perder grasa

Señales de que no quieres (realmente) perder grasa

Publicado el 16 abril, 2021 | Health

Si no cambias tu mentalidad para transformar tu cuerpo, tampoco lo harás y menos si piensas perder grasa corporal.

Dices que quiere perder grasa, ser más saludable o ser un mejor modelo a seguir para tus hijos, pero ¿reflejan eso tus acciones y actitudes?

Puedes hacer esas cosas sin hacer ejercicio las 24 horas del día, los 7 días de la semana o sin morirte de hambre, pero tienes que desearlo lo suficiente. Bueno, yendo al grano, hay cinco cosas básicas que te impiden perder grasa.

Te niegas a comer verduras

¿Ves lo que queremos decir con lo básico?; un niño podría decirle que las verduras son buenas para ti. La investigación concluye abrumadoramente que son excelentes para perder grasa, sin embargo, necesitamos citar los estudios.

Lo sabías, sin embargo, la mayoría de los adultos son demasiado fríos para las verduras.

  • La idea que puede tener sobre comer verduras es añadir a tus platos una rodaja de tomate y esa rodaja empapada de lechuga iceberg.
  • El punto esencial es que tienes que comer algunas verduras o de lo contrario tu dieta carecerá de volumen debido a la saciedad de alimentos bajos en calorías, micronutrientes y fibra.

Perder grasa de forma sostenible simplemente no sucederá sin comer algunas verduras, como las verdes, los coles, entre otros vegetales, incluidos los fermentados.

No hablas sobre tu dieta e intenciones

Las relaciones saludables implican una comunicación honesta, sin embargo, puedes estar ocultando tus intenciones de perder grasa a tus seres queridos… incluso cuando tu ansiedad se dispara secretamente o estás irritable, no deberías ocultarlo…

No hay nada de malo en salir a comer y divertirse con amigos y familiares mientras haces dieta. Pero perder grasa es, por definición, un sacrificio. Tu cuerpo está sacrificando las calorías que necesitas para mantener tu tamaño actual.

Si eres una persona social, no puedes perder peso mientras disfrutas de cada evento, porque los atracones y las bebidas son mortales, más si se vienen de forma inesperada, ya sea por una relación familiar o romántica.

En algún momento, tienes que decirles a tus seres queridos: «Oye, actualmente estoy tratando de perder grasa”.

Debes tener límites cuando se trata de comida y alcohol… los demás a tu alrededor deben saberlo…

No restes importancia a tus intenciones y esfuerzos… no bromees sobre eso… en fin, tus amigos y familiares empezarán a respetar tus elecciones siempre que te disculpes por adelantado.

Cualquier truco de dieta para eventos sociales solo puede funcionar si se basa en ser intencional con tus amigos y familiares. Esto debería ser de sentido común porque, ya sabes, la gente normal comunica sus intenciones.

Sigues comprando alimentos chatarra

Si bien puedes guardar este tipo de alimentos para el final de la semana como recompensa, comer un poco entre comidas, limitarlos a solo un puñado cada dos días o cualquier otra estrategia, inevitablemente no sirve para perder grasa.

Entonces, ¿por qué no simplemente dejar de comprarlos?

  • Esa fue la única estrategia que funciona y, aunque vivimos en una era en la que se nos dice que debes encontrar la manera de incluir tus alimentos favoritos en su asignación de macronutrientes y calorías, o de lo contrario tu dieta se romperá, crea un trastorno, uno alimentario.
  • Casi todos los influencers nutricionales son tan políticamente correctos hoy en día que no te dirán que deje los alimentos desencadenantes de la obesidad fuera de tu dieta.

Pero si ciertos alimentos indudablemente te hacen comer en exceso, entonces es hora de rebelarte. Así es como realmente podrías mantener un déficit de calorías, por tanto es el momento de entrenar tu cerebro para no ser esclavizado por ese deseo.

Muchas personas tienen un alimento desencadenante; no es un trastorno alimentario; eres un ser humano. Y si estás pensando lógicamente en lugar de emocionalmente, no debes invitar a la tentación a entrar en tu vida… deberías exterminarlo…

Pensar que puedes llevar alimentos chatarra o esos que desencadenan una subida de peso a tu despensa cuando estás a dieta es como un adicto al porno que piensa que estará bien si lo dejan solo con un ordenador portátil conectado a internet sin restricciones.

Te sientes con derecho a perder grasa rápido

Hemos conocido a muchas personas que han seguido ganando grasa a pesar de lo mucho que intentaron perderla. Luego, cuando empezábamos a asesorarlos y comenzaron a perder grasa, sucedió algo desafortunado: “se asustaban porque les estaba tomando demasiado tiempo”.

Comenzarían a hacer un progreso constante, pero se decepcionarían porque no fue más dramático. Perder entre 200 a 500 g por semana e aparentemente demasiado lento, a pesar de que alguna vez fueron parte de la abrumadora estadística de adultos en una trayectoria continua de aumento de peso.

Puede parecer que estás trabajando mucho más duro que los demás, pero todos los demás están experimentando estas transformaciones épicas. Pero no sabes realmente el tiempo y el sacrificio que pone alguien más… incluso si crees que lo sabes…

Además, la industria del fitness está llena de promesas de resultados instantáneos. Si bien el marketing es en parte culpable, no puedes permitir que tus expectativas se conviertan en derechos.

Hacer ejercicio y comer mejor es bueno para ti, perseguir el estado físico y establecer metas también es genial, pero todo lleva tiempo.

Si tienes ansiedad, no estás listo/a para perder grasa. Estarás enfocado/a en las cosas incorrectas y no podrás mantener los hábitos necesarios para que dure.

En fin, deberías esforzarte por hacer que estas dos cosas sean habituales y agradables. Una vez que tengas éxito, la pérdida de grasa será natural… para ello debes tener una mentalidad de hierro

Puede que no sea rápido, pero será sostenible. Y no te decepcionará solo porque no sucedió de la noche a la mañana.

Te niegas a hacer ejercicio para perder grasa

De acuerdo, probablemente no tengas este problema, pero es común entre, bueno, la gente común que nunca llega a perder grasa.

La creencia de que la nutrición es más importante que el ejercicio ha hecho más daño que bien, especialmente cuando la gente le asigna números arbitrarios, como, «la pérdida de peso es 80% dieta y 20% ejercicio».

Se supone que todo el asunto de «la nutrición es más importante que el ejercicio» significa que es más fácil crear un déficit de energía a través de la restricción de alimentos. No significa que el ejercicio sea inútil. No se puede superar el ejercicio con una mala dieta, pero prácticamente se debe hacer ejercicio junto con cualquier dieta.

  • Hacer dieta requiere que restrinjas las calorías por debajo de la cantidad que quema tu cuerpo, lo que también se conoce como déficit de energía.
  • Si no quemas muchas calorías, y la mayoría de la gente no lo hace debido a trabajos de escritorio y baja masa muscular, tu déficit será insosteniblemente bajo.

La vida será miserable, pasarás hambre y serás deficiente en nutrientes clave. En fin, para poder seguir una ingesta de alimentos más sostenible, debes moverte.

Esto significa salir a caminar, poner el pie en el gimnasio dos veces a la semana y pasear con tu novia o tu perro… ¿estás muy ocupado para brindar a tu vida unas 6-7 horas a la semana?.

¿ Sientes que es el momento de cambiar ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *