Protege tu próstata y tu relación sentimental

Publicado el 25 mayo, 2019 | Health

Es posible que tengas una edad en la que los pensamientos sobre la salud de su próstata entren en tu mente y eventualmente llamará tu atención de una manera u otra el tema. A los 40 años aproximadamente, muchos hombres dejan de dormir bien toda la noche para ir al baño, pero independientemente de todo, el médico comenzará por agregar una prueba de PSA a tu analítica para que pueda comenzar a monitorearte.

La verdad sobre las pruebas de próstata, es que la prueba de PSA en sí es problemática; un grupo de investigación llegó a la conclusión controversial que para nosotros es meramente informativa; esta conclusión cita que se tiene 120-240 veces más probabilidades de ser diagnosticado erróneamente como cáncer de próstata a partir de una prueba de PSA positiva y 40-80 veces más probabilidades de tener una cirugía o radiación innecesarias para salvar la vida.

Otro estudio concluyó que los daños asociados con la evaluación basada en PSA y las evaluaciones diagnósticas subsiguientes son frecuentes y de gravedad moderada … los daños mayores comunes incluyen el diagnóstico excesivo y el tratamiento excesivo, que incluyen infección, pérdida de sangre que requiere transfusión, neumonía, disfunción eréctil e incontinencia.

Por supuesto, estos falsos positivos, si ocurren, es mucho más probable que ocurran cuando tienes una edad adulta; aun así, sería una buena idea comenzar por lo menos a tomar un poco de cuidado preventivo del órgano cuando aún eres joven. Y para aquellos que ya han alcanzado los 40 años, es imperativo que comiencen a darle un poco de amor a su próstata, y con eso, seguir algunas estrategias dietéticas eficientes; además de consumir algunos suplementos efectivos como al curcumina, el pycnogenol o hasta el té verde, podrías añadir a tu dieta algunos de estos alimentos fabulosos.

Come tomates para tu próstata

Los tomates contienen licopeno, un polifenol poderoso que tiene, como todos los polifenoles, poderosas propiedades antioxidantes, pero el licopeno casi con seguridad tiene otros mecanismos potentes, pero no descubiertos, a través de los cuales reduce el riesgo de cáncer de próstata. Sabemos que el licopeno es más absorbible a través de tomates cocidos y productos de tomate como pastas y salsas y también sabemos que comerlos con un poco de grasa, como el aceite de oliva, ayuda aún más a la absorción.

Come zanahorias para tu próstata

Los epidemiólogos chinos, después de explorar diez estudios, encontraron una sorprendente correlación entre comer zanahorias y la tasa de cáncer de próstata. Descubrieron que cuanto más a menudo los hombres comían zanahorias y cuanto mayor era la cantidad de zanahorias consumidas (hasta cierto punto), menos probabilidades tenían de contraer cáncer de próstata. Incluso llegaron a algunos números definitivos: por cada 10 gramos de zanahorias consumidas cada día, los hombres redujeron su riesgo de desarrollar cáncer de próstata en un 5%. Los investigadores creen que tiene algo que ver con la gran cantidad de carotenoides que combaten el cáncer (incluido el licopeno) que se encuentran en las zanahorias.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Toma zumo de granada para tu próstata

Si bien a la FDA le pareció  un poco atrevido afirmar que el zumo de granada es eficaz en el tratamiento de cáncer de próstata, existen pruebas que demuestran que puede disminuir el aumento de los niveles de PSA en hombres diagnosticados con cáncer de próstata. Además, la granada también puede aumentar la potencia sexual y es un hecho que está demostrado.

Come brócoli para tu próstata

El sulforafano es un compuesto que se encuentra en las verduras crucíferas como el brócoli y se ha demostrado en estudios que inhiben una enzima particular en las células de cáncer de próstata.

¿ Cuidas tu salud reproductiva ?


Fuente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *