado por el curcumin, de acuerdo con un artículo de revisión desarrollado por investigadores de la Harvard Medical School. El artículo se centra en el uso del curcumin como una forma de medicina contra la degradación muscular como resultado del envenenamiento sanguíneo, que es la especialización de los investigadores. Pero ellos escribieron, “Existen pruebas de que el curcumin puede inhibir la respuesta catabólica en el músculo esquelético durante condiciones catabólicas”.

Ellos se refieren a estudios realizados en animales en que quedaron comprobados los efectos anti-catabólicos del curcumin ante un tejido muscular damnificado. En algunos  estudios, el curcumin también mejoró la recuperación del tejido muscular. Pese a ello, en estudios en que los animales involucrados no podían usar los músculos, el curcumin no inhibió la degradación de la proteína muscular. Por ello, no siempre funcionaba.

Los investigadores sospechan que el curcumin inhibe el catabolismo muscular sobre todo a través del sabotaje del interruptor molecular nuclear factor-kappa-B (NFkB). El NFkB reacciona prácticamente a cualquier cosa que sea mala para la célula; desde radicales libres, luz ultra-violeta y al colesterol LDL oxidado. En estos casos el factor de transcripción se vincula al ADN, y al hacer eso activa toda una serie de mecanismos de destrucción.

En casos de envenenamiento sanguíneo, pero también el cáncer, operaciones fuertes y mala nutrición, el NFkB puede causar muchos daños en el tejido muscular. El curcumin es barato y no es tóxico en grandes cantidades y podría ser una alternativa a las hormonas anabólicas. Es por ello que los investigadores quieren saber más sobre la sustancia.

Uno de los problemas es que el organismo no absorbe el curcumin con facilidad. Los productores están, entonces, trabajando en nano-preparaciones de la sustancia. Una alternativa sería administrar el curcumin en conjunto con el pimiento, Los investigadores escribieron que: “Otro método de aumentar la absorción del curcumin, es añadiendo piperina, encontrado en el pimiento negro, que aumenta la absorción del curcumin en 2000% en humanos”.

El financiamiento del estudio lo hizo la “American National Institutes of Health”.

La cantidad músculo que se desarrolla, depende de los procesos anabólicos y catabólicos. y aumentar los procesos anabólicos en el organismo obtendrá progresos más rápidamente. Reducir los procesos catabólicos provocaría también el mismo efecto.

Artículos relacionados:

Deja un comentario