Relaja tu cuerpo con magnesio y potasio

Publicado el 19 marzo, 2018 | Health, Research

El potasio y el magnesio son los dos minerales más comunes que se encuentran dentro de las células de tu cuerpo; cada uno tiene funciones individuales específicas y juntos ayudan a mantener el equilibrio correcto de electrolitos y el funcionamiento adecuado de los músculos lisos y estriados; eso incluye permitir que tus músculos se relajen correctamente en lugar de sufrir calambres.

Antes de discutir esto, echemos un vistazo a las principales propiedades individuales de estos dos minerales metálicos con respecto a la bioquímica del cuerpo.

Los problemas del desequilibrio mineral

El magnesio es necesario para garantizar el correcto funcionamiento de la bomba de sodio/potasio; este es un tema complejo, y no nos detendremos extensamente aquí, aunque lo básico es que es responsable del movimiento de los iones dentro y fuera de las células. Los iones de sodio y de potasio se mueven en direcciones opuestas a través de la membrana plasmática de la célula, y en este escenario, tres iones de sodio se bombean por cada dos iones de potasio bombeados a la célula.

Esto es de particular importancia para las células nerviosas responsables de transmitir impulsos en respuesta a estímulos específicos. En el caso de una deficiencia de magnesio, esta acción de bombeo se ve afectada y el equilibrio de sodio/potasio dentro y fuera de las células del cuerpo está desequilibrado; esto a su vez afecta la respuesta de las células nerviosas a los estímulos.

Tanto el magnesio como el potasio pueden agotarse mediante el uso de diuréticos; hay varias consecuencias de tal desequilibrio electrolítico, algunas tienen consecuencias potencialmente graves. Muchos pueden causar la muerte si no se tratan, aunque los síntomas generalmente permiten un tratamiento médico apropiado antes de que la condición se vuelva fatal y tal tratamiento frecuentemente involucra la administración de suplementación de magnesio y potasio.

Entre los problemas de desequilibrio encontramos;

  • Una sobrecarga de calcio en ciertas células del corazón que reduce el uso efectivo de oxígeno y ATP, causando una contracción hiperactiva del músculo cardíaco.
  • Espasmos en vasos sanguíneos coronarios.
  • Sobreactividad de las fibras musculares estriadas, que produce calambres en los músculos de la pantorrilla y el muslo, por ejemplo.
  • Calambres y dolor en los músculos lisos de órganos huecos como la vejiga o el útero, que también pueden causar trabajo de parto prematuro.

Varios problemas cardíacos causados ​​por un aumento en el consumo de energía y una sobrecarga de calcio y deficiencia de potasio que conducen a isquemia cardíaca y arritmia que continúan creando una condición médica grave y un peligro para la vida. Por otro lado, el potasio, que puede detener el corazón si se administra en exceso, también puede ser tan dañino si se mantiene en uj una concentración demasiado pequeña.

El magnesio, un elixir para los músculos

Toda la situación crea un ciclo autoperpetuante que se puede quebrar con la suplementación de magnesio y potasio, restableciendo la relación correcta de ambos minerales en la membrana celular, mejorando la función de la bomba de sodio/potasio y reduciendo el exceso de calcio celular reemplazando con magnesio.

Al hablar de relajación, estos dos minerales esenciales juegan un papel importante, porque esa deficiencia de magnesio y calcio causa espasmos y calambres en los músculos lisos y estriados. Siendo uno de los puntos del porqué cuando los atletas de fuerza con antecedentes de espasmos y han entrenado duro (perdiendo minerales por micción y sudoración), son surtidos con suplementación con magnesio y potasio por tres días para lograr la relajación muscular.

Pero no es el único medio por el cual el magnesio se pierde por las células de tu cuerpo y probablemente ni siquiera es el principal. Menos obvio, pero probablemente más importante, la transferencia de magnesio del plasma a los glóbulos rojos (eritrocitos) es directamente proporcional al entrenamiento anaeróbico más intenso y de ahí la necesidad de más magnesio por parte de los atletas que entrenan con pesas.

También se sabe que el magnesio desempeña un papel importante en la secreción y el uso de la insulina por parte del cuerpo. La suplementación con magnesio puede ayudar a los diabéticos a hacer un mejor uso de la insulina, ser más tolerantes a la glucosa y mejorar la fluidez de la membrana de los glóbulos rojos, mientras aumenta los niveles de energía significativamente.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

El potasio, un mineral para la relajación

El potasio es un mineral esencial que ayuda especialmente con el mantenimiento de los nervios y los músculos, además de permitir el equilibrio electrolíticos junto al magnesio. Una deficiencia de potasio puede provocar calambres musculares, espasmos y fatiga; de hecho, beber agua con potasio (citrato de potasio disuelto en agua) antes de un entrenamiento puede eliminar por completo el dolor muscular y los calambres posteriores al entrenamiento según las experiencias y la literatura.

El corazón, que es un órgano muscular, se beneficia enormemente del potasio; por ejemplo, calma un corazón palpitante (un síntoma de deficiencia de potasio) casi inmediatamente después de la administración del mineral en forma de suplementación. Cuando tomas potasio, además de magnesio, notarás que tendrás más fuerza y longevidad durante tus entrenamientos y después de él, relajarte y hasta dormir mejor, porque también facilita el sueño.

¿ Añades minerales a tu suplementación ?



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *