Dietas

Solo hay tres tipos de dietas, ¿cuál eliges?

Publicado el 16 julio, 2020 | Health

Si eliges entre las dietas incorrectas para ti cuando entrenas duro, simplemente fallarás tanto si quieres definir o simplemente perder peso.

En un plano, debes eliminar un poco de grasa corporal no deseada, pero después de investigar un poco, descubres rápidamente que hay muchas más dietas y «estrategias de alimentación» para elegir de las que jamás hayas imaginado.

Una investigación más profunda te revela que TODOS estos enfoques tienen aficionados entusiastas, así como duros críticos.

Queremos decirte, ¿cómo es que algunas personas «nunca se sintieron tan bien» y siguen una dieta vegana, mientras que otras están entusiasmadas con la dieta carnívora?

Si bien esto puede ser enloquecedor, resulta que todas las dietas exitosas tienen un denominador común: te permiten mantener un déficit el tiempo suficiente para perder la cantidad deseada de grasa.

Dicho de otra manera, varias dietas funcionan de diferentes maneras, pero al final, cuando funcionan, es porque facilitan ese déficit.

Afortunadamente, aunque las dietas son muchas, los mecanismos que utilizan para promover un déficit energético son pocos. De hecho, solo hay tres categorías amplias de enfoques para reducir la ingesta de calorías; la clave es identificar qué estrategia funciona mejor para TI.

¿Cómo saber que dietas seguir?

Esto es en última instancia una cuestión de prueba y error, pero podemos simplificar el proceso, presentándote tres enfoques de dietas diferentes, junto con los pros y los contras únicos de cada uno.

Considera tus objetivos, circunstancias y tipo de personalidades, junto con tus experiencias pasadas con las dietas, e identificarás rápidamente el enfoque que mejor funcione para ti.

  • El primer paso es determinar si realizarás un seguimiento de tu ingesta diaria de calorías (o tus macros, que indirectamente lograrán lo mismo). Si la respuesta es sí, el primer enfoque es para ti.
  • Si decides que el seguimiento no es algo que hará de manera realista, tu próximo paso es decidir cuál de los otros dos enfoques se adapta mejor a tus propósitos.

1) Siguiendo la ingesta de calorías (dietas «flexibles»)

Este es el enfoque más antiguo y, en última instancia, el más efectivo para perder grasa … si estás dispuesto a navegar por sus características más desafiantes, que incluyen el seguimiento de tus calorías, obviamente…

Imagina que comienzas un nuevo negocio, pero decides no realizar un seguimiento de tus ingresos o gastos. PODRÍAS tener éxito si tienes suerte, pero estás dejando mucho al azar.

LOS PROS

El seguimiento de las calorías ofrece el método más confiable para garantizar que tengas un déficit de energía. Cuando tienes control de las entradas, tienes un mejor control sobre las salidas.

  • Ningún alimento está estrictamente prohibido (de ahí el término dieta «flexible»).
  • Al hacer un seguimiento constante de las calorías, te educas mucho más sobre el valor calórico de los alimentos que comes.

LOS CONTRAS

Hay una pequeña curva de aprendizaje involucrada; debes aprender a leer las etiquetas y usar una balanza de alimentos. Y, por supuesto, necesitarás encontrar una manera de registrar todas esas calorías y/o macros, ya sea un diario de alimentos o una aplicación anticuada.

  • Es difícil para las personas que comen con frecuencia.
  • Dado que cualquier alimento se permite con moderación, algunas personas podrían salirse de los rieles si comen alimentos desencadenantes que generan antojos incontrolables y que son nutricionalmente vacíos.

Ahora bien, si el seguimiento de dietas te intimida, o por alguna razón no crees que funcionará para ti, hay dos enfoques más que puedes elegir.

¿Estás haciendo lo suficiente mientras sigues un alimentación equilibrada?

 



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

2) Los sistemas de dietas «inflexibles»

Hay una serie de sistemas de dietas / filosofías disponibles que a menudo conducen a un déficit de calorías al engañarte para que comas menos de lo que lo harías normalmente.

Lo hacen simplemente limitando tus opciones de comida u oportunidades; algunos de los ejemplos más populares incluyen ayuno intermitente, veganismo y keto.

Todos estos enfoques tienen reglas relativamente estrictas.

  • El ayuno intermitente limita la ingesta diaria completa de calorías a un intervalo de tiempo relativamente estrecho (8 horas, por ejemplo). Muchas personas encuentran que consumen menos calorías de esta manera, aunque cuando comen, comen todo lo que quieren de lo que quieran.
  • El veganismo asegura que consumas mucha fibra (lo que te hace estar más satisfecho) y alimentos ricos en nutrientes pero bajos en calorías.
  • La dieta keto requiere que consumas poco o ningún carbohidrato; cuando tus opciones de comida son tan limitadas, muchas personas se encuentran comiendo menos ya que sus opciones de comida son relativamente aburridas y para los que entrenan simplemente podría no funcionar.

LOS PROS

Tener reglas de dietas estrictas hace que el proceso sea más claro, lo que ayuda a las personas a seguir confiando en que están en camino.

  • No es necesario seguir / controlar las calorías.

LOS CONTRAS

La mayoría de estos sistemas basados ​​en reglas son más duros de lo necesario; por ejemplo, algunos alimentos perfectamente saludables y beneficiosos pueden estar fuera de los límites.

  • La mayoría de estos enfoques no pueden mantenerse indefinidamente; o la persona que hace dieta cede a los antojos, o las deficiencias de nutrientes descarrilan su salud.
  • Muchos de estos enfoques son difíciles de cumplir cuando se come fuera de casa o en situaciones sociales.

3) Reduciendo calorías «instintivamente»

El tercer y probablemente menos predecible enfoque de pérdida de grasa a veces se llama «alimentación instintiva», que se da en muchas dietas de atletas, aunque no lo creas.

En lugar de seguir estrictamente tus calorías o comer de acuerdo con un conjunto de reglas prescritas, en su lugar, come por instinto. Puede, por ejemplo, esforzarte por elegir mejores alimentos, reducir los desafíos ambientales para comer de manera productiva y, en general, comer menos de lo que estás acostumbrado.

Seamos realistas: los «instintos» de la mayoría de las personas implican comer muchísimo de los alimentos que saben demasiado bien para perder grasa.

Sin embargo, por «instinto», nos referimos a hacer una estimación honesta de comer la cantidad de comida que facilitará la pérdida de grasa.

Los inconvenientes de este enfoque para las dietas son probablemente más evidentes que sus beneficios, pero echemos un vistazo a ambos:

LOS PROS

  • No estás limitado a calorías ni macros
  • No hay reglas estrictas o alimentos prohibidos.
  • Es fácil ir a restaurantes y ocasiones sociales.
  • Optimizarás tus comportamientos alimenticios y aprenderás a controlar la incomodidad del hambre (si tienes éxito).

LOS CONTRAS

La mayoría de las personas que luchan con el sobrepeso probablemente tienen poca disciplina con respecto al consumo de calorías y pueden requerir un enfoque más estructurado, al menos inicialmente.

Esta es la menos confiable de los tres enfoque; bueno, podría funcionar y, ciertamente lo hace para algunos atletas, pero si no lo hacen, necesitarían de cualquiera de los enfoques citados anteriormente.

El éxito de una dieta adecuada

La mayoría de las personas que hacen dieta en secreto piensan que si pudieran encontrar la dieta mágica, la pérdida de grasa ocurrirá rápida y sin dolor. Si bien este definitivamente no es el caso, es cierto que el proceso puede hacerse mucho más fácil.

Si necesitas inclinarte de manera seria, considera los pros y los contras únicos de los tres enfoques discutidos sobre dietas y selecciona un enfoque que te brinde la mejor oportunidad de éxito, dada tu personalidad y circunstancias únicas.

Una vez que decidas cuál es tu estrategia óptima, pasa a desarrollarlas con conciencia, motivación y responsabilidad.

  • Busca un compañero de entrenamiento y de dieta.
  • Haz que tengas un apoyo familiar mientras bajas de peso
  • Minimiza la fricción en casa o tu trabajo; cocina y hazlo ordenadamente.

Las posibilidades son casi infinitas, pero el objetivo principal es garantizar que tu entorno facilite tus nuevos hábitos tanto como sea posible, evitando el perfeccionismo sin alejarte demasiado de tu zona de confort.

¿Estás icomodo con tu nutrición actualmente?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *